logo
Youtube.com/OWN
Fuente: Youtube.com/OWN

Madre asiste a orientación vocacional, sin saber que eso la reunirá con el hijo que dio en adopción hace 13 años

Georgimar Coronil
17 may 2022
12:45
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Kellie Forbes se convirtió en madre a los 19 años y tuvo que dar a su bebé en adopción porque no tenía los recursos económicos para mantenerlo. Muchos años después, pudo volver a reencontrarse él.

Publicidad

Cuando Kellie le contó a su pareja sobre el embarazo, el joven cuestionó su paternidad y buscó pruebas. Esa situación la molestó tanto a Forbes, que terminó su relación con él.

Durante su gestación, visitó a una madre soltera que vivía con sus padres y se percató de lo difícil que era la maternidad.

"Vi lo difícil que era hacer los papeles de madre, hija, hermana y novia y lo duro que era para el bebé", aseguró.

Forbes, que también vivía con sus papás, creía que criar a un hijo en ese ambiente no era propicio. Además, quería que el pequeño creciera en una familia cariñosa que le pudiera brindar todo lo que necesitara y por eso optó por darlo en adopción.

Publicidad

Lee también: "¡No puedo creer que realmente te encontré!": Madre biológica se reúne con hijo tras 33 años separados

A pesar de que Forbes no pudo estar con su bebé, se alegró de haber ayudado a una pareja que anhelaba tener un hijo.

"Saber lo felices que serían me ayudó a convertir una situación trágica en una forma de ayudar a otra persona", declaró.

Kellie Forbes el día de su boda. | Foto: Youtube/OWN

Publicidad

EL FUTURO DE KELLIE

Tras haberse separado de su hijo, Kellie logró seguir adelante y conoció a su esposo, Thayne Forbes. La pareja tuvo tres hijos, Amanda, Sara y Ben.

Después de eso, su vida parecía perfecta hasta que sucedieron una serie de acontecimientos que la llevaron a buscar ayuda psicológica. Primero, su marido perdió a su abuela y al año siguiente, su padre murió.

Cuando la pareja decidió mudarse a una casa, Thayne se quedó sin trabajo y Kellie también. La mujer se sentía tan miserable, que aceptó ir a una orientación vocacional, ya que era parte de su paquete de despido.

Publicidad

Kellie Forbes con su esposo e hijos. | Foto: Youtube/OWN

LA CONSULTA QUE CAMBIÓ SU VIDA

La madre asistió a consulta con la psicoterapeuta Shauna Bradley. Mientras hablaban, Shauna no pudo evitar fijarse en el parecido físico que tenía Kellie con su hijo adoptivo, Jake.

Publicidad

Sin embargo, Bradley dejó de lado sus pensamientos y continuó con su trabajo. Pero, durante la segunda consulta, conoció toda la verdad.

La psicoterapeuta le preguntó a su paciente sobre sus planes a futuro. Kellie bromeó sobre la posibilidad de convertirse en una cantante de música country y luego le contó sobre una larga lista de proyectos.

Lee también: Niña negra con padres blancos es separada de su familia: vuelve a abrazar a su madre 30 años después

Forbes le dijo a Shauna que soñaba escribir un libro titulado "The Most Precious Gift" (El regalo más preciado), en el que detallaría la experiencia de dar a un hijo en adopción.

Publicidad

Kellie reveló que su libro hablaría sobre los embarazos de adolescentes y que utilizaría su historia para enseñar las consecuencias de mantener ser mamá a una edad temprana.

Además, quería motivar a las madres jóvenes a considerar la adopción como una opción positiva en lugar del aborto.

Shauna Bradley. | Foto: Youtube/OWN

Publicidad

Shauna escuchó atenta el relato de su paciente y se sintió identificada. Le confesó a Forbes que ella era una madre adoptiva.

A medida que la conversación avanzaba, Kellie habló de que no pudo cargar a su hijo después de darlo a luz. "Kanab es una ciudad pequeña, y así es como hacían las cosas allí", expresó.

Cuando la paciente terminó de hablar, Bradley le dijo que había adoptado a su hijo en esa ciudad. Al conversar sobre la fecha de nacimiento del pequeño, se dieron cuenta de que Jake era el hijo biológico de Forbes. Las mujeres se abrazaron y lloraron.

Kellie le hizo muchas preguntas a su terapeuta sobre él. Las damas hablaron largo y tendido sobre los gustos y el crecimiento de Jake.

Publicidad

Thayne, que ya estaba al tanto de la adopción tras conocer a Kellie, abrazó a su esposa; la pareja decidió no contárselo a sus hijos hasta que un psicólogo los orientara sobre cómo hacerlo.

Shauna Bradley, Kellie Forbes y Jake. | Foto: Youtube/OWN

Publicidad

KELLIE SE REÚNE CON SU HIJO

Shauna habló de lo sucedido a su esposo y consideraron esperar hasta que el chico cumpliera 18 años para tocar el tema, pero cambiaron de opinión.

Una mañana, le dieron la noticia a Jake. La cara del joven se iluminó al instante; les inundó de preguntas sobre su madre biológica y se emocionó cuando vio fotos de ella.

Sin perder el tiempo, la familia programó una reunión. Finalmente, Jake se reunió con Kellie. Madre e hijo se abrazaron y se emocionaron.

Unos días después, hicieron otro gran reencuentro que incluyó a los hijos de los Forbes y los chicos se llevaron muy bien con Jake.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad