logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

A un año de la muerte de su nieto, anciana oye voz que dice "Abuelita, déjame entrar" en un cuarto vacío - Historia del día

Vanessa Guzmán
07 nov 2021
01:00
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Edith no podía creer que había escuchado la voz de Jeremías, su nieto de 5 años, quien había muerto en un terrible accidente automovilístico. Inicialmente asumió que estaba alucinando debido a su avanzada edad, pero la realidad era bastante diferente de lo que había pensado.

Publicidad

La mujer mayor vivía sola después de que su hija Mónica y su nieto Jeremías murieran en un suceso de tránsito. La extinta madre crio sola a su hijo tras huir de Nicanor, su abusivo marido. Poco después, solicitó el divorcio.

Sin embargo, Nicanor no estaba dispuesto a renunciar a su hijo y luchó con Mónica por la custodia de Jeremías. Cuando la madre finalmente ganó el juicio y obtuvo la custodia del niño, el progenitor enfureció e intentó secuestrar al pequeño.

Niño intentando abrir puerta de vidrio. | Foto: Shutterstock

Niño intentando abrir puerta de vidrio. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Sin embargo, después de que la policía le advirtió que podría ser encarcelado durante mucho tiempo por tales acciones, comenzó a alejarse de su ex y su hijo. Pero todo cambió después de la muerte de Mónica y Jeremías.

Nicanor volvió a la casa de Edith para encargarse de los preparativos del funeral y cuidar de ella. La anciana inicialmente se mostró escéptica de que él actuara bien, pero cambió de opinión al ver su preocupación y cómo la cuidaba.

“A veces, una pérdida terrible te cambia por completo”, razonó Edith. Sin embargo, a medida que pasaba el tiempo, a Nicanor le resultaba difícil cuidarla de la mujer mayor. Así que finalmente la trasladó a una casa de retiro y la visitaba de vez en cuando.

Publicidad

Una noche, aproximadamente un año después de la muerte de Jeremías, Edith estaba dormida en su habitación cuando escuchó la voz de su nieto. "¡Abuela! Soy yo, Jeremías. ¡Por favor, déjame entrar!"

Edith se despertó de su sueño en estado de shock. “¿Eres realmente tú, Jeremías?”. Se secó la frente empapada de sudor y miró alrededor de la habitación, que estaba casi vacía excepto por ella y una fotografía de Mónica y de su nieto.

“¡Ah! ¡Edith, has envejecido! Finalmente, el paso del tiempo te ha pasado factura”, pensó antes de volverse a dormir.

Sin embargo, cuando cerró los ojos y se quedó dormida por un minuto, volvió a escuchar la voz: "Abuela. ¿Por qué no me dejas entrar? ¡Soy yo, Jeremías! ¿Te has olvidado de mí?".

Publicidad

Esta vez, Edith se levantó de la cama y miró alrededor de la habitación. Ella también fue a la ventana, pero no había nadie afuera.

Lee también: Abuela de 86 años encendió una vela para que su nieto tenga suerte en un examen y perdió todo

Convencida de que todo estaba en su cabeza, tomó una pastilla para dormir y se volvió a acostar. Pero al día siguiente, sucedió de nuevo. "¡Abuela! ¡Déjame entrar!", Jeremías dijo desde la ventana de su habitación.

Anciana frente a espejo. | Foto: Pexels

Anciana frente a espejo. | Foto: Pexels

Publicidad

Cuando Edith finalmente vio a Jeremías fuera de la ventana, no podía creerlo. Ella se quedó paralizada por la incredulidad. "¡Cariño, oh Dios mío! ¡Eres tú! ¿Cómo puedes estar aquí? ¿Qué te pasó exactamente? ¿Y por qué pareces tan frágil?".

"¡Abuela!", dijo el niño entre sollozos. "¡Por favor ayúdame! Papá me amenazó con matarme si te contaba algo. ¡Pero necesito tu ayuda!".

"No te preocupes, cariño. La abuela te ayudará", le aseguró Edith. "Espera un minuto; abriré la puerta. Entra y llamaremos a la policía".

"No, abuela, no tengo suficiente tiempo. Papá me está buscando. Escúchame con atención”, dijo el chico antes de revelar la verdad de lo que ocurría.

