Fuente:

Niño de 5 años no tuvo pulso por más de 3 horas durante una operación

Sergio Colina Romero
29 dic 2018
11:44
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

En un sorprendente caso un niño que estaba siendo intervenido quirúrgicamente pasó tres horas sin latidos en su corazón.

Publicidad

La operación a la cual fue sometido el niño es una de las más complejas que existen, requirió un equipo de 10 profesionales médicos trabajando en un quirófano por 10 horas consecutivas.

Durante el procedimiento es necesario que el niño tuviese su corazón detenido por 3 horas para bajarle la temperatura corporal a 24 grados, la temperatura óptima para esta intervención.

Publicidad

El niño necesitaba esta operación debido a su condición: transposición congénitamente corregida de las grandes arterias, señaló La Voz de Galicia.

UN HITO EN ESPAÑA

Esta intervención es algo sin precedentes en el país ibérico y ha sido motivo de orgullo por parte de la comunidad médica española, en especial del Hospital Teresa Herrera de La Coruña en Galicia.

Publicidad

Víctor Bautista, encargado de la unidad de cirugía cardiaca infantil comentó: “Esta es una cirugía complicada que implica a diez médicos durante diez horas seguidas en el quirófano y que pone en valor el nivel de nuestros profesionales y de nuestra organización sanitaria”.

Publicidad

"Empieza con la detección de un problema durante el embarazo por parte de un ginecólogo ajeno al área sanitaria coruñesa al que hay que felicitar -valora Bautista-, y que continúa con el diagnóstico preciso que efectúa, también durante el embarazo, el equipo de Cardiología Infantil del Hospital Teresa Herrera” concluyó Bautista.

Publicidad

TUVO SU FINAL FELIZ

Este esfuerzo del equipo médico, familiares y del propio niño trajo sus frutos, pues el pequeño al dia siguiente de le fueron retirados los tubos y al mes fue dado de alta del hospital, esta fue una victoria de todo el equipo médico de la institución de la salud gallega.

En la actualidad el pequeño se recupera en su hogar satisfactoriamente bajo supervisión médica para chequear su estabilidad de la reparación cardiovascular.

Hay muchos niños como este, con problemas cardíacos buscando un final feliz, así está Oscar de 13 meses, el cual su madre busca desesperadamente un trasplante de corazón.

Publicidad