NoticiasNoticias España

12 de diciembre de 2019

Jorge Javier Vázquez habló sobre su batalla contra la depresión tras sufrir un ictus

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

Tras someterse a una nueva operación para contrarrestar los efectos del ictus, Jorge reflexionó que este ha sido el año más complicado de su vida.

Finalizando el 2019, el presentador ha hecho un balance de su año, el cual comenzó convulsionado por el ictus que sufrió en marzo y que lo llevó a pasar varias veces por el quirófano.

Publicidad

Ahora, a pocos días de haber sido operado nuevamente, Jorge Javier Vázquez admitió que está recibiendo medicación para lidiar con la depresión que en verano lo llevó a un punto muy bajo emocionalmente.

UNA MONTAÑA RUSA DE EMOCIONES

"Me operaron a través de la ingle. Me tenían que colocar solo un 'stent', pero me tuvieron que colocar uno más y ahora tengo cuatro en la cabeza", dijo Vázquez a "Lecturas", en una entrevista exclusiva desde su casa, donde abrió sus puertas y su corazón.

Publicidad

Justo cuando estaba pasando por el mejor momento de su vida, el conductor de "GH VIP 7" cayó abatido ante un derrame cerebral que derivó en dos intervenciones quirúrgicas, meses de terapia, medicación y mucho apoyo de sus seres queridos. Ahora Jorge ha confesado que está tomando un antidepresivo y un somnífero diario para recuperar fuerzas.

PREFIERE ESTAR MEDICADO

Sin embargo, su familia considera peligroso que se mantenga medicado para lidiar con sus problemas emocionales, pues podrían estarlo alejando de la realidad; aunque para él, este el impulso que necesita para comenzar de nuevo.

Publicidad

"La medicación me aporta estabilidad, tranquilidad. Me encuentro otra vez en un proceso de renacimiento", aseguró y recalcó que en los momentos más difíciles siempre ha contado con el apoyo de su madre, sus hermanas, su expareja y por supuesto, sus grandes amigas, María Patiño y Mila Ximénez.

TODO UN GUERRERO

Ciertamente Jorge ha enfrentado como todo un campeón los retos de estos últimos 12 meses, demostrando que está dispuesto a seguir luchando por estar bien.

Tomando el toro por los cuernos, como medida de prevención, antes de operarse de nuevo el periodista aprovechó la oportunidad para redactar su testamento y dejar todo en orden.

Por suerte todo salió mejor de lo esperado y ahora Jorge Javier reposa en compañía de sus perros y de sus seres queridos. Desde aquí le enviamos nuestros mejores deseos. ¡Fuerza, Jorge!

Publicidad