Chicho Ibáñez Serrador: enfermedades graves, viajes, éxitos, ruinas y depresión

El genio de la televisión y el terror español tuvo una vida llena de altibajos que contrarrestaban mucho con su trabajo en las pantallas.

El ganador de un Goya de Honor por sus películas, fue más reconocido por su labor con "Un, dos tres", que por cualquier otro logro increíble que haya podido alcanzar en los últimos 50 años.

El considerado padre del cine de terror y de los shows televisivos en España, el director dejó un vacío en la pantalla chica cuando este 7 de junio dejó el mundo luego de haber estado sufriendo durante años de una enfermedad degenerativa.

Chicho Ibáñez Serrador el 21 de mayo de 2018 en Madrid, España. | Foto: Getty Images

Chicho Ibáñez Serrador el 21 de mayo de 2018 en Madrid, España. | Foto: Getty Images

EL ARTÍFICE DE UNA ERA TELEVISIVA

Su espíritu aventurero lo llevó a Egipto por amor, cuando apenas tenía 16 años, persiguiendo a una muchacha que había conocido en Mallorca, pero terminó yéndose desilusionado a Buenos Aires, donde se convirtió en Luis Peñafiel, seudónimo que usaba para firmar sus guiones.

Luego de su travesía marítima hasta Río de Janeiro, Chicho Ibáñez Serrador sentó las bases de la televisión ibérica, con la fiesta que cada viernes brindaba a su televidentes con "Un, dos, tres", que a lo largo de sus 33 años al aire, rompió varios récords de audiencia.

Pero no bastándole con eso, el uruguayo también sentó precedentes en la fantasía de terror de habla hispana con "Historias para no dormir", estrenado en 1966 y que conquistó a muchos en plena España franquista, con relatos inspirados en la televisión británica con obras como las de Alfred Hitchcock.

Chicho también rompió esquemas hablando de temas poco discutidos en la época con programas como "Hablemos de sexo" o con divertidos concursos como "Waku Waku", donde todo giraba entorno al mundo animal.

UN PRECURSOR EN EL CINE

Aunque el director solo realizó dos películas en vida, se consagró como el Hitchcock español, pero según algunos de sus actores, el realizador de "La residencia" y "¿Quién puede matar a un niño?", era un hombre adicto al trabajo que dejaba llorando a sus empleados en el set de grabación.

Él mismo lo reconoció en una oportunidad cuando admitió, postrado por su enfermedad, que había trabajado mucho. Los últimos años de Chicho fueron pesados a causa de su convalecencia y de su imposibilidad de poder desarrollar sus proyectos que al final terminó delegando a su hijo Alejandro con su productora, Prontiel.

Sin dudas, Chicho cambió la historia del entretenimiento español especialmente con el show en el que Mayra Gómez Kemp también alcanzó el estrellato usando su contagioso carisma.

Artículos relacionados
youtube.com/RTVE
TV Aug 27, 2019
La vez que Elena Ochoa y Chicho Ibáñez Serrador le enseñaron a España a hablar sobre sexo
youtube.com/Archivio Libertario
Historias Aug 29, 2019
Chicho Sánchez Ferlosio, la extraordinaria voz de la resistencia antifranquista
twitter.com/Univ_espect
Celebridades Jul 19, 2019
Pina Pellicer: la fuerte depresión que la llevó a acabar con su vida
GettyImages
Historias Sep 05, 2019
Renée Zellweger y la depresión que la alejó 6 años: 'Fui lo último en mi lista de prioridades'