MediosTV

12 de febrero de 2020

Lola, la madre de Paz Padilla, fallece a los 91 años

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

Una triste noticia invadió el pasado martes los estudios de Mediaset, el fallecimiento de la siempre sonriente y feliz Dolores Díaz, conocida por todos como Lola.

A pocos meses del que sería su cumpleaños número 92, la madre de Paz Padilla murió en el hospital de Puerta del Mar de Cádiz, luego de sufrir algunas complicaciones al fracturarse la cadera meses atrás y requerir una cirugía.

Su hija se había desplazado a la capital gaditana para dedicarse a la atención y cuidados de su querida madre, quien siempre ha sido la gran protagonista de su vida y de sus redes sociales, y ahora está totalmente desconsolada por su partida.

Publicidad

Publicidad

La noticia se conoció en directo a través del programa “Ya es mediodía”, por Sonsoles Ónega, quien dio su sentido pésame a Paz, recordándole lo emocionada que estuvo su madre al verla dar las campanadas.

"Siempre hablabas de tu madre y sabemos que le hacía mucha ilusión poder verte dando Las Campanadas y que así lo hizo", dijo Ónega.

Publicidad

La alegría de Lola al saber que su hija Paz había sido escogida para dar “Las campanadas” fue tal que llamó al programa “Sálvame” y con gran emoción y orgullo le dijo: “Mi niña, ¡que va a dar las uvas!”, haciendo salir las lágrimas de su hija, quien no lograba hablar de la emoción.

"Mamá, tú sabes que este año no ha sido fácil para mí, ¿verdad? Pero qué bonito terminar el año así", dijo con voz ahogada.

Publicidad

En momentos como este, recuerdos así reconfortan el alma, porque permiten descubrir una vida bien vivida y disfrutada a plenitud y hace que la muerte resulte un poco menos dolorosa.

Lola siempre fue una persona muy espontánea y llena de buena energía, que también disfrutó de un gran momento al lado del presentador de “Mi casa es la tuya”, Bertín Osborne, donde con mucho ingenio le contó la historia de cuando su hija le llevó a casa a un stripper disfrazado de policía.

Publicidad

Para el compañero de programa de Paz, Kiko Hernández, quien le envió un abrazo y un beso a Paz con sus condolencias, Lola representaba la alegría de toda la familia. Para Lydia, era una madre que le causaba admiración.

En este duro momento los familiares y amigos de Padilla acudieron en pleno a darle todo el apoyo y compañía en la capilla ardiente de su madre, especialmente su hija Anna Ferrer quien adoraba a su abuela, y el novio de Anna, Iván Martín, quien ha querido dejar constancia de sus sentimientos a través de las redes.

Publicidad