logo
Celebración de una boda. | Shutterstock
Fuente: Celebración de una boda. | Shutterstock

Hombre ve a la madre del novio en boda de su hija y reconoce a una mujer de su pasado - Historia del día

Vanessa Guzmán
17 dic 2021
14:30
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Un hombre casado supuestamente fiel se queda atónito cuando reconoce a la madre del novio de su hija el día de su boda.

Publicidad

Laura López era una chica mimada y no se avergonzaba de admitir que era la princesa de su papá. Su padre, Daniel López, había consentido a Laura siempre y los dos tenían una muy buena relación.

Cuando la joven llevó a su prometido a casa para que conociera a sus padres, quedó encantada por lo bien que se llevaron su padre y David. Se convirtieron instantáneamente en mejores amigos, por lo que nunca imaginó que su papá intentaría detener su boda.

Después de la universidad, a Laura le ofrecieron un trabajo lejos de sus padres y de su hogar. La distancia de casi tres mil kilómetros hizo que los viajes de Laura a casa fueran cada vez menos frecuentes.

Publicidad

Cuando anunció sus planes de boda con David, sus padres intentaron persuadirla para que celebrara la ceremonia en su ciudad natal, pero ella se negó.

"David tiene seis hermanos y hermanas, todos casados ​​y con familias", comentó Laura. "Aparte de la abuela, nuestra familia somos solo nosotros tres. Será más fácil para ustedes venir a Santa Cruz y, además, ¡ustedes necesitan unas vacaciones!".

Así que los López habían reservado sus vuelos para llegar temprano en la mañana del día previo a la boda. Tendrían tiempo suficiente para instalarse y encontrarse con la familia de David en la cena de ensayo.

Pero, como dicen, los planes no siempre salen como se desean. Todo fue un desastre, mucho peor de lo que pudieran imaginar. Cuando el avión donde viajaban los López estaba a punto de despegar, un pájaro se estrelló en contra de uno de los motores y el vuelo fue abortado.

Publicidad

Los padres de Laura no solo se perdieron la cena de ensayo, sino que el próximo vuelo que pudieron encontrar aterrizaba en Santa Cruz a solo unos minutos antes de que comenzara la boda.

Daniel, su esposa Katy y su madre Diana estaban muy cansados cuando el avión llegó a su destino. Las dos damas se habían vestido en el estrecho baño de la aeronave e hicieron lo mejor que pudieron con su cabello y el maquillaje.

Lee también: Mujer exige cancelar la boda de su hijo tras reconocer al padre de la novia - Historia del día

En cuanto a Daniel, se echó hacia atrás el cabello y se arregló la corbata. Nada iba a impedir que llevara a su pequeña hasta el altar. Los López subieron a un taxi y Daniel le prometió al conductor una gran propina si podía llevarlos los más rápido posible hasta la iglesia.

Publicidad

Hombre leyendo una tarjeta con una niña. | Foto: Unsplash

El taxi se detuvo con un chirrido frente al templo, justo cuando Laura estaba a punto de comenzar su marcha nupcial sola. Daniel nunca había visto a su hija tan hermosa y tan frágil.

Publicidad

"Mi amor", dijo mientras metía su mano temblorosa en el hueco de su brazo. "¡Démosle al resto de tu maravillosa vida un comienzo espectacular!". Las primeras notas de la marcha nupcial sonaron y padre e hija cruzaron el umbral de la iglesia juntos.

"¡Gracias papá!", susurró Laura. "Tenía tanto miedo de estar aquí sola".

"Cariño, incluso si no lo hubiéramos logrado, nunca estarías sola", dijo Daniel. "David te adora y es un buen hombre".

"Lamento que no pudieras conocer a su familia ayer, papi. ¡Te van a encantar!".

Una joven muy bonita saludó tímidamente a Laura y ella dijo: "Esa es la hermana de David, Beth, y su hija, y el hermano de David, Frank".

