El público demanda justicia para dos perros asesinados por la policía

La muerte de una perra en Barcelona y un rottweiler en Tarragona a manos de policías, ha unificado a numerosas personas que exigen que se revisen los protocolos de actuación y que se establezcan responsabilidades.

Sota y Shaitan tienen en común que fueron perros y que ambos murieron tiroteados por agentes del orden en España, con pocos días de diferencia. También, que las versiones de las autoridades y los testigos sobre los dos incidentes son contradictorias.

Sota fue ultimada el martes 18 de diciembre por un agente de la Guardia Urbana de Barcelona que alegó que la perra le había mordido en un brazo.

Shaitan, el rottweiler, murió el viernes 11 de enero en Segur de Calafell (Tarragona), cuando un agente le disparó tres tiros en la cabeza porque según su testimonio, “se disponía a atacarlo”.

La tarde del domingo 13, aproximadamente un centenar de manifestantes se aglutinó en la plaza de Sant Jaume de Barcelona, para protestar por la muerte de las dos mascotas.

En la concentración convocada por la entidad SOS Animals Maresme y apoyada por el partido animalista Pacma, los asistentes reclamaron "justicia" para ambos animales, que murieron en circunstancias similares después de haber agredido presuntamente a un agente de la Guardia Urbana de Barcelona y a un policía local de Segur de Calafell.

Toni Solana, vocero del grupo organizador, se dirigió a los manifestantes para condenar la muerte de Shaitan. El representante de SOS Animals Maresme pidió de nuevo que "se depuren responsabilidades" y se revisen los protocolos de actuación de la policía para evitar que se repitan casos como este o el de la perra Sota.

El público encendió las linternas de sus móviles y guardó un minuto de silencio en memoria de ambos perros.

"Basta de maltratar animales", "Menos pistolas y más educación" y "Sota, hermana, aquí está tu manada", fueron algunas de las consignas.

VERSIONES CONTRADICTORIAS

A la manifestación acudieron Nerea y Fran, la pareja que hizo público el caso de Shaitan, ocurrido en Tarragona.

Ambos dijeron que son familiares y vecinos de los propietarios del rottweiler y pusieron en duda la versión oficial. "Oímos dos tiros y al salir a la calle vimos cómo el agente disparaba una tercera vez al perro", aseguró Nerea.

Agregó que los policías se pusieron muy nerviosos al ver que ella y su pareja les pedían explicaciones y tomaban fotografías del lugar de los hechos.

"Primero nos dijeron que el animal había atacado al agente y después rectificaron y aseguraban que los había acosado contra una pared de hormigón", afirmó.

La pareja denunció que ha recibido amenazas por haber hecho público el incidente, pero dice que no se echará atrás. "No tienen derecho a hacer lo que hicieron. Le dispararon tres tiros en la cabeza", dijo Nerea.

Añadió que no se trataba de un perro peligroso y que existen otros métodos para reducir un animal sin tener que matarlo.

En el caso de Sota, la Guardia Urbana de Barcelona argumentó que la perra, de raza "potencialmente peligrosa" estaba sin atar y sin bozal y se abalanzó sobre el agente mordiéndole en el brazo, por lo que el policía abrió fuego para evitar que continuara mordiéndole, actuando "en defensa de su integridad física".

Sin embargo, testigos presenciales dijeron que todo empezó entre el dueño del animal y los agentes, que llegaban a la media docena.

Afirmaron que se efectuaron algunos golpes entre las dos partes y, después, uno de los agentes disparó a la cabeza del animal, que se encontraba ladrando sin parar.

Por su parte, el partido Pacma también condenó los hechos en una declaración: "No puede ser que la solución a problemas con animales sea pegarle dos tiros. Esto no es el Salvaje Oeste, hay medios y métodos alternativos, y esto es lo que exigimos, su adopción y aplicación".

Y mientras en algunas ciudades la gente protesta porque matan a los perros, en otras las autoridades son elogiadas por tomar medidas que los protegen, como sucedió en Parma, Italia.

Allí, el gobierno local prohibió el empleo de cualquier tipo de pirotecnia que emita ruidos y explosiones, con la finalidad de evitar que estos provoquen molestias a los animales.

Fuente: PxHere

Fuente: PxHere

De acuerdo con la medida, las fuertes detonaciones que emiten estos juegos ocasionan daños severos en mascotas e incluso la muerte.

ⓘ AMOMAMA.ES no promueve ni apoya violencia, autolesiones o conducta abusiva de ningún tipo. Creamos consciencia sobre estos problemas para ayudar a víctimas potenciales a buscar consejo profesional y prevenir que alguien más salga herido. AMOMAMA.ES habla en contra de lo anteriormente mencionado y promueve una sana discusión de las instancias de violencia, abuso, explotación sexual y crueldad animal que beneficie a las víctimas. También alentamos a todos a reportar cualquier incidente criminal del que sean testigos en la brevedad de lo posible.

Artículos relacionados
Jan 19, 2019
Polémico video muestra que la policía no tenía que disparar a los perros Sota y Shaitan
Dec 21, 2018
Indignación tras policía dispararle a perro desamparado en público en Barcelona
Dec 25, 2018
Alcaldesa de Barcelona pide testigos del asesinato de la querida perra, Sota
Dec 29, 2018
Dueño de Sota, la perra asesinada en Barcelona, conmemora a su querida compañera con todo el mundo