29 de enero de 2019

Pareja casada por 70 años muere con minutos de diferencia tomada de las manos

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

Norma June Platell (90) y Francis Ernest Platell (92) fallecieron tomados de las manos y sus actas de defunción son idénticas.

Una hermosa historia de amor, escrita por la hija periodista de ambos, ha logrado conmover a todas las personas que la han leído, y cuenta del amor de una sólida pareja australiana que, después de 70 años de felicidad, murieron juntos, tomados de las manos, con solo minutos de diferencia.

Fueron Norma June Platell (90) y Francis Ernest Platell (92), quienes empezaron su romance en 1949, después de haberse conocido en un baile.

Publicidad

La hija, navegando en sus recuerdos familiares, hace referencia a lo mucho que le gustaba a su padre hablar sobre el momento en que conoció a su esposa, con una descripción perfecta, como si la tuviese en frente por primera vez.

“Llevaba un largo vestido azul pálido con frangipanis frescos en su cabello castaño y suelto. Papá pensó que ella era una estrella de cine”, detalló.

Mientras que Norma June siempre contaba cómo la primera vez que salió con su enamorado corrió a su casa para decirle a su hermana gemela, Lorraine, que acababa de conocer al hombre con el que se casaría.

Pero como toda mujer que se hace desear, cuando el hombre vendió su vieja moto Harley Davidson de segunda mano para comprar el pequeño anillo de compromiso con forma de rosa, ella dijo que lo pensaría.

Publicidad

Una dulce despedida | Foto: Shutterstock

Finalmente, la respuesta fue afirmativa, y después de varios años conformaron una espléndida familia de cinco miembros, cuando tuvieron dos varones y una niña, a quienes guiaron con mucho amor por el camino del bien, hasta que los tres se graduaron.

Publicidad

El primer hijo, Michael, logró graduarse de farmacéutico; el segundo, Cameron, es médico cirujano y la última, recibió su título de periodista, a la cual le ha sacado provecho, al menos escribiendo esta apasionada historia.

Pero los años pasaron y naturalmente, después de una larga vida llena de bellas experiencias, la muerte llegó para esta ejemplar pareja de la manera más milagrosa.

Publicidad

Norma June fue diagnosticada con Alzheimer y poco a poco los recuerdos se fueron esfumando de su memoria. Mientras tanto, su esposo no se apartaba de su lado y era él quien se encargaba de todos los cuidados de su amada.

Hasta que la vejez también lo alcanzó a él y, al tiempo de que empezó a cuidar de su esposa, él también empezó a sufrir las consecuencias de la senectud.

Así, comenzó a sufrir caídas que terminaron llevándolo a la casa de cuidados en la que poco tiempo antes había tenido que ingresar su señora.

En la noche del 6 de enero, a las 11:45 de la noche, el personal del centro de cuidados donde ambos estaban internados ingresó al cuarto donde la pareja se había instalado, una cama al lado de la otra y ambos con las manos agarradas.

Publicidad

Pareja de ancianos se toma de las manos | Foto: Shutterstock

Su tiempo en el mundo terrenal había llegado a su fin y sus actas de defunción terminaron registrando la misma hora de muerte para ambos, pero afortunadamente fallecieron en paz, con la tranquilidad de haber estado siempre uno con el otro.

Publicidad

UN AMOR DE 65 AÑOS LLEGÓ A SU FIN

En Irlanda, otra larga historia de amor llegó a su fin cuando la pareja, conformada por Máire y Gerry Ryan, falleció en el hogar de ancianos Curragh Lawn, apenas con horas de diferencia.

Se conocieron y se enamoraron a los 17 años de edad, cuando ambos estudiaban en la misma escuela. Pasaron nueve años de noviazgo y a los 26 años contrajeron matrimonio.

Publicidad

El hombre sirvió en las Fuerzas de Defensa en Curragh, Co Kildare, mientras que Máire trabajó como maestra, hasta que se convirtió en la subdirectora de la Escuela Secundaria de la Sagrada Familia, Newbridge.

Estuvieron casados por más de 65 años y cada tarde, Gerry le recitaba poesía a su mujer y la acompañaba con canciones tradicionales irlandesas.La pareja falleció el pasado lunes a pocas horas de diferencia, manteniéndose uno junto al otro, como lo habían estado siempre, a lo largo de sus vidas.

NADA PUDO CONTRA SU AMOR

El amor todo lo puede y todo lo soporta, y Janice Rude y Prentiss Willson lo demostraron contra todo pronóstico cuando lograron reunirse después de 50 años y contraer matrimonio, después de que sus familias los obligaron a separarse cuando estaban en la universidad.

Publicidad

Janice Rude (izquierda) y Prentiss Willson (derecha) en su juventud (Foto: YouTube/Nollygrio)

Esta bellísima pareja logró juntarse cuando tenían 64 y 65 años, respectivamente, después de que sus primeros planes de matrimonio, 50 años antes fueron frustrados por el padre de la mujer.

Conozca aquí más detalles de esta bella historia.

Publicidad