Kate Rodríguez y su dura infancia: echada de casa por padres religiosos en un barrio peligroso

El camino a la fama fue largo, tenebroso y lleno de baches familiares que dejaron un amargo sabor en su existencia.

Kate Rodríguez nació en Panamá, pero se hizo famosa en Argentina cuando se convirtió en la bailarina que danzaba detrás de Tinelli en “ShowMatch".

Antes de alcanzar el éxito, Kate, quien era considerada la “oveja negra” de su familia, se enfrentó a sus padres, los cuales tomaron una drástica decisión que marcó el inicio del pedregoso andar de la artista.

DEJÓ SU CASA

Rodríguez contó que cuando solo tenía 16 años tuvo que dejar su casa porque sus padres la echaron, tras decirles que no quería ir más a la iglesia.

Sus progenitores era personas muy religiosas y estaban en contra de cualquier inquietud artística como las que manifestaba su hija mayor.

Kate, quien no mantiene comunicación con sus papás, explicó:

“Mis padres eran pastores y nosotras (ella y su hermana un año más chica) no hablábamos con nadie. Crecimos creyendo que había que ir vestidas hasta los tobillos para no provocar a los hombres, naturalizamos eso."

Pero ella soñaba con el futuro que hoy tiene, incluso jugaba a ser Xuxa. “Crecí como una mujer insegura, no podía subir a la bicicleta porque me podía sacar la virginidad. Eso, sumado a vivir a una villa es una locura".

UNA VEZ EN LA CALLE

Luego de haber sido expulsada de su casa, deambuló varios días en la calle hasta que su abuela la recogió.

"Estuve dos días deambulando, o tres, no me acuerdo porque entré en un hueco negro. Mi abuela materna me había estado buscando y cuando me encontró me pidió que fuera a vivir a su casa."

Kate, quien fue atendida por la mamá de su madre, destacó que creció en Samaria, una villa de Panamá, donde sobrevivir no era fácil. Incluso para describir el lugar, recordó un trágico episodio:

"Cuando yo tenía unos trece años violaron y mataron a una vecinita y el cadáver lo tiraron al patio de mi casa (…) Mucha gente hoy lleva la bandera de 'crecí en un lugar humilde y peligroso', como que estuvo feliz, yo no fui feliz. Mi barrio era una favela, se robaba, había asesinatos alrededor de mí. Yo no era parte de eso", dijo la bailarina.

Sumado a la descripción anterior, Kate señaló: "Se naturalizó lo peligroso, las chicas de mi generación terminaron una casada con un narco, otra con el marido en la cárcel, otra presa y cuidando en una celda a sus hijos porque apuñaló a alguien. No fue lindo el futuro y siempre supe que no quería estar ahí".

SE FUE A ARGENTINA

Huyendo de aquella horrible realidad que la rodeaba, a los 22 años se fue a vivir a Argentina y a los 26 debutó, después de cuatro fracasados castings en ShowMatch.

Desde allí, su vida comenzó a mejorar, tanto así, que 10 años más tarde, se llevó a vivir con ella a su hermano menor. "Si él se quedaba allá (Panamá), ya sabemos cuál hubiera sido su futuro".

Pero para llegar allí tuvo que trabajar muy duro. Estando todavía en Panamá, al terminar la secundaria consiguió empleo en una empresa financiera y ahorró cada peso que ganaba.

Ella estaba clara en que quería irse de su país. "Gastaba solo en el boleto y ayudaba a mi abuelita, lo que me sobraba se lo daba a ella para que me lo guardara".

Cuando tuvo el dinero suficiente se lo pidió a su abuela. "Me voy de Panamá", le dijo y así fue. La idea inicial era ir Wisconsin, Estados Unidos, pero unos videos que vio a través de Youtube de Marcelo Tinelli en el Bailando la hicieron cambiar de rumbo.

Llegó primero a Córdova a casa de una tía, pero al poco tomó su rumo a Buenos Aires, donde cumplió su sueño de ser bailarina.

“Los primeros tiempos no fueron fáciles: ¡No tenía un peso! Entonces empecé a dar clases de baile en clubes, me acuerdo que por cincuenta pesos al mes daba dos clases semanales y a la noche trabajaba como bailarina en boliches. Mientras, vivía en una pensión cerca de Ideas del Sur, ahí había pungas, mecheras, de todo."

Después de cuatro intentos fallidos, y sin expectativa de quedar, Rodríguez se presentó una vez más en el casting de bailarinas de ShowMatch.

"El programa me cambió la vida. Me abrió muchas puertas y de ser una de las tinelistas, me ofrecieron conducir un programa en Quiero, sin saber si sabía hablar y al año siguiente en TyC Sports. Hoy cuento con otros beneficios, pero no me olvido de mi pasado."

CURANDO SU VIDA

Dentro de todo lo que ha tenido que vivir Kate Rodríguez, dijo que, debido a su pasado, tuvo que lidiar con ataques de pánico, pero ahora está recuperada.

"Empecé a curar eso porque son fantasmas que uno puede tratar de que no se vea pero siempre en algún momento de la vida se te manifiesta en una enfermedad o ataques de pánico.”

"Tuve depresión y poco a poco he ido saliendo, estuve con medicación. Tenía terror de ir a trabajar o donde había muchas personas", explicó la panameña.

Incluso detalló que a causa del vínculo que tuvo con sus padres, en cuanto a la autoridad, la hace estar a la defensiva con los hombres. “No permito ningún control”.

Ahora, con un perro de terapia llamado Coco, la panameña ha comenzado a tratar todos sus traumas y dice estar mucho mejor. Poco a poco ha sanado las heridas del pasado en su tierra natal e incluso las recibidas en el mundo del espectáculo.

Otra famosa que tuvo una dura infancia fue la española Anabel Pantoja. La sobrina de Isabel Pantoja reveló en el programa 'Sálvame' los detalles íntimos sobre su vida, su infancia y su familia. Conoce más aquí.

Artículos relacionados
instagram.com/bertinosborne
TV Jun 17, 2019
Edmundo Arrocet habla de su dura infancia: 'A los 12 años me fui de casa y no volví'
twitter.com/telecincoes
Noticias España Jul 02, 2019
La dura infancia de Anabel Pantoja: padres divorciados, sobrepeso y la relación con sus primos
twitter.com/FELGTB
Historias Jul 22, 2019
La Veneno: difícil infancia, cárcel y muerte sospechosa
Twitter.com/bbcmundo
Personas May 18, 2019
Hayley Kemp, la mujer abandonada por su padre en un orfanato por deseo de su madrastra