Vida

15 de marzo de 2019

Cámara oculta muestra a cartero supuestamente rociando con spray de pimienta a un perro inocente

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

Pupa, el perro de siete años de Alfonso Galindo, sufrió el ataque de un cartero que, sin razón aparente, lo roció con gas pimienta mientras entregaba el correo.

El incidente tuvo lugar en Otay Mesa, California. En el video captado por las cámaras de seguridad, un trabajador del servicio postal estadounidense cuyo nombre no ha sido compartido, se ve acercándose a la puerta de Alfonso con cartas en sus manos.

Sin embargo, se logra observar también una pequeña lata que, al principio, no se logra identificar en detalle. Una vez que el cartero estaba frente a la puerta de la casa, Pupa, que estuvo ladrando junto a la puerta la mayor parte del tiempo, huye despavorida.

Publicidad

Pupa, el perro de Alfonso Galindo | Imagen tomada de: YouTube/Insider Edition

LUCHANDO CONTRA EL DOLOR

El pobre animal se ve arrastrándose por el suelo y pasando sus patas por su hocico en un intento fallido por aliviar el efecto de lo que luego sería identificado como gas pimienta, el utilizado por personas para defenderse.

Publicidad

Pupa luchando contra el dolor | Imagen tomada de: YouTube/Insider Edition

Lo peor de todo es que el episodio de violencia no ocurrió una sola vez. De hecho, fueron los vecinos de Alfonso quienes lo alertaron ya que ellos eran testigos de los constantes llantos, ladridos y sollozos de Pupa cuando el cartero pasaba por el lugar.

Publicidad

El cartero con la lata de gas pimienta en sus manos | Imagen tomada de: YouTube/Insider Edition

SORPRESA POR PARTE DEL DUEÑO

“Nunca sospeché del cartero, del repartidor. Nunca sospeché de alguien que traía mi correspondencia. Me rompió el corazón. Me dejó sin palabras y hace que se me revuelva el estómago”, dejó claro Alfonso.

Publicidad

Segundos antes del ataque del cartero | Imagen tomada de: YouTube/Insider Edition

Por si fuera poco, los dos hijos de Alfonso – de tres y un año – también experimentaron problemas respiratorios debido a la interacción que tuvieron con el perro.

Publicidad

Uno de los hijos de Alfonso afectado por el gas pimienta | Imagen tomada de: YouTube/Insider Edition

El hombre se aseguró de mostrar que, en realidad, el cartero no tenía necesidad de acercarse a la puerta pues el buzón de la casa esta a un par de metros de distancia y arriba, lejos del alcance de Pupa.

Publicidad

Alfonso explicando la distancia entre su buzón y su puerta | Imagen tomada de: YouTube/Insider Edition

A manera de disculpas, el servicio postal de los Estados Unidos declaró que no apoyan el comportamiento de su trabajador ya que no es profesional. Se incluyó en la declaración que se tomarían medidas correctivas y se dará la capacitación adecuada a los carteros de la zona.

Publicidad

OTRO PERRO LASTIMADO EN ESTADOS UNIDOS

Lamentablemente, no es la primera vez que un can es maltratado por personas sin corazón. Un perro fue encontrado vagando en las calles del condado de Lee en Florida deshidratado, desnutrido, con heridas abiertas en su pecho y patas y con cinta adhesiva alrededor de su hocico.

Publicidad

Publicidad

Como resultado de ese crimen, la organización Personas por el Trato Ético de los Animales (PETA, por sus siglas en inglés), ha ofrecido una recompensa de $5.000 a aquellas personas que provean información relevante para conseguir al criminal.

La organización Crime Stoppers también ofreció $3,000 por información, por lo cual la suma total que se llevaría quien apoye con la investigación sería de $8.000.

Publicidad

AmoMama.es no promueve ni apoya violencia, autolesiones o conducta abusiva de ningún tipo. Creamos consciencia sobre estos problemas para ayudar a víctimas potenciales a buscar consejo profesional y prevenir que alguien más salga herido. AmoMama.es habla en contra de lo anteriormente mencionado y AmoMama.es promueve una sana discusión de las instancias de violencia, abuso, explotación sexual y crueldad animal que beneficie a las víctimas. También alentamos a todos a reportar cualquier incidente criminal del que sean testigos en la brevedad de lo posible.