Shutterstock
Fuente: Shutterstock

La madre del novio conoce a su novia y reconoce a la hija que perdió hace 20 años - Historia del día

Vanessa Guzmán
07 oct 2021
09:40
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

La Sra. Ruíz no podía creerlo. Estaba viendo a la hija que había perdido hace 20 años en la boda de su hijo. Poco sabía ella que revelaría otro secreto que había ocultado durante mucho tiempo.

Publicidad

“Entonces, ¿qué decidieron ustedes dos? ¿Y cuándo podemos tener una reunión adecuada con Sasha?", le preguntó la Sra. Ruíz a su hijo Benjamín.

Sasha y él planeaban casarse en noviembre, pero la madre del novio aún no la había conocido. Habían hablado varias veces y una vez tuvieron una videollamada, pero fue breve.

Celebración de una boda. | Foto: Shutterstock

Publicidad

"Hemos decidido celebrar la boda la semana que viene, mamá. Dado que la salud de la abuela de Sasha se está deteriorando y quiere que su nieta se case pronto, todo está previsto. Mis suegros te llamarán esta semana. Perdón por hacer todo tan rápido".

“No, Benjamín. Está completamente bien. Me alegra que te preocupes tanto por su familia. Después de todo, demuestra que crie bien a mi hijo, ¿verdad?", dijo la Sra. Ruíz sonriendo.

“¡Por ​​supuesto, mamá! ¡Eres la mejor madre! De todos modos, nos quedan algunas compras de bodas por hacer, así que me pondré al día contigo más tarde. Y te enviaré los boletos de avión esta noche, ¿de acuerdo?”.

Publicidad

"Claro cariño. ¡Cuídense y nos vemos pronto!", respondió la Sra. Davis antes de colgar el teléfono.

Benjamín y Sasha se conocieron hace unos años en una conferencia de trabajo y fue amor a primera vista. Él le propuso matrimonio a su novia después de unos meses de romance, y planeaban visitar a los padres de Benjamín este año para contarles sobre su boda.

Sin embargo, la abuela de Sasha se enfermó y todos los planes tuvieron que cambiarse. Esa fue también una de las razones por las que los novios tuvieron que organizar su boda en Santa Fe, donde estaban trabajando, en lugar de en la ciudad natal de Benjamín.

Según el calendario de bodas, el Sr. y la Sra. Ruíz debían llegar a la ciudad donde se llevaría a cabo el gran evento en la mañana del día de la boda. Habían planeado encontrarse con Sasha y Benjamín en el aeropuerto, pero la novia tuvo que resolver unos problemitas de última hora.

Publicidad

Lee también: Mi mamá quedó helada cuando conoció a mi prometido y vio su marca de nacimiento - Historia del día

Por tal motivo, el futuro esposo buscó solo a sus papás. Sin embargo, tan pronto como la Sra. Ruíz llegó al lugar, fue directamente a ver a Sasha.

Mujer frente a una computadora. | Foto: Pexels

Publicidad

Estaba sentada en su habitación, vestida con su traje de novia, con otras tres chicas ayudándola. Sasha notó que su suegra entraba a su habitación a través del espejo y se apresuró a abrazarla. “¡Oh, señora Ruíz! ¡Finalmente, tuvimos la oportunidad de conocernos! ¿Cómo estás?".

La Sra. Ruiz tuvo una sensación extraña cuando Sasha la abrazó. No parecía que la conociera por primera vez. Por un tiempo, siguió mirándola hasta que su nuera la interrumpió, “Sra. Ruiz, ¿estás bien?”.

“Oh, sí, cariño. Estoy bien. Por cierto, debo decir que mi hijo ha elegido a la chica más hermosa para él, ¿no es así?". La Sra. Ruiz miró a las otras chicas en la habitación. Todas le dieron una cálida sonrisa y asintieron con la cabeza.

Publicidad

Sasha se sonrojó un poco. “Gracias, señora Ruíz. Es muy dulce. Por favor tome asiento".

Cuando la madre de Benjamín se sentó, miró de cerca a Sasha y notó que tenía la misma marca de nacimiento en el cuello que su hija Tina, que perdió hace 20 años.

Fue un día sombrío cuando Tina desapareció misteriosamente en un parque de diversiones. Ella estaba con su madre y su hermano en ese momento. La Sra. Ruíz le había pedido a Benjamín que cuidara a su hermanita mientras buscaba algo de comer y al volver no la encontró.

El niño estaba tan preocupado por otros niños que se olvidó por completo de Tina. Lamentablemente, la Sra. Ruíz miró por todo el parque e incluso presentó una denuncia, pero no pasó nada.

Publicidad

Novia. | Foto: Pexels

Ahora mirando a Sasha, la Sra. Ruíz no pudo evitar recordar a Tina. Cuando habló por primera vez con ella en una videollamada, estaba usando anteojos, pero hoy, al verla en persona sin lentes, ¡fue como mirar fijamente a los ojos de Tina!

Publicidad

En este punto, la Sra. Ruíz estaba completamente perpleja. “¿Es ella realmente Tina? Quizás me equivoque. ¿O debería esperar y preguntarle a su madre?”.

La Sra. Ruiz simplemente se sentó confundida, sin saber qué hacer. Sin embargo, Sasha notó rápidamente que parecía un poco preocupada. “¿Está bien? Parece tensa", dijo su nuera.

“Oh no, cariño. Estoy bien", respondió. “Creo que es por el viaje. Por cierto, ¿puedo conocer a tu mamá?”.

"Oh, sí, está en la habitación de al lado con la abuela", respondió Sasha. "¿Quieres que vaya contigo?".

"Oh no, está bien. Te veré pronto, cariño", respondió la Sra. Ruíz mientras se iba.

Publicidad

La madre de Sasha, la Sra. Morillo, estaba sentada junto a su mamá, que se había quedado dormida después de sus medicamentos.

Con su curiosidad rebosante, la Sra. Ruíz llevó a la Sra. Morillo afuera en silencio para hablar sobre Sasha. "Por favor, no me malinterprete, pero ¿Sasha es realmente su hija?", preguntó con curiosidad.

Dos mujeres saludándose. | Foto: Pexels

Publicidad

La Sra. Morillo s parecía aturdida. "¿Por qué me preguntas eso?".

“No sé cómo decirlo, pero Sasha se parece mucho a mi hija Tina. La perdí en un parque hace 20 años, pero puede ser solo un sentimiento, ya sabes... lo siento si te ofendí".

La Sra. Morillo respiró hondo y, en un momento, la Sra. Ruíz vio miedo en sus ojos. Entonces finalmente habló. "No. No se equivoca. Sasha es mi hija adoptiva".

La conmoción se apoderó de la Sra. Ruiz, cuando las lágrimas comenzaron a brotar de sus ojos. Sintió una oleada de alivio y de tristeza al mismo tiempo.

“Siempre quise ser madre, pero no podía concebir. Y el día que mi esposo trajo a Sasha a casa, no pude dejarla ir. Sé que era egoísta, pero no podía dejar que se fuera".

Publicidad

Resulta que el Sr. Morillo, que trabajaba a tiempo parcial en el parque en ese momento, había descubierto a Sasha llorando en un banco.

Estaba saliendo después de su turno cuando notó a la niña envuelta en una toalla rosa. La trajo a casa y había planeado llamar a la policía, pero la Sra. Morillo lo detuvo.

"¿Cómo pudo hacer esto, Sra. Morillo?", la Sra. Ruíz estaba furiosa. “¿Privaste a otra madre de su hijo solo para satisfacerte? ¡No puedo creer esto! ¡Voy a contarle todo a Tina!".

Lee también: Historia del día: mujer rechaza la propuesta de matrimonio de su novio

Publicidad

"¡No, espere, Sra. Ruíz!". La Sra. Morillo comenzó a suplicar. "No le digas nada. Ella me odiará por siempre. Sabes que una madre no puede manejar eso".

La madre de Benjamín le dio una mirada fría. "Ya es demasiado tarde para eso, Sra. Morillo. ¡Tina merece saber la verdad!”.

Pareja comprometida. | Foto: Pexels

Publicidad

A pesar de los ruegos de la Sra. Morillo, la Sra. Ruíz siguió adelante y le contó todo a Sasha. Sasha estaba llorando cuando supo toda la verdad. "¿Es esto cierto, mamá?", preguntó. "Como que..."

"Escucha, Sasha, cariño..." La Sra. Morillo comenzó a hablar, pero Sasha la interrumpió. "¿Benjamín es consciente de esto? ¡¿O también me ocultó la verdad?! ¿Qué está pasando exactamente?"

"Cálmate, cariño", la Sra. Ruíz la abrazó. "Le diremos todo”.

"¡No sé cómo procesar todo esto! Estoy tan confundida”, gritó Sasha incontrolablemente mientras le devolvía el abrazo. "No sé cómo reaccionará Benjamín. ¿Qué debo hacer?".

Publicidad

"Va a estar bien, cariño. No te preocupes", respondió la Sra. Ruíz. "Estoy aquí, ¿de acuerdo?".

La Sra. Ruiz llamó inmediatamente a Benjamín a la habitación de Sasha y le contó todo. Se sorprendió cuando descubrió que eran hermanos. “Mamá, ¿qué diablos está pasando? ¡Eso no tiene ningún sentido!".

"Sí, cariño. Ella lo es, pero...”, dijo la Sra. Ruíz.

“Pero ¿qué, mamá? ¡No puedo casarme con ella! ¡Ella es mi hermana!".

"¡Ustedes no están relacionados por sangre!", dijo la Sra. Ruiz después de una pausa. "Sasha no es tu hermana biológica, Benjamín".

Publicidad

"¿Qué?", exclamó Benjamín sorprendido.

“Sí. La verdad es que eres adoptado. Eres el hijo de un amigo. Tus padres fallecieron en un accidente automovilístico y ninguno de tus parientes accedió a criarte. De hecho, estaban a punto de enviarte a un orfanato, cuando tu papá y yo decidimos adoptarte".

Los ojos de Benjamín se agrandaron. “Pero mamá, ¿por qué nunca me lo dijiste? ¿Por qué lo escondiste durante tanto tiempo?”.

Lugar donde se celebrará una boda. | Foto: Pexels

Publicidad

La Sra. Ruíz comenzó a llorar. "Lo siento, querido, pero tenía miedo de perderte. Tina ya se había ido y no podíamos perderte. Tenía miedo de que nos dejaras si hubieras descubierto que fuiste adoptado".

"¡No mamá! Yo nunca haría eso. Nunca me diste la impresión de que eras mi madre adoptiva. Independientemente de si me diste a luz o no, siempre te amaré”.

"Eso es cierto", agregó Sasha mientras sostenía las manos de su madre entre las suyas. “De hecho, tengo suerte de haber conocido a mi madre biológica y haber sido amada por una madre adoptiva igualmente cariñosa. Sé que es un poco difícil ¡pero olvidemos todo aquí y empecemos de nuevo!”.

Publicidad

Finalmente, después de esa emotiva reunión, Sasha caminó por el pasillo con sus madres, y poco después de la boda, las dos familias se mudaron juntas.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Las relaciones se construyen con amor y cuidado y no necesariamente con vínculos de sangre: La forma en que la Sra. Ruíz amaba a Benjamín y la Sra. Morillo a Tina lo demuestra.

Es importante aprender a perdonar y olvidar: Sasha se molestó inicialmente cuando se enteró de que su madre había mantenido su adopción en secreto durante tanto tiempo, pero finalmente la perdonó.

Publicidad

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos. 

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad