“Podría ser mi hija chiquitilla”: dueño de la finca abatido al ser sospechoso en el caso de Julen

Serrano no da crédito al hecho de haber sido citado por el juzgado como investigado, enfrentándose al homicidio imprudente.

David Serrano, el dueño de la finca en la que murió Julen tras caer a un pozo de más de 70 metros de profundidad el pasado 13 de enero, tendrá que presentarse el día 22 de febrero a las 11.30 horas de la mañana ante el Juzgado de Instrucción número 9 de Málaga.

Deberá acudir a declarar en calidad de investigado por la comisión de un posible delito de homicidio imprudente por la muerte del niño.

FUE CITADO COMO INVESTIGADO

En conferencia de prensa, declaró:

“Allí estaré, como desde el minuto uno he estado: no me he ido en ningún momento, sigo aquí”.

La semana pasada, el abogado de David Serrano dijo a la prensa que Antonio Sánchez dejó el pozo sin cubrir después de la perforación, haciendo que su cliente tapara el pozo con dos bloques de concreto.

“No he matado a nadie, fue un accidente”, afirmó David Serrano.

David Serrano, propietario de la finca donde murió Julen en conferencia de prensa. | Imagen: Getty Images

David Serrano, propietario de la finca donde murió Julen en conferencia de prensa. | Imagen: Getty Images

El representante legal además ha venido sosteniendo que "no puede haber una presunción de culpabilidad", pero consideran que "la única responsabilidad penal, si la hubiese, sería de ese profesional", afirmó el abogado sobre el pocero.

Serrano, que cuenta con el apoyo de los miembros de su familia, afirmó que había advertido a los padres de Julen sobre el agujero cuando llegaron a su propiedad en la Sierra de Totalan.

Tras estudiar el informe del caso, la Fiscalía solicitó que se citara a Serrano como investigado. Con dicho informe, la titular del juzgado malagueño asegura que "ya se pueden hacer varias hipótesis de los momentos previos de la fatal caída del pequeño".

Equipo de abogados del propietario de la finca donde murió Julen en conferencia de prensa. | Imagen: Getty Images

Equipo de abogados del propietario de la finca donde murió Julen en conferencia de prensa. | Imagen: Getty Images

El dueño de la finca señaló:

"Después de todo lo que está pasando, siendo la ausencia del niño algo duro de por sí, ahora esto".

Y agregó: "Esto se sabía que iba a pasar”.

OTRAS PERSONAS FUERON CITADAS COMO TESTIGOS

Serrano no da crédito al hecho de haber sido citado por el juzgado como investigado, puesto que, a Antonio Sánchez, la persona que realizó el pozo por el que cayó Julen, fue citado en calidad de testigo.

"Es lo que me coge por sorpresa, lo que más me choca. Es surrealista que solamente yo vaya en calidad de investigado”, explicó.

Y agregó: "Soy consciente de que el pocero tampoco tuvo culpa [de que el niño muriese en esas extrañas circunstancias], pero lo que sí se le puede reprochar es que no hizo su trabajo. Yo, obviamente, no he hecho el pozo con un pico y una pala”.

“Obviamente no tengo las herramientas precisas para hacer un sondeo de inspección; obviamente no tengo los conocimientos de qué permisos y de qué licencias se requieren”.

“Por eso me puse en contacto con una empresa especializada en perforaciones y búsqueda de agua".

Los padres de Julen, José Roselló y Victoria García, los tres senderistas que llegaron al lugar a auxiliar a los progenitores del niño, la pareja del dueño de la finca, que es la prima del padre de Julen, y el operario que hizo la zanja junto al talud que limita el pozo, también fueron citados por el juzgado en calidad de testigos.

PUDO HABERLE PASADO A SU HIJA

David Serrano insiste en que el día en que el pequeño de 2 años cayó en el pozo "la sensación de peligro era cero" debido al escaso diámetro que mide la perforación, de unos 23 centímetros de ancho y que.

Señaló que su hija de la misma edad de Julen también estaba allí.

“Ha sido Julen, pero podría ser mi hija chiquitilla”, dijo.

Además, declaró que había tapado el agujero con dos bloques de hormigón el día que se produjo la desgracia para evitar que alguno de los que habían acudido a tomar la paella se lastimara una pierna o los pies, pero nunca imaginó que Julen caería por él.

La versión de Serrano es contraria a la que dio el pocero, en la que aseguró que tapó el agujero con una piedra de 15 kilos.

FUE UN TRÁGICO ACCIDENTE

El dueño de la finca no entiende que se le esté reclamando un homicidio. “No he matado a nadie, fue un accidente”, afirmó David sobre los que le han acusado de un presunto “homicidio imprudente” sin que la juez haya tasado el delito.

David Serrano, propietario de la finca donde murió Julen, en conferencia de prensa. | Imagen: Getty Images

David Serrano, propietario de la finca donde murió Julen, en conferencia de prensa. | Imagen: Getty Images

La finca había sido comprada por David Serrrano hace cuatro meses. Él quería sembrar frutas y por eso contrató a una empresa que pudiera determinar si había agua en el lugar. Más detalles aquí.

Él sabía que el pozo sin sellar sería un peligro, pero nunca pensó que aquel 13 de enero un momento familiar se convertiría en el peor día de sus vidas. 

Artículos relacionados
Feb 08, 2019
Dueño de la finca donde murió Julen, de 2 años: "Nunca me lo voy a perdonar"
Jan 30, 2019
El padre de Julen cambió su declaración para proteger al dueño de la finca, creen los investigadores
Feb 06, 2019
Familiar de Julen sospechoso de mentir: "Es imposible que un niño de 2 moviese esos bloques"
Jan 29, 2019
Familiar de Julen podría ser acusado de homicidio imprudente por la muerte del niño