logo
Fuente:

Las 5 oraciones más poderosas de sanación que debes conocer

Georgimar Coronil
05 mar 2019
14:33
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Las oraciones ayudan a crecer espiritualmente y en momentos de dificultad brindan consuelo y paz para sobrellevar las adversidades.

Publicidad

Cuando se reza, se pide a Dios con respeto, amor, súplica y fe. Además, hay una entrega a su voluntad. La oración también aleja del mal a los fieles.

Por ello es importante orar, para así poder comunicar los pensamientos y sentimientos al Señor, de esta manera se logra el desahogo y la libertad espiritual. De otro modo se puede terminar hundido por las malas energías invaden el corazón.

A continuación presentamos 5 oraciones poderosas que ayudan a la sanación personal y de los seres queridos.

Manos rezando.| Imagen tomada de: Pixabay

Publicidad

ORACIÓN PARA LA SANACIÓN DE TODO EL CUERPO

¡Oh Dios Todopoderoso!

Vengo en son de arrepentimiento

Pues he permitido que la maldad entre en mi corazón

He confiado en ella

Y me deje llevar por lo que creía correcto

Por fin la realidad me ha golpeado

Las consecuencias de mis actos han llegado

Y sé que las merezco

Publicidad

Voy a pasar por ellas con la frente en alto

Pero Padre estoy arrepentido

Acudo a ti en busca de tu perdón

Pues he perdido mi norte

Y sin ti no soy capaz de encontrarlo

Estoy arrepentido de mis acciones

Imploro tu perdón Padre

Pues es la única forma de sanar mi corazón

Y seguir el sendero del bien hasta tu reino

Publicidad

Amén

Manos con rosario.| Imagen tomada de: Pixabay

ORACIÓN PARA LA SANACIÓN DE UN SER QUERIDO

Publicidad

Padre Querido

Uno de los míos ha caído en la trampa del mal

Ha pecado y cree que está bien

(NOMBRE DE LA PERSONA) necesita de ti

Ha perdido la fe

Se ha alejado de tu camino

Su decisión no ha sido la correcta

Pero con tu perdón puede encaminarse de nuevo

Tú Padre Misericordioso

Publicidad

Concédeme este deseo

Y (NOMBRE DE LA PERSONA) sabrá valorarlo

Con tu ayuda podré guiarlo al camino de la sanación

Al reencuentro contigo Mi Señor

Amén

Anciana orando.| Imagen tomada de: Pixabay

Publicidad

ORACIÓN PARA SANAR EL ALMA Y LA MENTE

Mi Señor

Tú me has concedido el perdón

Pero mi alma se siente pecadora

No siente que se merezca tu perdón

Porque estuvo mal dejarte de lado

No me siento digno de ti

No sé como continuar después de haber pecado

Báñame en tu luz y sabiduría

Publicidad

Así lograré curar mi alma

Para poder seguir el sendero del bien

Y al final de mis días

Podré reunirme contigo en tu Reino

Amén

Personas rezando.| Imagen tomada de: Pixabay

Publicidad

ORACIÓN PARA SANAR UN ENFERMO GRAVE

Padre Amado

He cometido actos que me han traído consecuencias negativas

Y la enfermedad se ha apoderado de mí

No me siento en condiciones de luchar

Sé que estas a mi lado

A pesar de los errores y fallos que he cometido

Dame la fortaleza para poder salir adelante

Vencer a la maldad con tu luz

Publicidad

Sana mis heridas pues ellas son participes de mi enfermedad

Has sido generoso conmigo aunque te fallé

No quiero volver a hacerlo

Pero mi vida corre peligro y necesito de ti

Sáname para poder continuar

Llevaré mi vida por tu el camino que decidas para mi

Nada me faltará si te tengo a mi lado

Pues eres Mi Padre, Mi Protector

Publicidad

Solo en ti puedo confiar

Amén

Persona rezando frente a una cruz.| Imagen tomada de: Pixabay

ORACIÓN PARA LA SANACIÓN DE UN HIJO

Publicidad

Mi Dios

Me he arrepentido de mis acciones

Pero he incentivado a tus ciervos a seguirme

Quiero que te sigan a ti Padre

Mis pasos han seguido el pecado

Esas almas inocentes no necesitan eso

Ilumínales tu sendero

Pues ese es el que deben seguir

Llénalos de sabiduría para que no se dejen influenciar por la maldad

Publicidad

Tu camino es el correcto

El que todos necesitamos

Son vidas jóvenes que no saben luchar contra el mal

Pero contigo podrán lograrlo

De tu mano todo es posible

Amén

Velas encendidas.| Imagen tomada de: Pixabay

Es muy importante rezar siempre con pureza en el corazón, sin rencores escondidos y sobre todo con mucha fe en que Dios siempre escucha y ayuda a sus hijos.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad