logo
Twitter.com/yahoolife. - Twitter.com/Mobeen_Azhar
Fuente: Twitter.com/yahoolife. - Twitter.com/Mobeen_Azhar

Hermana se ofrece a gestar los hijos de su hermano desconocido con la bendición de su esposo pastor

Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Un hombre supo que era adoptado desde muy joven, pero no pensó mucho en encontrar a sus padres biológicos. Vivió así hasta que una revelación desencadenó sentimientos que nunca había conocido.

Publicidad

Hay algo satisfactorio en leer historias de renovación, reencuentro y amor. Es desconcertante cómo el destino puede unir a extraños, forjando conexiones familiares que duran para siempre.

La historia que compartimos hoy es un testimonio contundente de cómo pueden ser reavivados los lazos sagrados de la familia enterrados en lo profundo de los corazones y perdidos por mucho tiempo.

Tina, Rachel y Mark fotografiados con sus gemelas [Izquierda]; Una foto de Mark con sus gemelas [Derecha]. | Foto: Twitter.com/yahoolife. - Twitter.com/Mobeen_Azhar

Publicidad

UNA PAREJA FELIZ

Mark MacDonald vivía en Beaverton, Oregón, Estados Unidos. Era profesor adjunto en la Universidad Estatal de Portland e ingeniero principal en Intel Corporation. Era autor de varias publicaciones científicas, muchas de las cuales le valieron premios y reconocimientos.

Lee más: "Creo que eres mi madre biológica": Hombre conoce a mamá 35 años después ser dado en adopción

Conoció a su esposa, Tina, cuando cursaba el posgrado. La pareja se hizo cercana y él le hizo una propuesta romántica a su amada durante un viaje de campamento.

Afortunadamente, ella dijo que sí, y se casaron con la esperanza de disfrutar muchos años de felicidad conyugal. Como la mayoría de las parejas casadas, Mark y Tina anhelaban tener hijos y formar una familia.

Publicidad

Pero desde el principio sabían que no podían tener hijos de manera segura, dado su historial médico, por lo que comenzaron a buscar otras opciones.

ANHELO POR CONOCER SU HISTORIA

Mientras sopesaba las alternativas, Mark sintió un profundo anhelo de reflexionar sobre su historia biológica. Desde muy joven supo que era adoptado y sentía mucho amor por su familia adoptiva por haberlo criado tan maravillosamente.

Publicidad

Pero sintió una fuerte necesidad de conocer a sus padres biológicos, especialmente a su madre, que tenía 16 años y estaba en la escuela secundaria cuando lo tuvo. “Realmente quería saber con quién estaba relacionado biológicamente, para poder sentir esa conexión que esperaba tener a través de los niños”, dijo el hombre.

LLAMADA DE TELÉFONO REPENTINA

Entonces, comenzó a buscar a su madre biológica. Como era canadiense, el proceso pasó por el gobierno de Canadá, y, según recordó, se prolongó. Pero después de tres años de su búsqueda, algo extraño sucedió un día.

“Estaba en el aeropuerto por un viaje de negocios y recibí una llamada. Me dijeron que habían encontrado a mi madre biológica y que quería conocerme”, agregó.

Publicidad

Mark también descubrió que su madre biológica se había casado con su padre biológico y tenían tres hijos más. Quedó atónito después de escuchar la noticia porque nunca imaginó que sus padres biológicos se casarían y formarían una familia juntos.

Publicidad

SU HERMANA PERDIDA

MacDonald tuvo dificultades para procesar que tenía dos hermanos menores y una hermana menor, Rachel Elliott. Por el contrario, ella ya sabía que tenía un hermano mayor. Su madre se lo había revelado en un restaurante.

Rachel se crio en Alberta, Canadá, pero se fue a vivir a Raleigh, Carolina del Norte, después de obtener la ciudadanía estadounidense en 2016.

Lee también: Hombre adoptado hace 49 años se entera de que familia biológica vivió al final de su calle todo este tiempo

Trabajaba como prestamista hipotecaria y le gustaba leer. En una entrevista con la BBC, recordó haber conocido detalles sobre Mark.

