14 años sin Yéremi Vargas: su familia aún mantiene la esperanza

Alejandra Quintero
11 mar 2021
01:35
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

El 10 de marzo de 2007, el niño jugaba cerca de su casa en Santa Lucía de Tirajana, Gran Canaria, cuando su familia le perdió el rastro.

Publicidad

Tras 14 años, la familia sigue conservando la esperanza de que las autoridades reabran el caso. Según Ithaisa Suárez, madre del menor, aparecieron nuevos documentos que podrían facilitar este procedimiento.

Ella explicó que la pandemia de covid-19 retrasó los avances en la investigación, que no se ha detenido pese a que el caso permanece cerrado, y aseguró que ahora tienen material más "sólido".

Publicidad

La familia del menor denunció su desaparición hace 14 años, cuando perdieron de vista al menor en un descampado cerca a su vivienda.

Desde entonces, las hipótesis sobre el móvil de la desaparición han pasado por pederastia, tráfico de órganos, venganza familiar y trata de menores.

El 12 de marzo de 2007, aproximadamente 400 personas participaron en un operativo de búsqueda en los alrededores del lugar donde fue visto por última vez Yéremi.

Publicidad

Las autoridades recibieron alrededor de 600 llamadas de personas que querían aportar a la investigación. Entre ellas, algunas personas que querían sacar provecho económico del caso.

El 19 de marzo, la Guardia Civil detuvo a un joven de 27 años por el delito de extorsión, después de pedir 6.000 euros a la familia por el rescate del niño.

El 11 de septiembre de 2008, cuando había pasado año y medio de la desaparición, se designaron seis nuevos agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de Madrid para reforzar la labor investigativa.

Publicidad

En 2012, se investigó a 195 personas menores de 65 años acusadas de pederastia en menores de quince años. Las labores para dar con el paradero de Yéremi nunca se han detenido.

De hecho, en 2015 se estudió la posibilidad de que un cráneo hallado en Gran Canaria perteneciera al menor. Esta hipótesis se descartó, pero en junio de 2016 apareció un sospechoso de su desaparición y homicidio.

Se trata de Antonio Ojeda "El Rubio", quien estaba preso desde 2015 en Cádiz, purgando una condena por abuso sexual a otro menor.

Publicidad

Dos compañeros suyos de las prisiones donde estuvo recluido testificaron que él podría estar vinculado con la desaparición de Yéremi. Sin embargo, el sospechoso siempre lo negó.

El 10 de marzo de 2018 no solo se cumplían 11 años desde la desaparición del menor, sino que la Audiencia de Las Palmas confirmó la decisión del Juzgado de Instrucción número 2 de San Bartolomé de Tirajana. 

Ese despachó archivó las diligencias contra "El Rubio" al no observar indicios concretos que lo incriminasen en el caso de Yéremi.

El hombre salió de prisión el 9 de marzo de 2020, tras cumplir la condena que purgaba por la agresión a otro menor.

Por ahora, la familia de Yéremi sigue guardando la esperanza de encontrar pistas que conduzcan a su paradero, de la misma manera que en 2013 cuando Ithaisa Suárez dijo que confiaba en el trabajo de las autoridades para encontrar a su hijo en buenas condiciones.

Publicidad

AmoMama.es no promueve ni apoya violencia, autolesiones o conducta abusiva de ningún tipo. Creamos consciencia sobre estos problemas para ayudar a víctimas potenciales a buscar consejo profesional y prevenir que alguien más salga herido. AmoMama.es habla en contra de lo anteriormente mencionado y AmoMama.es promueve una sana discusión de las instancias de violencia, abuso, explotación sexual y crueldad animal que beneficie a las víctimas. También alentamos a todos a reportar cualquier incidente criminal del que sean testigos en la brevedad de lo posible.