logo
Getty Images - Instagram.com/willsmith
Fuente: Getty Images - Instagram.com/willsmith

Will Smith y Jada Pinkett tuvieron una "boda horrible" y se sentían "miserables" juntos hasta que pelearon en habitación de hotel

Georgimar Coronil
09 abr 2022
05:30
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Will Smith y Jada Pinkett-Smith se han convertido en una de las parejas más populares de la industria cinematográfica. Sin embargo, su relación amorosa ha estado bajo el escrutinio público en muchas ocasiones.

Publicidad

Will y Jada se conocieron en el plató de "The Fresh Prince of Bel-Air", a principios de los 90. La actriz se presentó en el casting para interpretar a la novia de Smith, pero fue rechazada por su estatura. En su lugar, el papel fue para Nia Long.

El actor recordó que fue al estreno de "A Different World" con su compañero de reparto Alphonso Riberio para buscar a Jada, pero se distrajo con Sheree Fletcher Zampino.

Will Smith y Sheree Zampino en los MTV Video Music Awards de 1991. | Foto: Getty Images

Publicidad

Will salió con Zampino y le propuso matrimonio. La pareja se casó y dio la bienvenida a su hijo, Trey. Sin embargo, los sentimientos de Smith por Pinkett resurgieron después de conocerla en un club de Los Ángeles y se dio cuenta de que quería estar con ella.

Durante una aparición en el programa "Red Table Talk" de Jada, Will recordó haber ido al baño a llorar durante una cena con Sheree.

Lee también: Exesposa de Tom Cruise lo dejó para "proteger" a su hija: él no ha visto a la niña en años, según reportes

Dijo: "Me di cuenta de que no estaba con la persona con la que debía estar". Pinkett aclaró entonces que nunca tuvieron un romance mientras Will estaba casado con Zampino. Su amor comenzó después del divorcio.

Publicidad

Will se separó de Sheree en 1995 y comenzó a salir con Jada ese mismo año. Durante uno de sus encuentros, el actor recordó que le preguntó a Jada: "¿Estás saliendo con alguien?", y cuando ella dijo que no, Will respondió: "Qué bien. Ahora estás saliendo conmigo".

Will Smith y Jada Pinkett Smith en la 11ª edición de los Soul Train Music Awards. | Foto: Getty Images

Publicidad

JADA LLORÓ AL LLEGAR AL ALTAR

A los dos años de su relación, Jada se dio cuenta de que estaba embarazada y quería que ella y Will formaran una familia sin el tradicional matrimonio y los festejos. Pero su madre, Adrienne Banfield-Jones, se opuso firmemente a su petición.

La mamá de la artista dijo que había esperado estar en la boda de su hija y que estaba en contra de que la pareja formara una familia sin pasar por el altar. Will, al igual que Adrienne, estaba a favor de una boda tradicional.

Al actor de "Bad Boys" le encantaba la idea de estar casado y creía que el matrimonio le haría mejor hombre. Pero, para Pinkett, la idea de ser una "esposa" le resultaba incómoda. Sin embargo, cedió a la petición de Will de casarse. Luego le confesó que fue "horrible".

Publicidad

La boda de la pareja, en 1997, habría sido glamurosa de no ser por la visible incomodidad en el rostro de Jada. Los asistentes pudieron ver cómo las lágrimas recorrían el rostro de la famosa mientras caminaba hacia el altar. La madre de dos hijos sufría las molestias del embarazo.

Ese no sería el único sacrificio que Pinkett tendría que hacer por Smith. Años después de su matrimonio, los esposos tuvieron una discusión sobre la mudanza a una casa más grande. Will acababa de comprar una propiedad enorme y Jada no estaba de acuerdo.

Smith consiguió convencer a la actriz para que se mudara a su nueva casa. "Nada bueno sale de invertir el dinero que tanto te ha costado ganar en una 'casa familiar' que tu mujer no quiere. Estás dando un anticipo a la discordia, y durante años estarás pagando una hipoteca de miseria. O peor", expresó.

Publicidad
Publicidad

NO ES UN MATRIMONIO PERFECTO

El matrimonio de los famosos está lejos de ser perfecto. La pareja se ha enfrentado varias veces, y sus frecuentes peleas les hicieron ver que no eran felices.

Will recordó un incidente en el que Jada le insultó durante una fiesta mientras su hijo, Trey, estaba sentado en su regazo. Smith golpeó a Pinkett con un periódico, argumentando que no podía estar con alguien que maldecía o utilizaba la violencia para expresar sus emociones.

El actor de "Men In Black" fue testigo de cómo su padre maltrataba a su madre y temía que una escena así se reprodujera en su casa. Por eso, Will y Pinkett decidieron aprender a comunicar sus emociones con respeto.

