logo
Getty Images
Fuente: Getty Images

"¡Andrajosa!", todos en el bus se burlan de adolescente con falda sucia hasta que interviene un chico de la pandilla local - Historia del día

Vanessa Guzmán
28 jun 2022
07:00
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Una chica comenzó a llorar después de que todos en su autobús se burlaran de ella por mancharse la falda debido a su período. Pero todo cambia cuando un estudiante de último año de la escuela, que es miembro de una pandilla local, sube al autobús.

Publicidad

Emma, ​​de 11 años, fue criada por su abuela, Mercedes, después de que sus padres murieran en un accidente automovilístico fatal hace años. La mujer mayor tenía en pequeña panadería cerca de su casa para poder mantener su hogar y enviaba a Emma a la escuela en autobús todos los días.

Una tarde, Emma acababa de abordar el autobús después de clases cuando notó que todos la miraban. Se sentó en la parte de atrás para evitar la atención, pero continuaron mirándola.

Retrato de una adolescente. | Foto: Pexels

Retrato de una adolescente. | Foto: Pexels

Publicidad

Poco después, una de las chicas se le acercó y le pidió que se moviera para poder sentarse a su lado. Emma se levantó para moverse y notó una gran mancha roja en el asiento. Cuando la otra chica vio eso, comenzó a ofenderla.

"¡Eww! ¡Eres una andrajosa! ¡Ni siquiera sabes cómo comportarte!", exclamó la estudiante, frunciendo el ceño. Ella señalaba una gran mancha en la falda de Emma mientras todos en el autobús giraban la cabeza para mirarla.

"¡Estás sucia! Mejor bájate y camina de regreso a casa. ¡No te queremos aquí!", exclamó otra chica.

Había estado teniendo calambres cuando salió de clase para tomar el autobús, pero pensó que estaría bien cuando llegara a casa. Sin embargo, comenzó a manchar antes de eso y se ensució su falda.

Publicidad

“¿Cómo es que no sabías de tu período?", le preguntó una compañera de clases descaradamente. "¡Si te sientas, ensuciarás el asiento aún más!”.

Emma no podía dejar de llorar en ese momento. Cogió su bolso y lo colgó de forma que ocultara la mancha de su falda.

Mientras se dirigía a la puerta del autobús, los niños susurraban cosas malas sobre ella. El conductor del autobús no estaba. Había ido a buscar un café.

"¡Hola, Emma!", exclamó uno de los chicos cuando estaba a punto de irse. "¡Asegúrate de limpiar el asiento antes de irte! ¡Nadie va a limpiarlo por ti!".

Publicidad

Lee también: Niños echan a niña mal vestida del bus escolar y le dicen que "apesta" hasta que ven su foto en la tele - Historia del día

En ese momento, Pedro Suárez, un estudiante de último año de la escuela, subió al autobús. El joven era conocido por sus malas calificaciones y por ser miembro de una pandilla local.

Estudiantes secreteando en salón de clase. | Foto: Pexels

Estudiantes secreteando en salón de clase. | Foto: Pexels

Publicidad

Nadie en la escuela se atrevía a ir en su contra. Emma también le tenía miedo. Ella dio un paso atrás, sobresaltada, cuando él se le acercó.

Pedro había estado caminando cerca del autobús cuando escuchó a los niños ridiculizar a Emma, ​​así que subió para ayudarla.

"¡Tienen que callarse, pequeños mocosos!", advirtió. "¿Por qué rayos se preocupan por algo tan natural?". Los adolescentes se quedaron en silencio al instante. "Oye chica, no necesitas llorar, ¿de acuerdo?". Le dijo a Emma. "¡Deberías decirles que lo que están haciendo está mal!".

Se quitó su chaqueta y la ató alrededor de la cintura de Emma. Luego caminó hacia el asiento de Emma y colocó su pañuelo sobre él.

Publicidad

"¡Este asiento ahora está ocupado! Nadie se sienta aquí hasta que el limpiador lo limpie, ¿entienden? ¡Y mejor se callan y se ocupan de sus propios asuntos! ¡Dejen de molestar a su compañera de clase!". Pedro tomó la mano de Emma y la ayudó a salir del autobús.

"No tienes que preocuparte, ¿de acuerdo?". Él la consoló. "Tengo una hermana mayor que me enseñó todo sobre los períodos. Vamos a la enfermería de la escuela, allá van a poder ayudarte".

"Gracias". Alcanzó a decir entre lágrimas. "Soy Emma".

"Soy Pedro. ¡No llores más, Emma! ¿Está tu mamá en casa a esta hora?".

Publicidad

Emma negó con la cabeza. "Mis padres murieron hace mucho tiempo. Vivo con mi abuela. Trabaja en una panadería y no está en casa ahora".

