Pareja de niños superó con éxito el cáncer en hospital infantil, y años después, se casaron

Un linfoma linfoblástico agudo y un tumor en los huesos unieron a dos cuerpos enfermos en los pasillos del Hospital de Investigación para Niños St Jude. Lo que sucedió años después es la increíble muestra de que el amor es la cura para todo.

“Tengo que casarme con el amor de mi vida, y espero que todos puedan hacer eso”, expresó Lindsey Wilkerson en una entrevista para People, justo después de casarse con Joel Alsup su antiguo compañero de lucha contra el cáncer

Los jardines de la clínica especializada en los más pequeños de la casa fueron el lugar idóneo para cerrar con broche de oro 20 años de amor. Ella con 12 y él con 13 años se encontraban recibiendo tratamiento, pero eso no les impedía sentirse atraídos, aunque la timidez no dejó ver nada.

Luego, al pasar más de una década, los dos volvieron a coincidir en el hospital, ahora para trabajar y colaborar con las acciones de este para salvar a muchos más niños como ellos. “Él me llamaba la atención desde pequeños”, enfatizó ella y él asegura que “era muy bonita”.

El amor decidió hacer de las suyas en sus corazones y comenzaron a salir y se enamoraron al punto de querer compartir el resto de sus milagrosas vidas uno al lado del otro.

“Queremos que nuestra historia les sirva a otros pequeños con cáncer y a sus familias, que entiendan que la vida te espera luego de vencer”, comentó esperanzado Joel Alsup.

Como una novela o libro romántico su amor fue una sorpresa. Se veían cada vez que el hospital St. Jude invitaba a sus familias a compartir sus experiencias combatiendo al cáncer. Los dos admiraban su belleza y buen sentido del humor.

Ambos fueron a la universidad y se graduaron de Comunicaciones (ella) y Producción de Televisión (él) en la Universidad de Arkansas Central y en la Universidad Estadal de Tennesse, respectivamente.

Seres queridos, amigos y todas la familia de ambos aplaudieron su vida y acompañaron a los novios a pronunciar el ¡sí acepto! ante los hombres y ante Dios.

Definitivamente el cáncer no elimina las ganas de vivir y la capacidad de disfrutar cada segundo, agradecer cada respiración y reír por los buenos momentos. Así como estos enamorados gozan su vida, dos niños con cáncer que se muestran en un video viral son otro gran ejemplo de tenacidad y dicha.

Fuente: Facebook/Aspau

Fuente: Facebook/Aspau

Los chicos estaban en el hospital recibiendo la quimioterapia, cuando uno quiso alegrar a su compañero que no se podía parar de la cama. Con toda su fuerza lo paseó en un carrito ingeniado por ellos y sus madres, en el que disfrutaron risas y paseos en los propios pasillos del lugar.

Enfermeras, camareras y doctores disfrutaron el momento y una de las representantes de los menores decidió inmortalizarlo, grabándolo y compartiéndolo con el mundo.

Artículos relacionados
Feb 09, 2019
Doctores dicen a mujer que tiene 1 mes de vida, 8 años después está libre de cáncer y embarazada
Jan 16, 2019
El odio de la sociedad los separó, pero su amor sobrevivió y se casaron 45 años después
Dec 18, 2018
Familia intenta recaudar 90.000 dólares para hijo de 8 años diagnosticado de cáncer por 3° vez
Crianza Mar 21, 2019
Niña superó el cáncer y piden que oculte sus cicatrices, pero su mamá tiene una respuesta hermosa