Publicidad

“Hay un almacén ubicado a poca distancia de este lugar. Papá me ha mantenido allí. No he comido en días. Papá no siempre viene al almacén, así que tengo que vivir solo. Es aterrador, abuela. ¡Por favor, ven tan pronto como puedas!", dijo el chico y desapareció.

"¡No, Jeremías, ¡espera! ¡Jeremías! Voy a salvarte, cariño", le aseguró Edith. Pero en ese momento, la enfermera Anna irrumpió en su habitación. "Despierte, Sra. Edith. ¿Me está escuchando? ¡Es solo un sueño!".

Edith estaba inconsciente y sudaba profusamente. Cuando se despertó, su cuerpo estaba temblando y sus ojos estaban llenos de lágrimas. "¿Se encuentra bien?", preguntó Anna algo preocupada. "Te desmayaste mientras gritabas el nombre de tu nieto".

Publicidad

"Tengo que ir a algún lado, Anna", dijo Edith mientras se preparaba para irse. "Jeremías necesita mi ayuda. ¡Tengo que irme ahora mismo!".

Niño encerrado. | Foto: Unsplash

Niño encerrado. | Foto: Unsplash

Publicidad

"Por favor, cálmese. Fue una pesadilla. Su nieto murió hace un año".

"¡No, Anna! Tengo la sensación de que Jeremías está vivo y necesita mi ayuda. No puedo mantener la calma hasta que lo averigüe. Dime una cosa, ¿hay un almacén cerca?".

Los ojos de la enfermera se agrandaron. "Bueno, sí. Hay uno. Pero, ¿cómo lo supiste? Nunca antes saliste de este lugar, y el almacén está a pocos kilómetros de distancia. Cerró hace unos años y ahora está a la venta".

"Llama a la policía, Anna", dijo Edith enfáticamente. "¡Nos vamos ahora mismo!".

"Pero señora Edith, ha estado abandonado durante años. Yo no..."

Publicidad

Antes de que Anna pudiera completar su oración, Edith la interrumpió. "Puedes elegir no venir. Pero yo me voy. Dame el teléfono". Le arrebató el teléfono a Anna y marcó el 911.

Los oficiales, como Anna, dudaron cuando se enteraron de las sospechas de Edith sobre el almacén abandonado. Pero cuando la mujer mayor insistió, finalmente cedieron. "Bien, señora", dijo el oficial Anderson. "Estaremos allí, pero no creo que su nieto esté en ese lugar".

"No pueden decir eso sin revisar el lugar, oficial", dijo Edith. "Me estoy preparando para irme ahora mismo. Nos vemos en el sitio", y colgó el teléfono.

El oficial Anderson y su equipo llegaron para encontrar toda el área tal y como la habían imaginado. El lugar estaba en ruinas y no había ni una sola alma a la vista. La puerta del almacén tenía una enorme cerradura oxidada que parecía haber sido limpiada hace años.

Publicidad

"Le dije, señora, que no encontraríamos a nadie aquí", dijo el oficial Anderson. "Llegamos y comprobamos todo. Nos vamos ahora".

Anciana llorando. | Foto: Pexels

Anciana llorando. | Foto: Pexels

Publicidad

"No ha abierto la puerta todavía, oficial", señaló Edith.

"La cerradura parece ser bastante vieja, señora", comentó el oficial Anderson. "Y no creo que un niño se quede allí. Sin embargo, sin eso, la inspección está incompleta. Así que tendremos que mirar adentro".

Cansado de explicarle a Edith, el oficial Anderson y su equipo finalmente rompieron la cerradura. Pero cuando la puerta se abrió con un chirrido, no podían creer lo que veían.

En el interior, el pequeño Jeremías estaba inconsciente, con las manos y los pies atados con cuerdas. El rostro del niño se había puesto pálido y parecía frágil.

Publicidad

El oficial Anderson llevó al niño al hospital y, cuando se despertó, les contó toda la historia de cómo Nicanor lo tenía cautivo. Tras la declaración de Jeremías, la policía localizó al malvado padre y lo arrestó.

Resulta que, antes de su muerte, Mónica había estipulado en su testamento que todos los ingresos de su seguro se transferirían a su hijo cuando cumpliera 18 años. Eso no sería posible hasta que Mónica muriera, por lo que Nicanor planeó todo el accidente.