Publicidad

La alfombra roja parecía interminable, pero Daniel vio que ahora estaban a solo unos pasos del altar. "¡Oh, mira! ¿Esa señora del sombrero azul claro? ¡Esa es la mamá de David!".

Donald miró a la mujer y el corazón le dio un vuelco. Escuchó su propia voz gritar: "¡Detente! ¡Detén la boda de inmediato!". Entonces pareció como si cada gota de sangre en su cuerpo le hinchara la cabeza hasta estallar y luego se desplomó.

Cuando volvió en sí, su hija y David estaban inclinados sobre él. Laura tenía el velo blanco sobre su rostro y sobre su hombro, vio a la madre de David mirándolo con horror a los ojos.

David lo ayudó a incorporarse. "Daniel", dijo. "Hemos llamado a un médico. La emoción ha sido demasiado para ti..."

Publicidad

Daniel lo apartó. "¡No puedes casarte con mi hija!", gritó. De repente, recordó lo fácil que había sido que le agradara este joven, lo mucho que tenían en común. Su edad, las similitudes, todo sumaba.

Pareja cocinando. | Foto: Unsplash

Publicidad

"¡Cálmate papá!", dijo Laura, tratando de sonreír: "¡Yo soy la que se supone que debe estar nerviosa, no tú!".

"No lo entiendes", dijo Daniel bastante estresado. "No puedes casarte con David, es mi hijo. Pregúntale a ella, pregúntale a Mónica”, expresó el hombre señalando con el dedo acusador a la madre de David. Ella apartó la cara y asintió.

"Él podría ser tuyo, Daniel, pero no puedo estar segura...", susurró Mónica, avergonzada, "Pero fue solo una aventura, y amo a mi esposo, así que no quería pensar en eso..."

Laura comenzó a caminar de un lado a otro y David deslizó un brazo de apoyo alrededor de ella. "¡Cómo pudiste, papá!", gritó amargamente, "¿Qué nos has hecho? ¡Estoy embarazada!".

Publicidad

"Espera, Laura", dijo David con calma. "Mamá no está segura, así que lo mejor es que me haga una prueba de ADN..."

Luego hizo una pausa y frunció el ceño. "Laura, ¡hicimos pruebas de ADN! ¿Recuerdas esas pruebas de ADN de ascendencia que hicimos juntos? ¡Si fueras mi media hermana, habría aparecido en la prueba! Todos mis hermanos y hermanas aparecieron, e incluso algunos primos lejanos".

Laura comenzó a llorar por el alivio y abrazó a David, pero Daniel vio que todos los demás se alejaban de él como si tuviera la peste. Su esposa Katy lo estaba mirando con enojo.

"Laura es seis meses mayor que David, Daniel", comentó su mujer. "¿Me engañaste mientras estaba embarazada de tu hija?".

Publicidad

Daniel bajó la cabeza avergonzado y no respondió. Vio a Mónica ser conducida por su marido, quien también se veía enojado. Después de una breve reunión con el sacerdote, la boda se pospuso hasta el día siguiente, y solo asistieron sus familiares y amigos más cercanos.

Lee también: La madre del novio conoce a su novia y reconoce a la hija que perdió hace 20 años - Historia del día

En cuanto al padre de Laura y la madre de David, estaban demasiado avergonzados para asistir y tenían mucho que explicar a sus cónyuges. Unas pocas horas de placer irresponsable casi arruinaron la vida de sus hijos.

Novia caminando hacia el altar. | Foto: Pexels

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Las malas acciones siempre te perseguirán y saldrán a la luz cuando menos las esperas: Daniel nunca imaginó que alguna vez había tenido una aventura con la madre del prometido de su hija, y que todo saldría a la luz.

Las consecuencias de nuestras decisiones afectan a las personas que nos rodean: No vivimos en una burbuja; nuestras acciones impactan la vida de las personas que nos aman, por lo que siempre debemos pensar dos veces antes de actuar.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad