Celebridades

28 de noviembre de 2019

Alejandro Sandí, Adal Ramones, Laura Zapata y otras celebridades que fueron secuestradas en México

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

Diversos famosos han sido víctimas de bandas criminales que los privaron de su libertad para obtener ganar grandes sumas de dinero.

El actor mexicano Alejandro Sandí fue el blanco más reciente de secuestro en México. El mismo ocurrió en la parte alta del Nevado de Toluca, nombre con el que se conoce al volcán Xinantécatl, un conocido paraje turístico del país azteca.

Junto al artista se encontraban las actrices Esmeralda Ugalde y Vanessa Arias, quienes relataron en un video de Instagram cómo el grupo armado les asaltó en el camino y robó la camioneta que conducía Sandí.

Publicidad

Lamentablemente, este no es el primer caso de secuestro de famosos en México, la nación norteamericana tiene un largo historial de este tipo de delitos.

A continuación, se presentan algunos de los raptos de celebridades más mediáticos.

Publicidad

VICENTE FERNÁNDEZ JR.

El hijo del  popular cantante Vicente Fernández fue secuestrado en el año 1998 mientras se encontraba en el rancho de “Los Tres Potrillos”, cerca de la ciudad de Guadalajara, en el estado de Jalisco.

Por 121 días Vicente Fernández Jr. fue el rehén de un grupo criminal que exigió una gran suma de dinero para su liberación.

Durante el proceso de negociación entre la familia y los secuestradores, los Fernández recibieron un aterrador paquete en casa, dentro del cual había dos dedos cercenados de Vicente.

Publicidad

Los delincuentes se los amputaron de su mano izquierda para enviar un contundente mensaje a su padre.

Tras recibir el paquete, el cantante pagó sin objeciones la cantidad 3 millones 200 mil dólares y su hijo finalmente fue liberado.

Publicidad

“Sabía que había un riesgo muy fuerte de morir, que el único que estaba en peligro de muerte era yo. Por supuesto que jamás se olvida, pero son lecciones y aprendizajes que nos da la vida”, dijo Fernández Jr. en 2017 al recordar el tiempo que pasó retenido.

En 2008, se supo que la banda que le secuestró llevaba por nombre “Los Mocha-dedos”. Ese mismo año, algunos de sus miembros fueron capturados y recibieron una condena de 50 años de prisión.

Publicidad

ADAL RAMONES

En el año 1998, el famoso presentador de televisión fue interceptado y encañonado por secuestradores afuera de su departamento.

Para el momento del rapto, Ramones se encontraba en la recta final para su boda con Gabriela Valencia.

Durante una semana, Adal estuvo encerrado en un armario con los ojos vendados.

Publicidad

“Yo estaba en un clóset con esposas, con cadenas, con algodón en las orejas para no escuchar muchas cosas, me presionaron y me dijeron que no les importaba mi vida”, recordó en declaraciones posteriores.

Mientras estaba secuestrado, Ramones escogió al productor de televisión Guillermo del Bosque para que se encargara de las negociaciones con los delincuentes.

Publicidad

Los mismos exigieron 1 millón de dólares para la liberación y tras siete días en los que le amenazaron con matarle y cortarle un dedo, decidieron soltarlo.

 Le vendaron los ojos, le regresaron su teléfono celular y le dieron la orden de no destaparse hasta que hubiesen transcurrido 10 minutos.

Publicidad

FRIDA SOFÍA

La hija de Alejandra Guzmán vivió una de las experiencias más aterradoras de su vida cuando tan sólo tenía 12 años.

“Fue una etapa muy fuerte de mi vida, porque estaba muy chiquita y pues nunca me lo esperé”, contó la joven.

Según reveló en una entrevista con Pati Chapoy, el rapto fue planeado por las personas que la cuidaban, ya que eran los únicos que conocían su itinerario.

Publicidad

El incidente ocurrió un domingo mientras la joven se dirigía a un ensayo de ballet.

“Ellos sabían que fuera lo que fuera iba a ir al ensayo porque era mi vida entera. Le pedí al señor que cuidaba la jardinería: ‘Por favor llévame’. Y agarramos una camioneta blindada”, explicó.

En el camino hombres armados cortaron el paso al vehículo en el que viajaba, entre seis y ocho delincuentes, y el jardinero se bloqueó por los nervios. En cuestión de segundos comenzó el tiroteo.

Publicidad

“Se me fue el habla, se me fue todo”, dijo Frida Sofía.

El chófer murió en el ataque y la joven contó que se salvó gracias a que uno de los secuestradores se arrepintió y decidió ayudarla.

Tras lo ocurrido, Frida se mudó a Estados Unidos, país en el que vive desde entonces. 

Publicidad

LAURA ZAPATA Y ERNESTINA SODI

El secuestro de las hermanas de Thalía se convirtió en uno de los más mediáticos de las últimas décadas.

En noviembre de 2002, Ernestina Sodi y Laura Zapata fueron secuestradas cuando salían de un ensayo de la obra “La casa de Bernarda Alba”, que presentaba Zapata en el teatro San Rafael, en Ciudad de México.

Publicidad

Laura estuvo privada de su libertad por 18 días, hasta que fue liberada por sus raptores. Sin embargo, su hermana Ernestina permaneció 16 días más en cautiverio.

La temprana liberación de Zapata despertó rumores y teorías conspirativas en las que se aseguraba que la media hermana de Thalía organizó su propio secuestro.

Publicidad

Tal y como lo expresó el actor Alfredo Adame en una entrevista a Univision:

“A mí me queda muy claro, yo tengo como amigo al comandante de la unidad antisecuestro y claro, fue un autosecuestro”, aseguró el artista.

Quien además añadió que el esposo de Thalía y la cantante creen que Laura planeó el rapto para obtener grandes cantidades de dinero.

Publicidad

No obstante, en una entrevista ofrecida al programa “La Saga” conducido por Adela Micha, Zapata aseguró que el grupo armado la liberó antes que a su hermana porque entendió que nadie iba a dar un peso por ella, por lo que decidieron dejarla ir para que se encargara de la negociación.

Finalmente, Thalía tuvo que pagar una gran suma de dinero para que soltaran a su hermana Ernestina que seguía cautiva.

Tras este lamentable suceso, la familia se quebró y Laura Zapata llevó la aterradora experiencia  que vivió al teatro con la obra titulada “Cautivas”.

Publicidad

MANUEL LANDETA

Este actor de telenovelas también fue víctima de secuestro. De hecho, según reveló en una entrevista, estuvo cautivo en dos ocasiones.

“La segunda vez que me secuestraron fue un secuestro express. Cambió mi vida por completo. Desde ese momento, no vivo tranquilo”, confesó.

Tras sus difíciles experiencias, Landeta recomendó a la gente mantenerse atenta de su entorno ya que “desgraciadamente vivimos en una selva donde si te descuidas te comen”.

Publicidad

ALAN PULIDO

En el año 2016, cuatro hombres armados secuestraron al futbolista mexicano Alan Pulido cuando salía de una fiesta en Ciudad Victoria en Tamaulipas.

Armando Pulido, hermano del deportista, contó que los delincuentes le contactaron en dos ocasiones para pedirle 6 millones de pesos por la liberación de Alan.

Publicidad

“Ellos me pidieron el domingo por teléfono que les diera 6 millones de pesos por el rescate de mi hermano, y yo les dije sinceramente que no tenía esa cantidad en tan corto tiempo, les dije que era imposible, pero insistieron en que consiguiera el dinero a como diera lugar para el lunes por la mañana y si no, Alan amanecía muerto”, relató.

Al final, la familia del futbolista no pagó un centavo,  ya que según la versión de las autoridades, Pulido aprovechó un descuido de sus captores para desarmarlos y quitarles el celular y de esta forma logró contactar a la policía.

Fue liberado tan sólo un día después de ser raptado.

Publicidad