Pero, lamentablemente, tanto Mónica como Jeremías sobrevivieron. Y eso no era lo que Nicanor quería. Entonces, después de sacar a Jeremías del auto, le prendió fuego con Mónica adentro, y la pobre mujer sufrió una muerte dolorosa.

Publicidad

Después de que casi todo se había quemado por completo, Nicanor colocó otro cuerpo en el automóvil, dando la impresión de que tanto la madre como el hijo habían muerto.

Y para establecer su inocencia, fue a la casa de Edith después del accidente, fingiendo ser un padre triste que vino a arrepentirse de sus pecados.

Patrulla de policía. | Foto: Shutterstock

Patrulla de policía. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Todo le parecía demasiado fácil después de ganarse la confianza de Edith, y sabía que la propiedad que ella tenía a su nombre algún día también sería suya.

Así que había planeado huir del país con Jeremías y regresar más tarde para reclamar el seguro y la propiedad, pero tomó más tiempo de lo que había anticipado debido a problemas de visa.

Una vez que Nicanor fue arrestado, el oficial Anderson visitó el hospital y se disculpó con Edith por no creerle.

Por otro lado, Jeremías, quien inicialmente fue hospitalizado luego del accidente automovilístico y luego estuvo cautivo en el almacén, regresó a casa con su abuela al verificar que su salud estuviera estable.

Publicidad

Lee también: Niña de 6 años les da una lección a sus padres divorciados después de su pelea: "Sean amigos"

Han pasado veinte años desde ese día, y Jeremías ahora está estudiando justicia penal para desarrollar su profesión en el campo legal.

Ambulancia con paramédicos. | Foto: Pexels

Ambulancia con paramédicos. | Foto: Pexels

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

A veces puede sentir que tus seres queridos están en problemas y necesitan ayuda: Edith sabía que su nieto necesitaba ayuda cuando seguía soñando con él.

Cuídate de las personas que te rodean: Nicanor fingió ser amable y cariñoso, pero estaba tramando algo siniestro.

Si te gustó esta historia, compártela con tus amigos. Puedes ayudar a inspirarlos.

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Esposo no tiene permitido ingresar a la habitación de esposa enferma: días después ella oye su voz en la radio - Historia del día

16 de mayo de 2022

Anciano pobre en una subasta gasta sus últimos $60 en vieja caja oxidada que lo convierte en millonario - Historia del día

08 de mayo de 2022

En el Día de la Madre, señora que nunca tuvo hijos se despierta con una voz que dice: "Mamá, abre la puerta" - Historia del día

20 de mayo de 2022

Vendedora echa a pobre anciana de tienda lujosa: policía la lleva de vuelta más tarde - Historia del día

07 de mayo de 2022

Anciana viuda viaja a otra ciudad y ve a trillizos que se parecen a su difunto hijo - Historia del día

13 de abril de 2022

Hombre descubre que su abuela tenía mansión de $1,3 millones pese que vivía en una casucha y que él no es el heredero - Historia del día

05 de mayo de 2022

Niña va de puerta en puerta diciendo que necesita trabajo hasta que un policía sigue su rastro - Historia del día

15 de mayo de 2022

Abuelos echan a adolescente embarazada al frío: años después le piden ayuda - Historia del día

29 de marzo de 2022

Cada día, anciana ve a trillizas solas y descalzas pescando en un estanque y las sigue - Historia del día

20 de abril de 2022

Anciano encuentra a niña en bosque helado y se entera de que es una nieta de la que no sabía nada - Historia del día

19 de abril de 2022

Niño que perdió la fe tras la muerte de sus padres va a iglesia en busca de ayuda por primera vez en años - Historia del día

03 de febrero de 2022

Mujer deja a su hijo al cuidado de la abuela y desaparece: regresa cuando el niño ha crecido - Historia del día

19 de mayo de 2022

Cada Día de la Madre, anciano viudo visita el orfanato: un día ve a niña con el colgante de su difunta esposa - Historia del día

20 de mayo de 2022

Antes de la Pascua, niña le lleva víveres a anciana solitaria y la mujer reconoce su anillo - Historia del día

02 de mayo de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2022 AmoMama Media Limited