Sobre AM
Entretenimiento

02 de octubre de 2021

Mujer visita llorando la tumba de su esposo y encuentra a un bebé recién nacido allí - Historia del día

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

Una mujer se sorprendió cuando descubrió a un bebé recién nacido durante una visita que le hizo a la tumba de su esposo.

Deisy es una viuda de 45 años que perdió a su esposo Miguel en un accidente automovilístico. Desafortunadamente, debido a la condición en la que quedó el hombre, tuvieron que acelerar el entierro.

La viuda lo amaba con todo su ser. Durante los primeros días sintió un gran dolor en su corazón. El séptimo día después del entierro, decidió ir al cementerio para presentar sus respetos y alejarse de todo lo que la rodeaba en su casa, incluso de quienes pensaban que podía atentar contra su salud.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

Daisy sabía que tenían buenas intenciones, pero necesitaba un respiro para lidiar con su pérdida. Las multitudes no merodean por las tumbas, por eso decidió pasar un tiempo allí.

Mientras se acercaba al lugar donde había sido sepultado su marido, escuchó el llanto de un bebé. Después de buscar la fuente y no encontrarla, continuó hasta la tumba marcada de su esposo.

A medida que se acercaba, el llanto se hacía más fuerte, y cuando llegó a su destino, se dio cuenta del porqué. Un bebé había sido dejado sobre la lápida de Miguel junto a una carta que tenía la frase “la mayor herencia”.

Resulta que el difunto había tenido una aventura con una mujer que quedó embarazada y trajo al mundo a ese bebito. Deisy no lo sabía y se sorprendió mucho al conocer la verdad.

Cargando...

Publicidad

Esperó horas hasta que la madre del niño regresara, pero cuando no vino nadie, se llevó al niño a casa y lo llamó David. Pasaron las semanas y Deisy descubrió que también estaba esperando un hijo de su marido.

Cuando su prueba de embarazo dio positivo, lloró amargamente. La pareja había estado tratando de tener un bebé durante años. Sintió que era triste que él falleciera sin saber nunca que lo habían logrado.

Al mismo tiempo, era motivo de regocijo porque significaba que ella tenía algo con lo que recordarlo. Cuando nació el niño, lo llamó Miguel en honor a su difunto esposo y lo crio junto a David.

Cargando...

Publicidad

La viuda todavía estaba desconcertada por la existencia de David, pero eso no le impidió derramar su amor en él tanto como lo hizo con su propio hijo. Ella fue una gran madre.

Cuando los niños cumplieron siete, una extraña tocó la puerta de Deisy. "Hola, soy Clara", dijo cuando la madre de dos abrió la puerta.

"¿Hola, te conozco?", preguntó Daisy.

"No", dijo Clara. "Pero yo sí te conozco".

"¿Estás bien? ¿En qué te puedo ayudar?".

"Soy la madre de ese niño", dijo Clara señalando a David, que había venido a ver quién estaba en la puerta.

Cargando...

Publicidad

Al escuchar eso, Deisy la acompañó al interior para escuchar lo que tenía que decir. No podía haber esperado lo que escuchó. "Me gustaría comenzar diciendo que lo siento mucho", dijo Clara.

"¿Qué quieres decir?", preguntó Deisy.

Cargando...

Publicidad

"Estaba teniendo una aventura con su esposo antes de que él muriera, y eso llevó al nacimiento de David, pero después de que Miguel se enteró de que tendría un bebé, terminó nuestro romance y repentinamente falleció en ese accidente”, confesó Clara con vergüenza.

Deisy estaba atónita por la revelación, pero la hizo ver a David con nuevos ojos; se parecía un poco a su marido y aún más a Clara. No había ninguna duda al respecto; la mujer estaba diciendo la verdad.

"¿Por qué dejaste al niño abandonado?", preguntó Daisy con amargura.

Ella estaba triste por lo que había estado haciendo tu esposo, pero ya estaba muerto y quería evitar faltarle el respeto a su memoria solo por un error. Por eso decidió no echar a Clara de inmediato.

Cargando...

Publicidad

"En verdad tuve que hacerlo porque no tenía medios para mantenerme después de la muerte de Miguel", le dijo Clara. "Sabía que visitarías su tumba con frecuencia en los primeros días después de su muerte, así que yo también lo hice con la esperanza de poder hablar contigo".

"Al final, mis nervios se apoderaron de mí, así que dejé al niño para que lo encontraras y desaparecí. Lo siento, ¿podrás perdonarme alguna vez?".

Cargando...

Publicidad

"No soy a quien necesitas pedir perdón, es a tu hijo", dijo. "Sin embargo, es demasiado joven para comprender la magnitud de lo que le pides, así que tienes que irte. Puedes regresar después de que madure para pedirle perdón".

Clara estaba desconsolada. Echaba de menos a su hijo y la culpa de abandonarlo había sido una gran carga sobre sus hombros durante años. Ahora, cuando estaba tratando de corregir ese error, le decían que regresara más tarde.

Ella no tenía adónde ir y no quería dejar a su hijo. Le rogó a Deisy que le permitiera ganarse el perdón de su niño. Y aunque la mujer se mostró escéptica al principio, estuvo de acuerdo.

Cargando...

Publicidad

Por lo tanto, Clara comenzó a ayudar a Deisy a criar a los niños y vivieron como una familia bajo un mismo techo. La madre biológica de David se quedaba con los niños cuando Deisy iba a trabajar y viceversa.

Esta dinámica se prolongó durante años, y la compañía ayudó a Deisy a olvidar que su esposo la había traicionado. Cuando David tuvo la edad suficiente, lo sentó y le reveló que Clara era su madre biológica.

Clara cerró los ojos cuando Deisy hizo la revelación, temerosa de lo que pudiera suceder. Pero cuando los abrió, David, que era mucho más alto, estaba de pie ante ella.

Cargando...

Publicidad

"Te perdono madre y no te guardo rencor por tus errores pasados", dijo. "En todo caso, me alegro de que haya sucedido porque me dio la oportunidad de conocer a Deisy también. Ambas me criaron y se aseguraron de que nunca me faltara nada, me alegro de tener dos mamás".

A partir de ese día, todos vivieron felices. Con el tiempo, Clara se mudó y empezó su vida de nuevo al lado de su hijo. Ella encontró el amor de nuevo, pero Deisy quedó viuda por el resto de su vida.

¿Qué aprendimos de esta historia?

El perdón es difícil, pero es necesario: Deisy no quería perdonar a Clara por dormir con su marido y le recriminó lo que hizo. Pero cuando ella confesó sus razones, la viuda se vio obligada a olvidar el pasado y seguir adelante. La perdonó, aunque no fue fácil, pero hizo lo correcto.

Cargando...

Publicidad

Siempre hay un lado positivo: A pesar de la tragedia que rodeó el nacimiento de David y Miguel Jr. su existencia fue un rayo de luz para sus madres, especialmente para Deisy, quien se dedicó a cuidar a los hijos de su marido. Los niños ayudaron a sanar su dolor, algo que habría tardado más en suceder si no hubieran nacido.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Cargando...
Cargando...

Publicidad