Publicidad

La mujer compartió que su madre la había llevado a Chili's y le había dicho que tenía un hermano mayor. Rachel estaba embarazada de su segunda hija en ese momento y dijo que se había sentido “hormonal y había derramado lágrimas en su quesadilla”.

SE RECONECTARON EN LÍNEA

A pesar de no saber el nombre de su hermano ni dónde vivía, Rachel sabía que lo amaba y esperaba conocerlo algún día.

Publicidad

Ese momento se acercó cuando Mark logró ponerse en contacto con sus padres biológicos, y era solo cuestión de tiempo antes de que conociera a su hermana.

Un día, durante un ensayo del coro en la iglesia, el esposo de la mujer la detuvo momentáneamente, la llevó a un lado y le mostró la imagen de Mark y Tina proyectada en una pantalla.

Inmediatamente hizo la conexión y vio cuánto se parecía el hombre de la foto a su padre. La mamá de Rachel le había enviado por correo electrónico la fotografía de su hermano mayor junto con su dirección de correo electrónico.

Poco después, los hermanos comenzaron a comunicarse por ese medio. “Rachel me contactó primero. Ella correspondió muy rápido”, relató Mark.

Publicidad

UN HERMOSO REGALO

Después de siete semanas de enviarse correspondencia en línea, MacDonald y Tina viajaron a Kentucky en 2007 para conocer a su familia biológica en persona.

Rachel Elliott. | Foto: YouTube.com/Annie Bloom's Books

Publicidad

El hombre de Oregón dijo que sintió una conexión instantánea con ellos, y parecía que los conocía de toda la vida. Dos meses después, Rachel fue a Oregón para pasar un tiempo con su hermano.

Ella ya sabía que Mark y su esposa tenían dificultades para tener hijos y discutió el tema con su esposo pastor. Él le dijo: “Creo que la subrogación es el regalo más hermoso que les puedes dar”.

Quedaron estupefactos cuando Rachel se ofreció a ser el vientre sustituto de la pareja durante una cena familiar. Mark y Tina ya habían considerado a la mujer como la candidata ideal para la subrogación, pero no querían abordar el tema tan pronto.

Publicidad

AMOR Y GENÉTICA

MacDonald y su esposa aceptaron la oferta de Rachel después de una emotiva ronda de lágrimas y gratitud. El 19 de agosto de 2008, la familia dio la bienvenida a las gemelas Alaska Rachel y Zoe Rachel, que recibieron el nombre de la tía que las llevó en su vientre.

Mark MacDonald. | Foto: YouTube.com/Annie Bloom's Books

Publicidad

La pareja y Elliott tardaron una década en escribir sus memorias, “Amor y genética”, una historia real de adopción, subrogación y el significado de la familia.

El libro fue lanzado el 22 de marzo de este año y resume su experiencia de redescubrir a la familia y construir una nueva. Mientras tanto, Alaska y Zoe continúan prosperando con sus amorosos padres, su dulce tía y su familia extendida.

Lee más: Hombre de 30 años recibe mensaje con foto suya de bebé de un desconocido que dice ser su hermano

Mark dijo que una de sus hijas ya había leído el libro y le dio notas de edición, mientras que la otra necesitaba algo de tiempo para sentirse cómoda leyéndolo.

Puedes dejar tu mensaje en la sección de comentarios y suscribirte a AmoMama para leer las mejores historias sobre el espectáculo y el mundo en un solo lugar.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
info

La información contenida en este artículo en AmoMama.es no se desea ni sugiere que sea un sustituto de consejos, diagnósticos o tratamientos médicos profesionales. Todo el contenido, incluyendo texto, e imágenes contenidas en, o disponibles a través de este AmoMama.es es para propósitos de información general exclusivamente. AmoMama.es no asume la responsabilidad de ninguna acción que sea tomada como resultado de leer este artículo. Antes de proceder con cualquier tipo de tratamiento, por favor consulte a su proveedor de salud.