Joven con suéter con capucha negra. | Foto: Pexels

Joven con suéter con capucha negra. | Foto: Pexels

Publicidad

"Oh, ya veo... No hay problema, veamos si la enfermera de la escuela está disponible, ¿de acuerdo?".

Desafortunadamente, la enfermera de la escuela, la Sra. María, se había ido temprano. Cuando Pedro y Emma regresaron a la puerta de la escuela, el autobús también se había ido. Pedro se sintió mal por la chica y no quería dejarla sola, así que se ofreció a acompañarla a casa.

Cuando pasaron por una tienda camino a la casa de Emma, ​​Pedro le pidió que esperara y entró al establecimiento. Regresó con un paquete de toallas sanitarias y se lo dio. "Llévalas contigo, ¿de acuerdo? En caso de que no tengas en casa. Las necesitarás".

Publicidad

Cuando llegaron a su casa, Emma agradeció a Pedro por su ayuda. "Está bien. Cuídate", le dijo antes de irse.

Cuando Mercedes regresó a casa ese día, Emma lloró y le contó todo lo que había pasado en la escuela.

Lee también: Estudiante nuevo no es aceptado en grupo de niños en la escuela: al día siguiente lo invitan a liderarlo - Historia del día

Su abuela estaba impresionada por la forma en que Pedro había ayudado a Emma. Quería agradecerle, así que le envió algunas de sus galletas caseras a través de su nieta y le pidió que lo invitara a casa.

Al día siguiente, Pedro fue a la casa de Emma. Mercedes preparó un rico almuerzo. Y, mientras hablaban, se enteró de que la familia del joven era pobre. Sus padres luchaban para mantener a sus otros cuatro hermanos.

Publicidad

Mercedes decidió ayudarlos y le preguntó a Pedro si estaría interesado en trabajar medio tiempo en su panadería. "Verá, joven, necesito ayuda en el negocio. ¡Podrías ayudarme con las entregas! ¿Qué piensas?".

Panadería artesanal. | Foto: Pexels

Panadería artesanal. | Foto: Pexels

Publicidad

Pedro estaba encantado de aceptar la oferta de Mercedes. Él a menudo tomaba "trabajos" menores para ayudar económicamente a su familia, pero al trabajar para la panadería de Mercedes, podrían dejar su vida de "pandilla" y ganar dinero honestamente.

Eventualmente, la amabilidad de Pedro hacia Emma llegó al director de la escuela, y el director le dio reconocimiento por apoyar a la adolescente. A los estudiantes que se burlaron de Emma en el autobús también se les pidió que se disculparan con ella.

Mientras tanto, Pedro y Emma se hicieron buenos amigos.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Publicidad

La ayuda a veces puede venir de los lugares más inesperados: Pedro era mayor que Emma y muy conocido en toda la escuela por sus malas andanzas. Nadie esperaba que él viniera al rescate de la chica, ​​pero la ayudó cuando escuchó a sus compañeros burlándose de ella.

Nunca se puede juzgar un libro por su portada: Como Pedro era miembro de una pandilla local, todos en la escuela lo temían. Nunca se atrevieron a oponerse a él, e incluso Emma se sobresaltó cuando subió al autobús. Pero, al final, demostró ser un alma bondadosa que la ayudó.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Este relato está inspirado en la historia de nuestro lector y escrito por un escritor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes son solo para fines ilustrativos. Comparte tu historia con nosotros; tal vez cambie la vida de alguien. Si desea compartir su historia, envíela a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
info

AmoMama.es no promueve ni apoya violencia, autolesiones o conducta abusiva de ningún tipo. Creamos consciencia sobre estos problemas para ayudar a víctimas potenciales a buscar consejo profesional y prevenir que alguien más salga herido. AmoMama.es habla en contra de lo anteriormente mencionado y AmoMama.es promueve una sana discusión de las instancias de violencia, abuso, explotación sexual y crueldad animal que beneficie a las víctimas. También alentamos a todos a reportar cualquier incidente criminal del que sean testigos en la brevedad de lo posible.

Publicaciones similares

Directora nota que su hijo desaparece a menudo después de clase: encuentra pañales en su mochila - Historia del día

26 de mayo de 2022

Mamá se entera de que compañero de su hijo almuerza con las sobras de los otros: decide organizar reunión con los padres - Historia del día

30 de abril de 2022

En el Día de la Madre, mujer pobre que lucha por alimentar a sus hijos recibe $200.000 del desconocido Javier Rojas - Historia del día

21 de mayo de 2022

Estudiante nuevo no es aceptado en grupo de niños en la escuela: al día siguiente lo invitan a liderarlo - Historia del día

21 de mayo de 2022