Esposo de Marlen Ochoa recuerda el calvario que vivió cuando ella estaba desaparecida

El viudo en medio de la tragedia incluso llegó a ser considerado culpable.

Yiovany Lopez se abrió frente a los medios y contó todo lo que tuvo que pasar antes y después de que el cuerpo de su esposa embarazada fuese encontrado.

Además de las tres semanas de tensión que pasó buscándola, también tuvo que cargar con la idea de perder a su hijo que venía en camino, sin mencionar toda la culpa que la familia de su esposa vertía sobre él.

EL VIUDO ESPERA EL PERDÓN DE SUS FAMILIARES

Marlen Ochoa López, la mujer con ocho meses de embarazo que desapareció el 23 de abril, y posteriormente fue estrangulada para extraer a su bebé de su vientre, ha dejado a muchos afectados, pero su esposo ha cargado con más obstáculos, además de haber quedado viudo de forma tan dramática.

Yiovany López, incluso fue considerado culpable, al punto en el que se vio en la posición de pedirle disculpas a los familiares de Marlen por haber causado dudas en ellos que los llevarán a sospechar de él.

"Hasta de mis suegro pido disculpas porque ellos me preguntaban que dónde la tenía, que si yo debía droga, que si yo me metí en pandillas. Hasta lloré porque… yo no soy gente mala”, explicó López.

"Yo me sentía derrotado, con el corazón partido porque no encontraba a mi esposa. Yo la buscaba por todos lados y no la encontraba", agregó.

El viudo de 20 años no solo se lamenta por toda la confusión que existe entre él y la familia de su esposa, también lo hace por su bebé Yadiel Ochoa López, quien se encuentra en cuidados intensivos.

"Perder a mi hijo es algo más que no me cabe en el corazón. Le pido mucho a Dios que no pase esto porque, la verdad, yo siento que ya no soportaría más", comenta sobre el estado delicado de salud que presenta el recién nacido.

En el Advocate Christ Medical Center se encuentra internado el pequeño quien a duras penas sobrevivió al ataque que recibió su madre y que actualmente sigue vivo gracias a un respirador.

"Me quita la tristeza verlo, me hace sentir cosas bonitas porque le hago cariño, le digo 'mi cosita hermosa'", cuenta el padre.

LOS SOSPECHOSOS ESTUVIERON MÁS CERCA DE LO QUE PENSARON

Clarissa Figueroa, de 46 años y su hija Desiree de 24, son las principales sospechosas del asesinato de la mexicana de 19 años, residente en Illinois, Chicago. Luego de la muerte de Marlen, Clarissa llegó al centro médico con él bebé en brazos diciendo que era su hijo.

Según el reporte policial, Marlen fue estrangulada por una mujer que la engañó invitándole a su casa para regalarle ropa a su hijo. Desgraciadamente todo fue una trampa y al llegar al sitio, la futura madre fue asesinada y el bebé fue arrancado de su vientre.

Todo indica que fue Figueroa, pues esta conoció a Marlen por medio de un grupo en Facebook ofreciéndole ropa y cosas para su bebé, pero todo resultó ser una trampa.

Por su parte el viudo de Ochoa solo pide que quienes fueron culpables de la muerte de su esposa sepan reconocer su error y se arrepientan de ello.

EL BEBÉ YADIEL ABRIÓ LOS OJOS POR PRIMERA VEZ

El pequeño recién nacido, sobreviviente del fatal crimen contra Marlen Ochoa López, llegó al centro médico Advocate Christ en brazos de la supuesta culpable del asesinato de su madre, y a pesar del camino tortuoso que ha tenido que pasar él y toda su familia, este finalmente muestra signos de mejora.

"Bebé Yadiel y papá. Abrió sus ojos para nosotros. Estamos rezando por un milagro", dijo Cecilia García, defensora de derechos humanos y pastora de 43 años, quien además es amiga de la familia.

Artículos relacionados
twitter.com/Univision
Personas May 23, 2019
El bebé que arrancaron del vientre de su madre en Chicago ha abierto los ojos por primera vez
Twitter.com/fox32news
Personas May 16, 2019
Cadáver de mujer latina embarazada que desapareció en abril fue hallado y sin el bebé
TV Apr 17, 2019
Marlene Favela revela que está embarazada
TV May 13, 2019
Geraldine Bazán recuerda uno de los momentos más felices que vivió con Gabriel Soto