logo
Instagram.com/stillfindingsunshine
Fuente: Instagram.com/stillfindingsunshine

Padres devastados adoptan a bebé nacida en el cumpleaños de hija fallecida: "Estábamos destinados a conocerla"

Georgimar Coronil
01 abr 2022
23:00
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Tras perder a su segunda hija y dar a luz a la tercera, Stephanie y Jeff se convirtieron en padres de acogida. La pareja adoptó a una niña que nació el día del cumpleaños de su pequeña fallecida.

Publicidad

Jeff y Stephanie llevaban casi tres años casados antes de ser padres de su primera hija, Kenley, en 2014.

Apenas un año después, ampliaron su familia cuando Stephanie dio a luz a su segunda hija, Blake, a la que apodaron “Blakey”.

Blake sonriendo [Izquierda]; Jeff y Stephanie cargando a Everly. [Derecha] | Foto: Instagram.com/stillfindingsunshine

Publicidad

Todo parecía ir bien hasta que la pareja notó que su recién nacida tenía problemas con sus músculos, semanas después del nacimiento. Su pequeña no podía sostener su cabeza por sí misma, entonces los padres transmitieron su preocupación a un pediatra. El especialista dijo que la bebé solo necesitaba más práctica.

Sin embargo, las dificultades de Blake continuaron. Seis meses después, tras indagar y buscar, los esposos recibieron la noticia de que su preciosa bebé tenía una enfermedad llamada Atrofia Muscular Espinal (AME).

Además, debido a su edad y a que no mostraba ninguna mejora desde su nacimiento, se determinó que Blake tenía AME tipo I, que es la más grave. A Stephanie y Jeff se les rompió el corazón cuando supieron que la enfermedad era incurable.

Publicidad
Publicidad

DESPIDIÉNDOSE DE SU HIJA

La noticia de que la afección de su bebé era intratable destrozó a los padres. No podían entender por qué y cómo había sucedido esto. La pareja sentía que habían fallado en el cuidado de su hija.

Tras llorar durante un par de semanas, el matrimonio se dio cuenta de que debía mantenerse fuerte por sus bebés y tratar de encontrar la felicidad si era posible.

La familia de cuatro miembros hizo todo lo que se les ocurrió, desde visitar parques y playas hasta acampar y salir de fiesta. Intentaron reprimir su angustia y miedo encontrando la risa de cualquier forma posible.

Publicidad

Lee más: Papá conoce a su hija recién nacida 3 horas antes de morir de cáncer

Stephanie pasaba muchas noches mirando a Blake, temiendo que dejara de respirar. Lamentablemente, a una semana de cumplir 11 meses, la pequeña dio su último suspiro mientras escuchaba música en los brazos de su padre.

Tras la muerte de Blake, la tristeza casi destruyó a su madre, que se sintió vacía y con el corazón roto. Sin embargo, Stephanie explicó que su hija le había dado un valor y una fuerza que no sabía que tenía.

La pareja prometió que nunca dejaría de hablar a la gente del espíritu y el amor que les transmitió Blake. Así como de toda la felicidad que vivieron junto a ella mientras estuvo viva.

Publicidad
Publicidad

LA LUZ AL FINAL DEL TÚNEL

Seis semanas después de la muerte de su hija, la pareja descubrió que Stephanie estaba embarazada. Sin embargo, les aterraba perder a la bebé, cuando todavía no superaban la muerte de Blake.

Diez semanas después, la madre se realizó una prueba, que para su alivio confirmó que su tercera bebé no estaba afectada por la AME.

Once meses después de perder a su pequeña, la pareja dio la bienvenida a su tercera hija, Ayla, y le puso el segundo nombre "Blake", en honor a su hermana mayor.

Lee más: "Estuve a su lado mientras daba a luz a mi hijo": Familia adopta un bebé el mismo día en que conocieron a su mamá biológica

Publicidad

Casi un año después, Stephanie estaba navegando por Instagram cuando encontró una publicación sobre la adopción. Mientras leía, descubrió la enorme necesidad de hogares seguros para niños vulnerables.

Tras investigar un poco, su esposo y ella decidieron obtener una licencia de acogida y ofrecer su hogar a un niño que lo necesitara.

Después de unos cuatro meses, obtuvieron la licencia. Dos días después, fue el cumpleaños de Blake y la pareja se quedó en casa como familia para recordar y honrar a su niña.

Publicidad

Al día siguiente, Stephanie recibió una llamada de una trabajadora social que tenía una niña que necesitaba un hogar adoptivo.

Cuando Stephanie se enteró de que la bebé tenía solo un día de vida, lo que significaba que había nacido el día del cumpleaños de Blake, llamó a su marido entre lágrimas. Ambos decidieron acoger a la pequeña, Everly Joy, y su adopción se concretó un año después.

Luego, Stephanie habló sobre lo que implicaba para ella el hecho de que Everly compartiera la fecha de su cumpleaños con Blake. La madre explicó que Everly nunca podría sustituir a su hermana mayor. Sin embargo, cree que las hermanas tienen una conexión especial.

Publicidad

También considera que de alguna manera estaban destinadas a conocerse, ya que ella solo aprendió a ser abierta y cariñosa gracias a Blake.

Aunque nunca planeó perder una hija, ni adoptar otra, poder amar a todas sus pequeñas y a su esposo ha sido su mayor bendición.

Suscríbete a AmoMama para leer las mejores historias sobre el espectáculo y el mundo en un solo lugar.

Publicidad
info

La información contenida en este artículo en AmoMama.es no se desea ni sugiere que sea un sustituto de consejos, diagnósticos o tratamientos médicos profesionales. Todo el contenido, incluyendo texto, e imágenes contenidas en, o disponibles a través de este AmoMama.es es para propósitos de información general exclusivamente. AmoMama.es no asume la responsabilidad de ninguna acción que sea tomada como resultado de leer este artículo. Antes de proceder con cualquier tipo de tratamiento, por favor consulte a su proveedor de salud.