NoticiasNoticias Latinoamérica

28 de octubre de 2019

Mario Moreno: El lado oscuro de la vida de Cantinflas

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

La vida de Mario Moreno estuvo repleta de incontables éxitos y triunfos a nivel profesional, pero su vida personal también estuvo marcada por escándalos y problemas.

El comediante mexicano conocido mundialmente como Cantinflas vino al mundo como Mario Moreno, un joven integrante de una numerosa y humilde familia oriunda del barrio de Santa María la Ribera, en Ciudad de México. Pero su talento y trabajo duro lo convirtieron en el hombre más famoso de México, y uno de los comediantes más famosos de la historia.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

INICIOS DE LA LEYENDA

Mario Moreno vino al mundo un 12 de agosto de 1911, el sexto hijo de una enorme familia de más de ocho hermanos, aunque en cierta ocasión declaró que su familia fue de hasta 14 personas. Fue hijo de un empleado de correos que siempre trabajó muy duro, pero el joven Mario se vio obligado a trabajar para ayudar a su hogar.

Tuvo muchísimos trabajos, como ayudante de zapatero, limpiabotas, mandadero, cartero, taxista, empleado de billar, boxeador y hasta torero. Probó suerte alistándose en el ejército, pero su padre le pidió la baja, y fue echado por haber mentido sobre su edad, pues tenía 16 años, y no 21. Al poco tiempo comenzó a trabajar con circos improvisados, bailando, haciendo acrobacias y cualquier cosa que hiciera reír.

Cargando...

Publicidad

Asumió el nombre de "Cantinflas" para esconder su identidad de sus padres, y se creó su aspecto de marginal de los 20s, con camiseta, pantalones holgados, sombrerito, lazo por cinturón y un medio bigote.

Cargando...

Publicidad

VUELTA AL MUNDO

Con su atuendo y su forma de hablar entre incoherente y genial, Cantinflas fue un éxito de audiencia. Eventualmente, llegó al cine, protagonizando una serie de películas y cortos que él mismo produjo, hasta que su película "Ahí está el detalle" lo lanzó al estrellato.

Tras esta cinta, Cantinflas fue un ícono en todo el continente, arrasando récords de taquilla con una serie de exitosas películas, incluyendo, "Ni sangre ni arena", "El gendarme desconocido", "Los tres mosqueteros" y "El circo", todas en una rápida sucesión entre 1941 y 1943.

Mantuvo las siguientes dos décadas el ritmo de una cinta al año, alcanzando popularidad más allá de la frontera con EEUU, en estados como Texas, California y Arizona. Incluso llegó a actuar en Hollywood en 1956, con "La vuelta al mundo en 80 días", una producción de Mike Todd basada en el clásico de Julio Verne. La cinta fue todo un éxito, con 5 premios Oscar y 42 millones de dólares en recaudación, y su éxito se debió en gran parte a Cantinflas.

Cargando...

Publicidad

APOGEO

Con el pasar de los años, Cantinflas se convirtió en uno de los artistas mejor pagados del mundo entero, además de llevarse un Golden Globe por su papel en "La vuelta al mundo en ochenta días".

También se llevó una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood, y organizó la boda de Michael Todd con Elizabeth Taylor en México, en 1957, siendo padrino de la ceremonia. Pero sus días en Hollywood estaban contados, pues su siguiente película en los Estados Unidos, "Pepe", filmada en 1960 en Los Ángeles, tuvo una tibia recepción por parte de la audiencia.

Cargando...

Publicidad

Sin embargo, al sur de la frontera siguió acumulando éxitos, como "El analfabeto" de 1961, "El padrecito" de 1964, "Su Excelencia" de 1967, "El profe" de 1971, hasta su última cinta, "El barrendero" de 1982.

FILÁNTROPO

Mario Moreno siempre estuvo enfocado en las luchas sociales, tanto en su vida personal como a través de sus películas. Y la gran fortuna que ganó en el cine le permitió realizar muchas acciones filantrópicas, incluyendo generosas donaciones a hospitales y organizaciones benéficas.

Cargando...

Publicidad

"Sé lo que es ser pobre, muy pobre", solía decir el actor.

Sus orígenes humildes lo inspiraban a ayudar a otras personas de pocos recursos, siempre de forma discreta. Llegó a construir una serie de viviendas y venderlas a pérdida a una serie de familias humildes, pues creía que lo regalado no se valoraba. Como Cantinflas, sus personajes siempre destacaban la astucia, nobleza y honestidad de la gente más humilde y auténtica.

Cargando...

Publicidad

MARIO Y VALITA

Sin embargo, a medida que la estrella de Mario iba en ascenso, su vida personal atravesaba altibajos. El gran amor de su vida fue su esposa, Valentina Ivanova, una bailarina rusa que conoció en los 30s en la Carpa Valentina, de la cual sus padres eran dueños. Se casaron en 1934, cuando Mario tenía 23 años.

Siempre fue perseguido por rumores de infidelidades, sobre todo con Miroslava Stern, actriz que conoció en 1947 en el rodaje de "A volar, joven", pero Valentina hacía caso omiso. En 1960, la pareja adoptó a un hijo, Mario Arturo Moreno Ivanova, quien eventualmente se reveló era en realidad hijo de Cantinflas y la estadounidense Marion Roberts.

Cargando...

Publicidad

Roberts habría pedido a Cantinflas dejar a su mujer y formar familia con ella, y cuando él la rechazó, Roberts cometió suicidio en el hotel Alfer de Ciudad de México. Mario y "Valita" siguieron juntos a través de todo esto, hasta que ella falleció en 1966 de cáncer de huesos.

ESCANDALOS

Cargando...

Publicidad

Tiempo después, Moreno tuvo un romance con otra actriz, la española Irán Eory. Su tormentosa relación fue marcada por los celos de su hijo, Mario Arturo, hasta que Irán decidió terminar. Hacia el final de su vida, Cantinflas se vio envuelto en otro escándalo más, cuando Joyce Jett lo demandó en 1989 por divorcio, exigiendo 26 millones de dólares por maltratos físicos y psicológicos.

Cantinflas desmintió toda la situación en una entrevista para Televisa en 1992, que sería la última que concedería antes de su muerte. En la entrevista, comentó que "parece que yo tenía una esposa tan secreta que ni yo lo sabía".

A pesar de sus negaciones, el juicio incluyó pruebas, cuentas bancarias conjuntas y testimonios, demostrando la existencia de una relación de dos décadas. Moreno finalmente accedió a firmar un acuerdo que se rumoreó rondó los cinco millones de dólares, además de las propiedades del actor en los EEUU.

Cargando...

Publicidad

MUERTE

Pero ningún escándalo pudo borrar el cariño que sentía el público de toda Latinoamérica por el legendario comediante, quien conservó el respeto y la admiración de todos hasta su muerte. Eso sí, sus últimos días los vivió más distante y aislado que antes, obsesionado por proteger la privacidad sobre su intimidad.

Cargando...

Publicidad

Moreno fue fumador toda la vida, y eventualmente falleció un 20 de abril de 1993, víctima de un cáncer de pulmón, a los 81 años de edad. Su funeral fue un masivo evento público que duró tres días y contó con la asistencia de miles de fanáticos, recibiendo honores de jefe de Estado y del Congreso de los Estados Unidos, que guardó un minuto de silencio en su memoria.

Sus restos mortales yacen enterrados en la cripta familiar de la familia Moreno Reyes, en el Panteón Español de la Ciudad de México.

Cargando...

Publicidad

LEGADO

La muerte de Mario Moreno no le puso fin a los muchos escándalos que rodearon su nombre. Por un lado, su legado fílmico fue una disputa constante entre su hijo Mario Arturo Moreno Ivanova y su sobrino Eduardo Moreno Laparade, peleando por el control de 34 de las cintas del comediante.

El pleito duró casi ocho años. Irónicamente, Moreno Ivanova venció, pero perdió los derechos ante Columbia Pictures. Pero peor aún, Moreno Ivanova terminó constantemente metido en los tabloides por diversos escándalos de drogas y maltrato.

En 2013, Mario Patricio, nieto de Cantinflas e hijo de Moreno Ivanova, fue hallado ahorcado en el baño de un hotel. Moreno Ivanova murió el 15 de mayo de 2017 de un infarto, a los 57 años, dándole un trágico fin a una oscura vida.

Cargando...
Cargando...

Publicidad