logo
Getty Images - Youtube.com/ABC News
Fuente: Getty Images - Youtube.com/ABC News

Robin Williams era "perseguido por un monstruo invisible" en sus meses finales según su esposa, quien lo perdonó

Mayra Pérez
21 feb 2022
16:20
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

La estrella de “Mrs. Doubtfire”, Robin Williams, hizo reír a millones de personas en todo el mundo durante años. El actor se casó tres veces y tuvo tres hijos.

Publicidad

Después de sus dos matrimonios fallidos, Robin Williams se casó con su alma gemela, Susan Schneider. La pareja estuvo unida hasta su muerte. El actor, que pasó sus últimos siete años con ella, fue mal diagnosticado y se quitó la vida.

Su viuda reveló detalles sobre la relación que compartieron y cómo vivieron la terrible enfermedad. Aquí hay más detalles sobre sus vidas y los desafíos que enfrentaron.

Robin Williams y Susan Schneider en los Creative Arts Emmy Awards 2010 el 21 de agosto en Los Ángeles | Foto: Getty Images

Publicidad

ROBIN Y SU FAMILIA

Williams conoció a su primera esposa, Valerie Velardi, en San Francisco en 1976, se casaron en 1978 y tuvieron un hijo, Zachary 'Zak' Pym. Su matrimonio duró diez años.

En 1989 se casó con su segunda esposa, Marsha Garces, quien fue la niñera de su hijo mientras estuvo casado con Valerie. Tuvieron dos hijos: Zelda y Cody antes de divorciarse en 2008.

En 2011, Williams se casó con su tercera esposa, Susan Schneider, una artista profesional, y permanecieron casados ​​y sin hijos hasta que él murió en 2014.

Williams siempre tuvo una relación cercana con sus hijos. Tras su partida, sus exesposas coincidieron en que tenía una personalidad amable, cariñosa, generosa, brillante y divertida.

Publicidad

ÚLTIMA ESPOSA

Williams y Schneider se conocieron en una tienda local de Apple a fines de 2007. Ella creía haberlo reconocido, aunque tenía sus dudas, y cuando salía de la tienda, él le sonrió.

Ella se acercó a tener una conversación con él. Al ver que intentaba esconder su identidad, ella le preguntó cómo le estaba yendo, y él dijo que no tan bien como había esperado.

Robin Williams y Susan Schneider en The Comedy Awards 2012 en Hammerstein Ballroom el 28 de abril en Nueva York | Foto: Getty Images

Publicidad

Cuatro años después, se casaron. El reverendo Peader Dalton, quien ofició la ceremonia de su boda, reveló que estuvieron muy involucrados en la ceremonia, y que parecían estar felices y enamorados.

La pareja, a la que el reverendo describió como almas gemelas, escribió sus votos y los pronunció ante sus 120 familiares, vecinos y amigos en el resort de lujo Meadowood en Napa Valley.

Después de la muerte de Williams, Schneider dijo que no solo había perdido a su esposo sino también a su mejor amigo.

“Durante 7 años juntos, pudimos contarnos nuestras mayores esperanzas y temores sin ningún juicio, solo seguridad. Como nos decíamos a menudo, éramos el ancla y la fuerza del otro”, dijo Susan, según recoge Neurology.

Publicidad

Y

agregó

: “Aquel elixir mágico de sentirse a la vez inspirados y con los pies en tierra a causa de la presencia del otro”.

Ella dijo que una de sus cosas favoritas que compartían como pareja era conversar de cómo habían sido sus días. Hablaban de sus alegrías y triunfos, miedos, inseguridades y preocupaciones.

Robin Williams, su hija Zelda, su esposa Marcia, su hijo Cody y su hijo Zac en el Tribeca Performing Arts Center en Nueva York | Foto: Getty Images

Publicidad

DETERIORO PROGRESIVO

Debido a que se tenían el uno al otro, cualquier obstáculo que la vida les pusiera individualmente o como pareja se volvía superable. Su base de amistad y amor se convirtió en su armadura a medida que la salud del actor se deterioraba.

Ella hubiese deseado que él hubiera sabido contra qué estaba luchando. Su medicación antipsicótica para la ansiedad parecía mejorar las cosas en algunos aspectos, pero empeorarlas mucho en otros.

Williams estaba devastado porque había comenzado a perder la memoria y no podía controlar su ansiedad. Además, tenía inseguridades sobre sí mismo y las interacciones con los demás, y Susan no podía convencerlo de que sus temores eran infundados.

Publicidad

Ella era incapaz de ayudarlo a ver su brillantez y, por primera vez, su razonamiento no tuvo efecto para ayudar a su esposo a encontrar la luz a través de los túneles de su miedo.

