Increíble homenaje que Meghan Markle rindió a la princesa Diana durante su viaje a Australia

Meghan Markle lleva los pendientes y el brazalete de mariposa de la princesa Diana en el primer día de la gira real

El duque y la duquesa de Sussex aterrizaron en Australia para comenzar su primera gira real como un matrimonio que los llevará a Australia, Fiji, Tonga y Nueva Zelanda.

Apenas un día en su excursión al extranjero, el Palacio de Kensington anunció que los dos esperaban a su primer hijo.

Sin embargo, la duquesa de Sussex aprovechó la ocasión no solo para mostrar por primera vez su barriga, sino también para honrar a su célebre suegra que nunca conoció.

Siguiendo la tradición de "algo blanco" y "algo prestado", Meghan salió con un impresionante vestido blanco hecho por la diseñadora australiana Karen Gee.

Mientras todos los ojos estaban en el vestuario de la duquesa, había otro giro real en su look. Resulta que la marca registrada Markle Sparkle se relacionaba con sus aretes y pulsera ese día también.

Ambos artículos de joyería pertenecieron a Diana y se piensa que son un regalo de Harry para celebrar la feliz noticia.

La duquesa le dio a los espectadores un vistazo de los hermosos aretes de mariposa con incrustaciones de joyas mientras se empujaba el cabello detrás de las orejas, mientras que la impresionante pulsera, que tiene dos piedras azules, estaba a la vista.

Markle combinó la joyería con un clásico vestido verde militar con falda plisada de Brandon Maxwell, zapatos cremas de punta y su pelo recogido en la nuca.

Durante la primera parada en Admiralty House, la radiante pareja recibió como regalo un canguro de peluche con un bebé en su bolsa. 

"¡Nuestro primer regalo de bebé!" Meghan dijo mientras se aferraba al animal esponjoso.

También recibieron un par de Uggs para el bebé, que provienen de Australia.

Un fanático de la pareja real escribió en Twitter: "Esos eran los pendientes que llevaba Diana cuando la conocí. ¡Encantado de verlos en Meghan!"

Sin duda alguna, aún después de 21 años de su muerte, la princesa Diana sigue muy presente en la vida de sus hijos, los príncipes William y Harry.

Curiosamente, no es la primera vez que Meghan le hace tributo a la difunta madre de su esposo. Un detalle poco conocido del día de la boda, fue que la ahora Duquesa de Sussex llevaba un lazo azul escondido y cosido en el vestido. El lazo también fue usado por Kate Middleton el día de su boda.