logo
Facebook.com/redtabletalk
Fuente: Facebook.com/redtabletalk

Will Smith no pudo perdonar a su padre antes de su muerte pues deseó vengar a su madre durante muchos años

Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

La estrella tuvo una relación compleja con su padre, especialmente después de que el hombre levantara la mano contra la madre del actor.

Publicidad

En el libro de Will Smith, “Will”, el actor de “Men in Black” habló sobre su relación con su padre. El hombre llamado Willard Carroll Smith fue descrito como el héroe de su famoso hijo en el texto.

La estrella reveló lo brillante que era su papá. Además, dijo que creció adorándolo. Pero también se sentía “aterrorizado” por Willard.

Publicidad

COMPLICADA RELACIÓN CON SU PADRE

El actor describió a su progenitor como una de las “mayores bendiciones” de su vida y una de las fuentes de dolor más importantes. Will reveló que su padre era bastante estricto.

Lee más: Fans critican a Will Smith y su esposa Jada por compartir públicamente los acuerdos de su matrimonio

Willard no creía en las cosas pequeñas y ordinarias, lo que significaba que limpiar, hacer la compra y fregar el piso no eran tareas regulares sino una especie de pruebas y misiones.

Se hacían para demostrar que se podían seguir órdenes, completar tareas con perfección y mostrar autodisciplina. Uno de los dichos favoritos del padre del actor era “el noventa y nueve por ciento es lo mismo que cero”.

Publicidad
Willard Carroll Smith en un episodio en el que Will Smith hablaba sobre la paternidad para el Día del Padre, el 21 de junio de 2020 en "Red Table Talk". | Foto: Facebook/Red Table Talk

Willard Carroll Smith en un episodio en el que Will Smith hablaba sobre la paternidad para el Día del Padre, el 21 de junio de 2020 en "Red Table Talk". | Foto: Facebook/Red Table Talk

Willard creía que una misión tenía que repetirse hasta que fuera perfecta. No seguir las órdenes conducía a una corte marcial, y el hombre castigaba a sus hijos golpeándolos. Will recordó que, en la mente de su padre, “todo era de vida o muerte”.

Publicidad

El hombre veía el mundo como brutal y caótico, y quería preparar a sus hijos para prosperar en él. La estrella también confesó que su padre lo atormentaba y que era uno de los hombres más extraordinarios que había conocido.

Al mostrar los dos lados a su padre, Will reveló que Willard era violento, pero aun así logró asistir a todos los recitales, juegos y obras de teatro. El hombre era alcohólico, pero se aseguraba de estar sobrio cada vez que asistía a los estrenos de las películas de su famoso hijo.

Willard y Will Smith en los Tree of Life Awards, el 23 de marzo de 2002 en Beverly Hills, California. | Foto: Getty Images

Willard y Will Smith en los Tree of Life Awards, el 23 de marzo de 2002 en Beverly Hills, California. | Foto: Getty Images

Publicidad

El padre del actor también escuchó cada uno de sus discos de música y visitó todos sus estudios. A pesar de que fue extenuante crecer en ese hogar, Will tuvo un padre que fue capaz de mantenerlos.

El hombre nunca abandonó su puesto como papá, pero tampoco aprendió a lidiar con sus demonios. Sin embargo, le inculcó a su hijo la capacidad y las herramientas para enfrentarse a sus problemas.

CREÍA EN LA FUERTE DISCIPLINA

En 2020, Will y su esposa, Jada Pinkett Smith, tuvieron una conversación abierta en su plataforma de Facebook Watch “Red Table Talk”. Durante esa entrevista, Will reveló que su padre tenía un enfoque militar.

Publicidad
Publicidad

Willard estuvo en la Fuerza Aérea y creía en la disciplina firme. El padre exigía orden de su familia, y él era un modelo a seguir convincente y una “fuerza psicológica”.

Lee también: Jamie Lee Curtis y su padre Tony tenían una relación complicada: ella creció con su padrastro "estricto"

El padre del actor quería “disciplinar las reacciones naturales de la mente” para que sus hijos no pensaran en ellas cuando las cosas se pusieran difíciles.

En una ocasión, el hombre envió a su hijo a una tienda para comprarle cigarrillos. Pero el local no tenía la marca que usaba su padre y el vendedor le dijo a Will que le guardaría una caja a Willard cuando llegaran al día siguiente.

Publicidad
Publicidad

Entonces comenzó a caminar de regreso a casa y se encontró con sus amigos jugando. Se distrajo y se unió a la diversión.

Pero poco después se dio la vuelta y vio a su padre sin camisa caminando por el medio de la calle. Will se asustó antes de darle el mensaje del vendedor.

El hombre se acercó y le dijo a su hijo: “Cuando te envío a hacer algo, hay dos posibilidades: una, completas la misión, o dos, estás muerto”.