Su corazón y esperanza se hicieron añicos temporalmente. A pesar de su deterioro, aún pudieron encontrar felicidad y alegría en los últimos meses. Hallaron tiempo para disfrutar juntos de las cosas simples que amaban.

Después de la muerte de Robin, Schneider dijo que el tiempo nunca había funcionado igual para ella, ya que su búsqueda de significado se había replicado en casi todos los aspectos de su mundo, incluidos los más mundanos.

Robin Williams y Susan Schneider en The Opening Night After Party de "Bengal Tiger at the Baghdad Zoo" el 31 de marzo de 2011 en Nueva York | Foto: Getty Images

Publicidad

LUCHANDO CONTRA EL 'MONSTRUO'

Poco antes de su muerte, el legendario comediante fue diagnosticado erróneamente con la enfermedad de Parkinson. También había luchado con una profunda depresión y ansiedad a pesar de que tenía un historial de depresión inactiva durante seis años.

Lee también: El conmovedor consejo de Robin Williams para las personas que conviven con la depresión

Su diagnóstico lo había hecho sentir “muy incómodo y frustrado”, según cita Insider. Después de su muerte, hubo especulaciones sobre su depresión, y la gente insinuó que había sucumbido a viejas adicciones.

Publicidad

Su esposa fue la testigo más cercana de sus últimos días, que estuvieron llenos de miedo, mientras luchaba por descubrir cuál era “el monstruo” que torturaba a su esposo.

No fue hasta después de su muerte que la autopsia reveló que Williams había sufrido una demencia severa con cuerpos de Lewy. Esta revelación la llevó a crear el documental “Robin's wish”.

El documental tenía como objetivo informar a todos sobre la experiencia de la enfermedad de su esposo, ya que dijo, según recoge The Guardian, que “hubo muchos malentendidos sobre lo que le había sucedido” a Williams.

Su miedo y ansiedad se habían disparado hasta un punto alarmante, y ella dijo que conocía cómo eran sus reacciones normales a estos, pero comenzó a preguntarse si su esposo era hipocondríaco.

Publicidad

Zachary Pym Williams, Robin Williams y Susan Schneider en The Comedy Awards 2012 el 28 de abril de 2012 en Nueva York | Foto: Getty Images

Sin embargo, se alegró de saber que la enfermedad que padecía Williams tenía un nombre: “Robin y yo pasamos por esta experiencia juntos; realmente estábamos siendo perseguidos por un monstruo invisible. Y fue una cadena interminable de síntomas”, según cita Today.

Publicidad

Su funeral fue visto como una celebración de la vida por su familia y amigos. Fue incinerado después de una autopsia, y su familia decidió esparcir sus cenizas frente a la costa del condado de Marin al igual que las de su madre.

PERDÓN ABSOLUTO

Lamentablemente, Williams, en medio de esta crisis se quitó la vida. Sucedió una semana antes de la fecha programada para ir a un centro de pruebas neurocognitivas.

Sin embargo, su esposa dijo que no culpa a Williams por haberse quitado la vida. Ella reveló que si tenía suerte, tal vez le quedarían tres años duros, y había una buena probabilidad de que lo hubieran confinado.

Publicidad

Cuando pudo verlo por última vez, Susan comentó que habían orado juntos y le dijo, según recoge ABC News, que lo había perdonado “50 mil millones por ciento”, con todo su corazón. Ella lo llamó el hombre más valiente que jamás había conocido.

Te puede interesar: Hijo de Robin Williams lo recuerda a 7 años de su muerte: "Viviste para hacer reír"

En México, el Sistema Nacional de Apoyo, Consejo Psicológico e Intervención en Crisis por teléfono ofrece atención a través del 0155 5259-8121. En Estados Unidos, puede llamar a la Red Nacional de Prevención del Suicidio al 1-888-628-9454. En España, llame al Teléfono contra el Suicidio a través del 911 385 385. Otras líneas internacionales de ayuda al suicidio pueden encontrarse en befrienders.org.

Publicidad
info

La información contenida en este artículo en AmoMama.es no se desea ni sugiere que sea un sustituto de consejos, diagnósticos o tratamientos médicos profesionales. Todo el contenido, incluyendo texto, e imágenes contenidas en, o disponibles a través de este AmoMama.es es para propósitos de información general exclusivamente. AmoMama.es no asume la responsabilidad de ninguna acción que sea tomada como resultado de leer este artículo. Antes de proceder con cualquier tipo de tratamiento, por favor consulte a su proveedor de salud.