twitter.com/marthadebayle / Shutterstock
Fuente: twitter.com/marthadebayle / Shutterstock

La vida y la misteriosa muerte de Kiki Herrera, la primera esposa de José José

Stef Colina
29 sept 2020
23:49
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Natalia "Kiki" Herrera Calles tuvo una turbulenta vida junto al idolo de la canción.

Publicidad

La vida del difunto José José estuvo repleta de éxitos, pero también de tórridos romances y dolorosos desencantos que tuvieron como protagonistas a mujeres que lo marcaron por siempre, como su primera esposa, la actriz Natalia Herrera Calles.

Poseedora de una prestigiosa trayectoria en el mundo del cine y en la alta sociedad mexicana, la nieta del ex presidente Plutarco Elías Calles, se enfrentó a un infierno que comenzó cuando se divorció del "príncipe de la canción", con quien tenía 20 años de diferencia.

José José presenta material en conferencia de prensa en noviembre de 2014. │Foto: Getty Images

Publicidad

SUS INICIOS

Mejor conocida como "Kiki", siempre fue una mujer de prestigio gracias a su alta estirpe. Su padre fue el magnate y empresario Carlos Herrera, y su madre, Natalia Elías. Siendo muy joven, se casó con una persona de la comunidad española en México, con quien tuvo tres hijos.

Al poco tiempo el matrimonio se vino abajo y Natalia volvió a casa de sus padres, donde ocupó un anexo construido para ella y sus hijos. En algún momento decidió probar suerte como cantante, y durante años se presentó en variedad de clubes nocturnos.

Natalia Herrera Calles como la viuda de Leandro McKinley en "Tonta pero no tanto". | Foto: YouTube/FFFsChannel

Publicidad

KIKI, LA ARTISTA

A finales de los 60, con casi 40 años, incursionó en el cine, luego en televisión y participó en varias producciones, como la versión de 1971 de "Corazón Salvaje"; donde interpretó a Catalina. También tuvo papeles en películas como "Tonta, pero no tanto", junto a María Elena Velasco.

Las cosas comenzaron a complicarse cuando conoció a José José en un club nocturno, al poco tiempo caminaron juntos al altar, ella tenía 43 años y él tenía 23. Esta diferencia de edad inspiró la canción, "40 y 20".

Publicidad

MATRIMONIO Y PROBLEMAS

Por desgracia, la diferencia de edad y clase social hizo estragos en la relación, así como cierto grado de envidia profesional de parte de Herrera Calles, según reflejó la bio-serie "José José: El príncipe de la canción", de Telemundo, donde Itatí Cantoral interpreta a la difunta artista.

Al parecer el éxito que el cantante estaba enfrentando en aquel momento fue tan abrumador para él, que terminó buscando escape al fondo de una botella. José José comenzó a beber en exceso, provocando una brecha entre él y su esposa.

Publicidad

UNA DECISIÓN DEFINITIVA

La ruptura causó revuelo en los medios y tuvo una querella legal de por medio que hizo efectivo el divorcio en 1975, dos años después de haberse separado; sin embargo, el drama derivado de la relación aún estaba lejos de acabar.

Mientras que José José siguió su ascenso al estrellato tras la separación, pero Kiki Herrera Calles pasó los últimos años de su vida sumida en una soledad que acabó de forma tan inesperada como trágica.

José José y Natalia “Kiki” Herrera Calles. | Foto: YouTube/El Universal

Publicidad

SU MISTERIOSA MUERTE

Tras una presentación en un club nocturno, en 1983, Natalia iba camino a casa cuando murió tras quedarse atascada con su auto quedó en unas vías ferroviarias. El cuerpo de la artista fue encontrado bastante lastimado debajo del tren, mientras que su coche lucía intacto.

Las circunstancias del fallecimiento dieron pie a rumores de que fue asesinada. Según el periodista Carlos Marín, la histrión se opuso a la construcción de condominios y locales comerciales en su zona residencia, por lo cual se dice que hubo influencias millonarias detrás de su muerte.

Publicidad

Por su parte, José José siguió con su vida, se casó con Anel Noreña, tuvo dos hijos, y más tarde se divorció. Luego conoció a su tercera, Sara Salazar, madre de Sarita, con la cual vivió hasta el 28 de septiembre de 2019, cuando falleció a los 71 años de edad en Miami.

A doce meses de su muerte, sigue la polémica en torno a sus últimos años y a la relación entre José Joel, Marysol y Sarita, quienes siguen enemistados, dejando claro que entre ellos la reconciliación es apenas una fantasía.

Publicidad