Publicidad

Willard le dijo que, si no volvía a casa, esa era su señal para tomar un arma y atacar porque nada podía impedir que terminara su misión. La crianza del actor lo llevó a ser hoy un hombre muy disciplinado.

Según compartió Will, su padre nunca separaba nada del “entrenamiento de hombres”. Por ejemplo, cenar era lo mismo que una guerra para Willard. La educación que recibió el actor le hizo querer hacer un mejor trabajo que su papá.

EL INCIDENTE QUE CAMBIÓ LAS COSAS

La estrella de Hollywood reveló que desde muy chico había considerado que quería convertirse en padre cuando fuera adulto, pues amaba cómo era su familia.

Publicidad
Publicidad

Pero las “deficiencias críticas” en la crianza de Willard eran lo que quería corregir. Según el actor, la persona que más sufrió la forma de ser militar de su padre fue su madre.

El problema residía en el hecho de que no se le podía decir qué hacer a la mamá de Will. Ella era testaruda, educada y se negaba a callar por mucho que la estrella le rogara.

Sin embargo, las cosas cambiaron para el ganador del Oscar cuando ocurrió un incidente antes de que cumpliera 10 años. En una entrevista que otorgó a CBS News en marzo de 2022, el actor reveló que vio a su padre levantando la mano hacia su madre en el dormitorio.

Will Smith en la audiencia del comité "Los próximos diez años en la lucha contra la trata de personas: atacar el problema con las herramientas adecuadas", el 17 de julio de 2012 en Washington, DC. | Foto: Getty Images

Will Smith en la audiencia del comité "Los próximos diez años en la lucha contra la trata de personas: atacar el problema con las herramientas adecuadas", el 17 de julio de 2012 en Washington, DC. | Foto: Getty Images

Publicidad

El impacto la llevó a colapsar, y ese momento definió en quién se convertiría Will. El histrión se culpó a sí mismo por no haber podido mantener satisfecho a su padre, proteger a su madre, mantener a la familia feliz y estable, y hacer que todo estuviera bien.

Había pasado su infancia asustado, pero ese incidente fue la primera vez que se dio cuenta de su propia “inacción”. Ser el hermano mayor y no haber podido ayudar a su madre lo hizo sentir culpable.

A los 10 años, Will observó a su progenitor y pensó que podía ser mejor padre que él porque Willard tenía un temperamento muy fuerte, en cambio él era más tranquilo. El espíritu del actor se sintió herido al crecer en un entorno agresivo.

Publicidad
Carolyn y Will Smith en el estreno de la película "Lakeview Terrace", el 15 de septiembre de 2008. | Foto: Getty Images

Carolyn y Will Smith en el estreno de la película "Lakeview Terrace", el 15 de septiembre de 2008. | Foto: Getty Images

SU LUCHA CON EL PERDÓN

En todo lo que Will comenzó a lograr más adelante en la vida, como sus premios, ser el centro de atención y los papeles divertidos que interpretaba, sutilmente se disculpaba con su madre por su inacción durante su niñez.

Publicidad

Décadas más tarde, la ira de la estrella resurgió por ese incidente mientras cuidaba a su padre, quien luchaba contra el cáncer. Siempre había sentido que vengaría a su madre desde aquel episodio de agresión por parte de su papá.

Will incluso se detuvo una vez en la parte superior de las escaleras con su progenitor y pensó que podía dejarlo caer. Pensó que se saldría con la suya porque nadie creería que mataría a Willard a propósito.

Carolyn y Will Smith en un juego en el Wachovia Center, el 16 de marzo de 2012 en Filadelfia, Pensilvania. | Foto: Getty Images

Carolyn y Will Smith en un juego en el Wachovia Center, el 16 de marzo de 2012 en Filadelfia, Pensilvania. | Foto: Getty Images

Publicidad

Afortunadamente el actor cambió de opinión. Cuando su ira remitió, Will llevó a su padre al baño y agradeció a Dios que las personas fueran juzgadas por sus acciones y no por sus conflictos internos.

La estrella de “King Richard” hizo las paces con su padre en 2016, cuando el hombre mayor se estaba muriendo. En los últimos momentos de la vida de su progenitor, Will lo perdonó y se dio cuenta de que también podía perdonarse a sí mismo.

“La muerte de mi padre inició una nueva etapa de mi vida”, afirmó el histrión.

Willard Carroll Smith en un episodio en el que Will Smith hablaba sobre la paternidad para el Día del Padre, el 21 de junio de 2020 en "Red Table Talk". | Foto: Facebook/Red Table Talk

Willard Carroll Smith en un episodio en el que Will Smith hablaba sobre la paternidad para el Día del Padre, el 21 de junio de 2020 en "Red Table Talk". | Foto: Facebook/Red Table Talk

Publicidad

SU VIDA COMO PADRE

Will tenía 24 años cuando dio la bienvenida a su primer hijo, Trey. Cuando tuvo que llevar al niño y a su madre, Sheree, de vuelta a casa después del nacimiento, esa fue la primera vez que sintió el peso de convertirse en papá.

Ese primer día en casa, el actor experimentó un “terror absoluto” mientras su hijo yacía en un moisés y su primera esposa dormía.

Se asustó cuando se dio cuenta de que era el único responsable de la vida del pequeño, y no podía dejar de revisar que su hijo estuviera bien.

Willard Smith, Jaden Smith y Will Smith en el Teatro Mann Village en Westwood, California, el 7 de julio de 2004. | Foto: Getty Images

Willard Smith, Jaden Smith y Will Smith en el Teatro Mann Village en Westwood, California, el 7 de julio de 2004. | Foto: Getty Images

Publicidad

Will también lloraba mucho, pues temía no poder criar a un hijo por no sentirse calificado para ello. Sin embargo, el actor de “Hancock” logró criar al niño y luego tuvo dos hijos más, Willow y Jaden, con Jada.

Una de las cosas de las que se aseguró fue de no golpear a sus hijos como lección de vida. Había aprendido que todo era una oportunidad de aprendizaje y que todo tenía que hacerse bien, lo que significaba que las buenas notas no estaban por encima de limpiar la cocina.

El actor creía en sobresalir sin importar lo que se hiciera, que todas las lecciones que se enseñaban estaban en todas partes, y que la contribución era vital. La estrella también inculcó la generosidad en sus retoños.

Publicidad
Publicidad

Will sentía que su superpoder como padre estaba en predicar y enseñar. Con Willow, el actor aprendió que era más valioso hablar con ella sobre cómo se sentía en las situaciones en lugar de cómo solucionarlas.

Se convirtió en un nuevo proceso de pensamiento para él porque a Willard nunca le importaron los sentimientos de sus hijos.

Con Jaden, mientras filmaba “After Earth” con su padre, Will decidió no presionar a su hijo. Él eligió abordar esa situación como un padre amoroso.

Will Smith y su familia llegan al estreno de su película ''Wild Wild West'', el 28 de junio de 1999, en Westwood, California. | Foto: Getty Images

Will Smith y su familia llegan al estreno de su película ''Wild Wild West'', el 28 de junio de 1999, en Westwood, California. | Foto: Getty Images

Publicidad

El actor aprendió otra lección de vida en su camino de paternidad: sus hijos no le pertenecían. Will se dio cuenta de que ellos tenían sus propias formas de pensar. Por eso, el histrión decidió abandonar por completo sus necesidades y deseos para las vidas de sus retoños.

La estrella recurrió al concepto de paternidad que llamó la “flor del jardinero”. La idea era que si Dios ya había diseñado la semilla como debería ser, el trabajo del jardinero era crear un ambiente donde pudiera crecer.

Se dio cuenta de que su trabajo era brindar apoyo y alimento. Will notó lo arrogante que era preconcebir lo que la semilla debía ser, y dejó libertad a sus hijos para que fueran lo que querían ser.

Publicidad
Publicidad

Tuvo que aprender a permitir que sus retoños guiaran su propio camino y sintió que eso era todo lo que podía hacer por ellos, pues tenían que resolver su vida por sí mismos.

El actor de “The Fresh Prince of Bel-Air” creía que su sufrimiento lo había convertido en el hombre que es hoy.

Lee más: Will Smith y Jada Pinkett tuvieron una "boda horrible" y se sentían "miserables" juntos hasta que pelearon en habitación de hotel

Will agradeció a Dios por su educación porque eso lo ayudó a construir la familia y la vida que quería tener hoy. También lo ayudó a encontrar la verdad en la que ha basado su vida.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
info

AmoMama.es no promueve ni apoya violencia, autolesiones o conducta abusiva de ningún tipo. Creamos consciencia sobre estos problemas para ayudar a víctimas potenciales a buscar consejo profesional y prevenir que alguien más salga herido. AmoMama.es habla en contra de lo anteriormente mencionado y AmoMama.es promueve una sana discusión de las instancias de violencia, abuso, explotación sexual y crueldad animal que beneficie a las víctimas. También alentamos a todos a reportar cualquier incidente criminal del que sean testigos en la brevedad de lo posible.

Publicaciones similares

Richard Gere le prometió a su tercera esposa "al menos 20 años buenos" juntos cuando se casó con ella a los 68

20 de mayo de 2022

Hugh Grant se convirtió en padre a los 53 años y tuvo 3 bebés en 15 meses con 2 mujeres diferentes

25 de enero de 2022

Robert de Niro confesó que "asusta" criar niños mestizos: conoce a sus 6 hijos, a quienes adora

20 de marzo de 2022

La infancia de Kirk Douglas lo convirtió en un hombre caritativo: ninguno de sus hijos recibió un centavo de su fortuna

12 de mayo de 2022