logo
Getty Images
Fuente: Getty Images

Un interés amoroso de Diana que la ayudó a superar temores la traicionó a la "primera oportunidad", según un libro

Georgimar Coronil
07 sept 2022
15:00
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Al parecer, la princesa Diana se dedicó a conocer íntimamente a un capitán mientras estaba casada con el príncipe Charles. Sin embargo, tras entregarse al romance, el hombre traicionó a la royal en cuanto se cansó de sus exigencias.

Publicidad

La princesa Diana dio la bienvenida a su segundo hijo, Henry Charles Albert David Mountbatten-Windsor, también conocido como el príncipe Harry, en septiembre de 1984. Diana estuvo en trabajo de parto durante nueve horas antes de darle la bienvenida a su bebé.

Según el autor Andrew Morton, Diana reveló que no estaba contenta con el príncipe Charles tras el nacimiento de su segundo hijo. En el libro de Morton, "Diana: Her True Story", el autor afirma que la madre de Harry dijo que su marido siempre había deseado tener una niña.

El príncipe Charles y la princesa Diana, con su hijo recién nacido, el príncipe Harry, en el hospital St Mary's de Paddington, Londres, el 16 de septiembre de 1984. | Foto: Getty Images

El príncipe Charles y la princesa Diana, con su hijo recién nacido, el príncipe Harry, en el hospital St Mary's de Paddington, Londres, el 16 de septiembre de 1984. | Foto: Getty Images

Publicidad

Según Morton, Charles estaba "consternado" por lo sucedido y su primera declaración al respecto fue: "Oh Dios, es un niño". Lo segundo de lo que se quejó en broma el Príncipe de Gales fue de que Harry fuera pelirrojo.

Esto dejó a Diana ofendida y dolida tras pasar horas dando a luz de forma natural al hijo de Charles. El color de cabello de Harry se debía a que el hermano menor de la princesa, el conde Spencer, y sus hermanas mayores eran pelirrojos, un rasgo que se daba en la familia.

La supuesta desconsideración de Charles continuó hasta el bautizo de Harry, donde se quejó con la madre de su esposa, diciéndole que él y Diana estaban "decepcionados" porque creían que iban a tener una niña.

Publicidad

En sus memorias, Ken Wharfe, oficial de protección real de Diana, escribió sobre las cosas que la princesa de Gales le confiaba debido a lo cercanos que se habían vuelto. Wharfe afirmó que la royal le expresó que su matrimonio murió tras tener a Harry.

Lee más: Diana estaba "enamorada" de George Michael, que era gay y fue su apoyo cuando ella se sentía "sola" con Charles, según biógrafo

Recordó la tristeza con la que ella se sinceró, diciéndole que había hecho todo lo posible, pero que Charles no la quería. Diana confesó que habían pasado dos años durmiendo en camas separadas.

Ella admitió a Wharfe que había intentado quitarse la vida varias veces, y él lo vio como un "grito de auxilio", pero lamentablemente nadie la escuchaba. Según Morton, Diana dijo que las semanas anteriores al nacimiento de Harry, ella y su marido estaban muy unidos, afirmando:

Publicidad

"Entonces, de repente, al nacer Harry, todo se fue al demonio, nuestro matrimonio. Todo se fue por el retrete".

La princesa explicó cómo algo en su interior se apagó tras la llegada de su segundo hijo. Una de las principales razones de ese cambio fue que su esposo había reiniciado su larga relación con su exnovia, Camilla Parker Bowles.

El príncipe Charles, la princesa Diana y el príncipe Harry tras el bautizo del pequeño en la capilla de San Jorge en Windsor el 21 de diciembre de 1984. | Foto: Getty Images

El príncipe Charles, la princesa Diana y el príncipe Harry tras el bautizo del pequeño en la capilla de San Jorge en Windsor el 21 de diciembre de 1984. | Foto: Getty Images

Publicidad

Los Rumores Provocados Por El Color De Pelo de Harry

En 1986, Diana conoció al capitán James Hewitt, un oficial de la Caballería de la Casa y el hombre que alguna vez se creyó que era el padre de Harry, debido a que su cabello y apariencia eran similares. Se conocieron en una fiesta organizada por Hazel West, la dama de compañía de la princesa de Gales.

Hewitt estuvo a punto de no asistir al evento debido a otro compromiso. Wharfe recordó cómo Diana describió su primer encuentro, dándole a entender que adoraba al capitán, incluso cuando su romance no era tan intenso.

Su primera conversación resultó agradable para la esposa de Charles, lo que provocó una atracción. Supuestamente, le dijo a su guardaespaldas que ella y Hewitt "se llevaban muy bien", y el capitán le informó que era instructor de equitación.

Publicidad

Diana le confesó su miedo a los caballos, entonces Hewitt se ofreció a ayudarla a superarlo y ambos concertaron un encuentro.