Publicidad

Lee también: Sandra Bullock tiene hijos negros adoptados: a veces desea que su color de piel "coincida" con el suyo

La pareja decidió no hablar nunca durante momentos de enfado. El famoso dijo que también tomaron algunas clases sobre comunicación, lo que ayudó a mejorar su matrimonio, aunque temporalmente. Will y Jada tenían muchas montañas que cruzar antes de encontrar la armonía perfecta.

Pinkett sentía que siempre tenía que ceder ante Smith. La pareja tuvo un gran desacuerdo en una habitación de hotel delante de su hija.

Will recordó que se gritaron y Willow, que compartía la suite con ellos, salió llorando con las manos sobre los oídos.

Publicidad

"Nuestro matrimonio no funcionaba. No podíamos seguir fingiendo. Ambos nos sentíamos miserables y claramente, algo tenía que cambiar", contó el actor.

El momento resultó útil para conducir a Will y Jada hacia un camino de entendimiento mutuo. Se mostraron abiertos a salvar su matrimonio.

Jada Pinkett Smith, Will Smith, Willow Smith, Jaden Smith y Trey Smith en la grabación de VH1 "Dear Mama" el 3 de mayo de 2016. | Foto: Getty Images

Publicidad

RUMORES DE INFIDELIDAD

Smith y Pinkett fueron noticia en 2020 tras las explosivas revelaciones que hicieron sobre su matrimonio en el programa "Red Table Talk" de Jada, donde aclararon los rumores de infidelidad. Jada fue vista en una alfombra roja con un hombre, pero sus representantes restaron importancia a la situación.

Se rumoraba que Jada había salido con el cantante August Alsina, y durante el episodio del programa no ocultó nada sobre su breve historia. Sin embargo, Will confirmó que estaban separados cuando se produjo la aventura de Jada con August.

Dijo: "Decidimos que íbamos a separarnos por un tiempo y tú vete a buscar cómo ser feliz, y yo buscaré cómo ser feliz". Will describió además ese periodo diciendo: "Había terminado contigo".

Publicidad

Jada añadió que después se metió en un "enredo" con August, quien había afirmado que recibió la bendición de Will para salir con Jada, pero la actriz de "The Matrix Revolutions" desmintió tales afirmaciones.

Según la madre, nadie está en posición de dar su bendición sobre quién sale con ella. Dijo: "Una cosa que quiero aclarar... sobre que tú das 'permiso', que es... la única persona que puede dar permiso en esa circunstancia soy yo misma".

Jada confesó que mientras estaba lejos de Will, se dio cuenta de su verdadera conexión, y cuanto más se reconectaban, más se desvanecía su relación con August.

Publicidad

WILL Y JADA SE DIERON LIBERTAD EL UNO AL OTRO

Tras el incidente con August, la pareja decidió salvar su unión optando por un matrimonio abierto. Se dieron libertad y apoyo para estar con otras personas y ser felices.

Jada nunca había creído en los matrimonios convencionales. En su familia había gente que practicaba la poligamia y Will se mostró abierto a su ideología, en un intento de salvar su matrimonio.

Lee también: Antonio Banderas cambió "para siempre" las vidas de los hijos de Melanie Griffith tras los 3 matrimonios fallidos de ella

El actor dijo: "El matrimonio para nosotros no puede ser una prisión". Y añadió: "Las libertades que nos hemos dado el uno al otro y el apoyo incondicional, para mí, es la más alta definición de amor".

Publicidad

Más tarde, Pinkett hizo una publicación en Facebook en la que aclaraba lo que significaba para ella un matrimonio abierto:

"Will y yo podemos hacer TODO lo que queramos porque confiamos el uno en el otro para hacerlo. Esto NO significa que tengamos una relación abierta... esto significa que tenemos una relación madura", afirmó.

Will Smith y Jada Pinkett Smith llegan a la alfombra roja del Teatro Dolby para la 94ª edición de los Premios de la Academia en Los Ángeles. | Foto: Getty Images

Publicidad

LOS SMITH ESTÁN MÁS FUERTES QUE NUNCA

Will y Jada no son como la mayoría de los famosos que prefieren lavar sus trapos sucios en privado. La pareja ha revelado todo sobre su vida ante los medios de comunicación, en un intento deliberado de evitar que los rumores salgan a la luz.

Una fuente dijo a US Weekly: "Will y Jada, al final del día, son como una pareja normal que solo se glorifican porque son famosos. Se han peleado. Se han reconciliado. Al final del día, se aman".

La fuente añadió que el vínculo de Smith y Pinkett no se ha visto afectado por el lado oscuro de su matrimonio. Por el contrario, la pareja está más unida que nunca y está comprometida con sus hijos.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad