Mamá comparte desgarrador video de los últimos minutos de su hija antes de donar sus órganos

Un video que rompe el alma se volvió viral al mostrar los momentos finales de una niña comatosa de un año de edad.

Una valiente madre compartió los últimos minutos de su hija, quien falleció tras contraer una infección viral. En el video publicado en Youtube, se puede observar al personal del hospital rodeando a la niña que se encontraba en una unidad de cuidados intensivos.

La atmósfera era melancólica mientras se filmaban los últimos momentos de la pequeña Coralynn. Cuando el equipo quirúrgico procedió a llevarla a la unidad quirúrgica, las enfermeras y los médicos que estaban de pie empezaron a cantar “Amazing Grace”.

Una cuenta GoFundMe fue creada por la tía de la niña, Melissa Brevig, unos días antes del acontecimiento. Los padres de Coralynn, Meagan y Paul Sobolik trajeron a su hija de un año que desarrolló complicaciones respiratorias a Cresco Medical.

Los médicos de este centro, la transfirieron al hospital Mayo Clinic, para otros tratamientos.

Decidieron sedar a la niña para que su traslado fuese menos riesgoso, pero el proceso se interrumpió cuando el corazón de Cora se detuvo repentinamente y los doctores se pusieron a trabajar para revivirla.

Luego de que Cora llegó al hospital Mayo Clinic, su salud no mejoró. Los galenos notaron que su cerebro estaba comenzando a hincharse. La noticia fue devastadora, pero los padres de Cora mantuvieron sus esperanzas.

Sin embargo, su muerte cerebral fue confirmada el 21 de abril.

Hablando con “People”, Meagan contó lo destrozada que se sintió al escuchar las desgarradoras noticias. Sobolik se derrumbó y lloró profusamente al darse cuenta de lo que había ocurrido. “Luego me sentí entumecida y vacía”, dijo la valiente mamá.

Decididos a ser humanitarios, los padres de Coralynn resolvieron convertir la muerte de su hija en un legado, al donar noblemente sus órganos para salvar vidas. Meagan dijo:

“Cuando supimos que ella nunca se despertaría y que se había ido mentalmente, sabíamos que querría que sus órganos ayudaran a personas necesitadas.”

Continuó elogiando al personal del hospital que acompañó a la pareja durante los momentos tristes.

“El personal de enfermería fue increíble con nosotros. Nos dieron tanto consuelo y apoyo mientras estuvimos allí, fue increíble”, añadió Sobolik.

Meagan agregó que esperaba que la historia de Cora inspirara a muchas de personas a reconocer una causa tan buena y dijo:

“Cora es nuestra pequeña superheroína, y creo que se está convirtiendo en una inspiración para millones de personas y también está ayudando a crear conciencia sobre la donación de órganos en todo el mundo.”

Los padres de Coralynn encontraron consuelo en la buena salud de las personas que se beneficiaron con los órganos que donó su pequeña.