Tras lo sucedido, el guardaespaldas de la princesa consideró que el capitán era culpable de alta traición por querer cometer adulterio con la esposa de Charles. Wharfe vio cómo Hewitt infundía en Diana una "vitalidad juvenil" y un encanto, que hizo que ella se sintiera atraída por él.

El capitán llegó justo en el momento en que Diana necesitaba sentirse querida, algo que Charles no podía darle. Sin embargo, Wharfe dijo que el príncipe de Gales no era un tonto, añadiendo:

"Sabía lo que estaba pasando y después de años en este difícil matrimonio, le convenía".

Publicidad

Según su guardaespaldas, el anhelo de Diana era la atención, y como no la obtenía, buscaba pelea. Sin embargo, la princesa se apaciguó cuando Hewitt entró en su vida.

James Hewitt presenta su libro "Love and War" durante una entrevista con Daphne Barak el 25 de octubre de 1999, en Nueva York. | Foto: Getty Images

James Hewitt presenta su libro "Love and War" durante una entrevista con Daphne Barak el 25 de octubre de 1999, en Nueva York. | Foto: Getty Images

Publicidad

A finales de los años 80, el capitán había empezado a sentirse agotado por la presión emocional que Diana ejercía sobre él. Una vez le confesó a Wharfe que necesitaba tiempo libre porque ella era exigente.

El guardaespaldas sonrió, pero no respondió y se preguntó cuántos hombres habrían intercambiado gustosamente su lugar con Hewitt. Cuando el capitán aprovechó la oportunidad para escapar, Wharfe no se sorprendió.

Hewitt consiguió un ascenso a mayor y tuvo que estar en Alemania durante dos años, lo que hizo que Diana se sintiera traicionada por haber elegido su carrera en lugar de a ella. Al principio intentó impedirle que se fuera y le amenazó con hablar con el oficial al mando de Hewitt.

Publicidad

Lee más: Diana era una "madre muy celosa" y alejó a las primas favoritas de sus hijos, Beatrice y Eugenie, según libro

El presunto amante de Diana se negó y su relación comenzó a decaer. Sus conversaciones telefónicas se volvieron cada vez menos frecuentes. La princesa no le dijo a su presunto amante que deseaba poner fin a su aventura y creyó que era su forma de recuperar la autoridad moral sobre su marido.

Perder a Hewitt supuestamente le dolió a Diana y la dejó llorosa, malhumorada y lo suficientemente furiosa como para rabiar contra lo injusta que era la vida en su situación particular.

La traición que Diana sintió por parte de Hewitt dejó a su presunto amante sin empleo y como un marginado social. A pesar de que el pelo rojo de Harry coincidía con el de Hewitt, Diana estaba segura de que el niño era de Charles, a pesar de que para entonces él ya había retomado su romance con Parker Bowles.

Publicidad
Publicidad

La Confesión De James Sobre la Paternidad de Harry

En una entrevista, Hewitt compartió que estaba al tanto de los rumores de paternidad con respecto a Harry. Explicó al Sunday Mirror que era imposible que él fuera el padre del niño.

Hewitt dijo que entendía por qué la gente tiene interés en el tema de la paternidad. Sin embargo, dijo que Harry ya estaba caminando cuando él y la princesa de Gales comenzaron a verse románticamente.

El encuentro de Diana con Hewitt dos años después del nacimiento de Harry dio a entender que él no era el padre del niño. Wharfe recordó una vez que la princesa discutió, entre lágrimas, los rumores de paternidad con él.

Publicidad

A Diana no le importaba lo que los amigos de Charles dijeran de ella, pero le habría dolido mucho que alguien se pusiera en contra de sus hijos. Harry fue concebido en 1983, en torno a la Navidad, y su madre no conoció a Hewitt hasta el verano de 1986.

El pelo rojo, un rasgo de la familia Spencer, era algo que tampoco podía utilizarse en contra de Diana. Cuando era joven, cualquiera que mirara las primeras fotografías de Jane, la hermana de la princesa de Gales, podía ver que era algo que venía de familia.

En México el Sistema Nacional de Apoyo, Consejo Psicológico e Intervención en Crisis por Teléfono ofrece atención a través del 0155 5259-8121. En Estados Unidos, puede llamar a la Red Nacional de Prevención del Suicidio al 1-888-628-9454. En España, llame al Teléfono contra el Suicidio a través del 911 385 385. Otras líneas internacionales de ayuda al suicida pueden encontrarse en befrienders.org.

Suscríbete a AmoMama para leer las mejores historias sobre el espectáculo y el mundo en un solo lugar.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Harry y William nunca estarán de acuerdo con que Camilla tome el título de reina consorte que debió haber sido de su madre, según un autor

07 de julio de 2022

Diana estaba "enamorada" de George Michael, que era gay y fue su apoyo cuando ella se sentía "sola" con Charles, según biógrafo

07 de julio de 2022

Charles lloró por el comentario de la herencia de William tras presuntamente sentirse excluido de la vida de su hijo

04 de julio de 2022

A la madre de Diana le preocupaba que se casara con Charles: no se hablaron durante años tras la boda

30 de agosto de 2022