Estuvo abandonada por 20 años y la encontraron justo cuando se acostó para darse por vencida

Tulip fue abandonada para valerse por sí misma en una granja de Carolina del Norte en decadencia.

Con los años se deterioró mucho. Estaba muy frágil y enferma. Sus cascos estaban muy crecidos y torcidos hacia arriba. Le dolían mucho las piernas y había dejado de alimentarse al punto de querer rendirse.

Afortunadamente, la primavera pasada alguien que pasaba cerca vio a Tulip tirada en el barro. Se notaba que estaba en estado de desnutrición.

Fue entonces cuando esta persona llamó al control de animales para denunciar su abandono. La veterinaria local Laureen Bartfield intervino y se llevó a la burra a su casa.

RECIBIÓ LA ATENCIÓN QUE REQUERÍA

Estaba muy débil y no sabían si sobreviviría. Comenzaron a brindarle la atención que necesitaba, le daban alimentos nutritivos y las medicinas que requería.

Gracias a eso, Tulip comenzó a sentirse mejor cada día. Sus cascos fueron recortados y poco a poco comenzó a caminar correctamente de nuevo.

Dos meses después ya estaba mucho más saludable y la trasladaron a su hogar definitivo en el Santuario de Flare Oaks Rescue, ubicado en el condado de Harnett.

SE LLEVARON UNA GRAN SORPRESA

El pasado 6 de diciembre, poco después de que fue acomodada en su nuevo hogar, la fundadora del santuario Ashley Nelms, notó lo que parecía ser un perro tendido junto a la burra en la hierba.

Cuando la mujer se acercó, no pudo creer lo que veía. Tulip había dado a luz. Era una pequeña burra que probablemente tenía solo unos minutos de nacida.

Estaba claro que Tulip estuvo embarazada mientras se deterioraba en su viejo hogar. La supervivencia de la bebé era un milagro.

"Esta pequeña bebé estaba acurrucada en el suelo junto a ella. Me sorprendió totalmente. Tulip no mostró ningún signo de estar embarazada, y una de las primeras cosas que hicieron los técnicos veterinarios cuando fue rescatada fue un ultrasonido, porque había un burro macho en el campo cuando la encontraron", dijo la veterinaria.

Y agregó: "Por alguna razón, el técnico no vio nada”.

Luego la mujer le dio la buena noticia a su colega, el Dr. Bartfield. “Estábamos muy felices por ella. A pesar de todo lo que pasó, se mantuvo muy fuerte durante su recuperación. Creo que es porque sabía que un bebé estaba en camino”.

TRAJO FELICIDAD A SU MADRE

Decidieron llamar Josie a la hija de Tulip. Era una bebé muy saludable. Con solo unos días de vida ya estaba jugando y corriendo por el pasto como si fuera la dueña del lugar.

Se divierte mucho creciendo en el santuario, y su dulce madre nunca se aleja demasiado de su lado.

A la pequeña todavía le queda mucho por crecer, pero ya se hizo amiga de muchos voluntarios, e incluso juega con los caballos del hogar de rescate.

Tulip finalmente encontró su final feliz. Ahora está recuperando el tiempo perdido pasando sus días pastando, descansando al sol y acurrucándose con su hija.

Otro amante de los animales rescató a una perrita que también había sido abandonada a su suerte.

Después de que David Fernández vio una foto en Facebook de las condiciones del animal, no pudo quedarse de brazos cruzados.

Begoña sobrevivía en pésimas condiciones cerca del río Mapocho en Chile. Se encontraba muy mal y necesitaba ayuda urgente. Conoce aquí los detalles de su rescate.

Artículos relacionados
Feb 05, 2019
Vivía sola y triste en una pila de basura, pero su transformación tras el rescate es increíble
Feb 10, 2019
Perra ciega abandonada en un refugio no podía dejar de temblar de miedo y confusión
Entretenimiento Feb 26, 2019
Buscó a su perra perdida durante 8 años, pero una amable mujer la estaba cuidando
Jan 19, 2019
Triste perrita abandonado en inmundo vecindario se rehusaba a dejar su frazada