Padre salva a su hijo de 7 años, que estuvo "muerto por 15 minutos"

Un niño de edad escolar que falleció por 15 minutos tras sufrir un inesperado ataque al corazón ahora agradece a su padre por haberle salvado la vida.

Tommy Plant, un niño de apenas 7 años, colapsó en su hogar de Birmingham, el 19 de enero de este año, luego de que su corazón se detuviera dos veces. Afortunadamente, la rápida reacción de su papá, Jason Plant, de 42 años, le permitió realizar RCP por seis minutos antes de que llegaran los paramédicos a la escena.

A pesar de que Tommy pasó 15 minutos clínicamente muerto, los especialistas lograron reiniciar su corazón. Tras una estadía en el hospital de 16 días, el afortunado jovencito logró salir caminando del Hospital Infantil de Birmingham, contra todo pronóstico. Pero sus doctores siguen sin saber porqué el chico en "perfecta salud" sufrió de un infarto.

Jason, padre de cuatro, quien trabaja en telecomunicaciones, dijo que "fue aterrador. Tommy estaba apenas aferrándose a la vida cuando llegaron los paramédicos. Se despertó bien, tenía una pequeña tos y resfriado, pero nada grave".

"Mi esposa, Allison, de 41 años, lo había despertado y le había dicho que todo estaba bien al principio, pero minutos después de bajar las escaleras se puso gris, y entonces Allison llamó al servicio de emergencias. Yo estaba en la tienda cuando me llamó y corrí a casa, supe que algo había salido horriblemente mal," agregó Jason.

"Parecía que había pasado un gran susto, estaba pálido, sudando y no respondía," destacó.

"Le supliqué que dijera papi, que apretara mi mano, él lo logró al comienzo pero supe que estaba empeorando. Allison llamó una ambulancia por segunda vez mientras yo comenzaba la RCP, fue el momento más aterrador de nuestras vidas."

Los tres hermanos de Tommy, Harry (de 14), George (de 17) y Ben (de 10) vieron aterrados cómo su hermano sufría de un infarto. "Técnicamente pasó 15 minutos muerto antes de que su corazón fuera reanimado" dijo Jason, que ha sido entrenado en primeros auxilios. "Él no estaba respirando y tenía los brazos tiesos, la operadora me explicaba cómo hacer el RCP por teléfono".

"Pudieron ser sólo dos minutos, pero se sintió como una eternidad. Estaba tan asustado, era increíble, como si mi mundo se cayera a pedazos. Me han dicho que el RCP es un último recurso, y cuando el cardiólogo vino (...) quedó atónito", dijo el padre.

"No había nada que sugiriese que Tommy tuviese mayor riesgo de infarto cardíaco. Nos dijeron que podía no sobrevivir, y que sus probabilidades eran bajas. Lo pusieron en un coma inducido por 72 horas, y nos dijeron que podría no caminar, hablar o recordarnos.

"No soy un hombre religioso, pero recé cada día para ayudar su recuperación. El capellán del hospital le dijo a Tommy que podía jugar fútbol en la capilla. Verlo así, y a todas las personas que lo ayudaron, le permitieron salir del hospital apenas 16 días después."

Ahora, Tommy juega todo el tiempo, "ama ver el fútbol y todas las cosas que hizo antes, pero me preocupa que sea demasiado. El otro día, vio una ambulancia y sintió pánico, esperando que no fuera para él". Su padre tuvo que calmarlo, asegurándole que su corazón está en buenas condiciones y que no sufrió daños permanentes.

Los padres siempre serán los héroes de sus hijos, pero este hombre, se convirtió en uno de la vida real, al salvar por instinto a su bebé. Mientras paseaba con su hijo, el cual iba en su carreola en una caminería al borde de una carretera, un conductor ebrio saltó las defensas y por poco se estrella en contra de ellos, pero el padre reaccionó rápidamente y empujó el coche fuera del camino.

Artículos relacionados
Feb 06, 2019
Padres devastados escondieron de su hijo que tenía solo meses de vida, pero él siempre lo supo
Dec 14, 2018
6 personas que volvieron de la muerte revelan qué nos depara el 'más allá'
Jan 17, 2019
Niña de 2 años escapa de su casa por la noche a jugar y muere de frío porque sus padres no lo notan
Dec 14, 2018
Padre de Tadeo se despide por última vez de su hijo muerto