"Te he buscado toda mi vida": Hombre gay descubre que tiene una hija cuando ella le envía mensaje

Diego Rivera Diaz
06 dic 2021
11:00
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Un hombre homosexual se llevó la mayor sorpresa de su vida cuando recibió un mensaje en Facebook de una jovencita. La chica le mostró una prueba genética que decía que eran padre e hija.

Publicidad

En años recientes, las pruebas genéticas le han permitido a muchas personas aprender más sobre sus raíces, e incluso reconectarse con sus familias biológicas.

Los resultados de una prueba genética pueden unir las vidas de desconocidos. Eso fue lo que le ocurrió a Wolf Martínez, un hombre estadounidense que vive junto a su esposo, Michael Ouelette, en Nuevo México.

Publicidad

Martinez y Ouellette llevan juntos más de 20 años. En abril de 2020, Martinez revisó su cuenta de Facebook y encontró un mensaje de una joven llamada Alexandra Lovett.

No tenían amigos en común, y él normalmente borraba mensajes y solicitudes de gente que no conocía. Pero esta vez decidió abrir el mensaje y darle un vistazo. Y lo que leyó en su interior lo sacudió profundamente.

La jovencita le había compartido los resultados de una prueba genética. Según el reporte, Martinez y Lovett eran padre e hija. Él no podía creer lo que estaba leyendo.

Publicidad

Inicialmente, Martinez no entendía cómo podía ser esto posible. "Ella me dijo, 'Soy tu hija y te he estado buscando toda mi vida'", explicó el hombre a Love What Matters

Lovett dijo que Martinez conoció a su madre en 1986, y que tuvieron "un amorío de una noche estando ebrios". Su mamá solo se sabía el nombre de pila de Martinez, y nunca volvió a verlo. Se mudó a casa de su madre, y dio a luz a Lovett.

Martinez poco a poco logró recordar esa época de su vida. En aquel entonces tenía 22 años, bebía y a veces consumía drogas. Sin embargo, hoy en día ha estado libre de alcohol y drogas por más de 25 años.

Publicidad

"No tengo recuerdos de este encuentro, pero los detalles cuadran. En realidad nos conocimos en la pista de baile de un club gay. El parecido con la jovencita era ya muy claro", dijo Wolf.

También contó lo impactado que quedó al ver los resultados de la prueba de ADN. Su parentesco con Lovett era aún más cercano que con su propia hermana. Tenía muchas preguntas, por lo que decidió hablar con su hija por videollamada.

Wolf le pidió a su esposo Michael que estuviera a su lado cuando hablase con su hija por primera vez. Alexandra reveló que su apellido, Lovett, significa "pequeño lobo". El nombre de Wolf significa lobo en inglés, y esa coincidencia lo impactó.

Publicidad

Desde esa primera videollamada, Alexandra y Wolf siguieron hablando a través de mensajes y llamadas. Poco a poco se fueron conociendo mejor, y un día, la joven fue a visitar a su padre en Santa Fe.

Conoció a toda la familia de Wolf, incluyendo a su madre, quien siempre había querido ser abuela y no podía creer que por fin tenía una nieta de verdad.

Martinez estaba increíblemente feliz de haberse conectado con la hija que nunca supo que tenía. Y ahora, Lovett no tiene uno, sino dos padres, y pasa mucho tiempo con ellos. ¡Y todo gracias a una prueba de ADN!

Publicidad