Lady Di y los regalos que dejó a Harry y William para sus 30 años: un vestido de bodas y un anillo

Valeria Garvett
16 feb 2020
19:20
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

La Princesa Diana hizo una serie de deseos finales en su testamento, incluido un conmovedor regalo para su hijo, el Príncipe Harry, cuando cumpliera 30 años.

Publicidad

El sábado 30 de agosto de 1997, Diana y su rumoreado novio, Emad "Dodi" Fayed, llegaron a París después de una escapada de 10 días en la Riviera francesa. Unos minutos después de la medianoche del domingo, Diana y Fayed salieron del Hotel Ritz en París y entraron en el Mercedes Benz que los estaba esperando.

Aunque el límite de velocidad publicado era de 30 mph, el chofer Henri Paul se acercó a la entrada de un túnel de carretera en el Pont de l'Alma de París, conduciendo a aproximadamente 70 mph.

La princesa Diana y el príncipe Charles el día de su boda. | Foto: Getty Images

Publicidad

Paul perdió el control del auto y chocó contra un pilar. Mientras que él y Fayed murieron al instante, Diana fue trasladada al hospital pero falleció horas después. Eso fue todo para la princesa, y aunque seguramente no esperaba que algo así sucediera, siendo quien era la había preparado para cualquier cosa.

Diana de Gales, de 36 años, ya había tramitado un testamento, en el que incluyó deseos para sus dos hijos adolescentes, Harry y William, quienes tenían 12 y 15 años al momento.

Diana con sus hijos, el Príncipe William y el Príncipe Harry, en el Servicio de Recuerdos VE de Jefes de Estado en Hyde Park el 7 de mayo de 1995 en Londres.| Foto: Getty Images

Publicidad

EL CONTENIDO DEL TESTAMENTO

Diana solicitó que casi todas sus posesiones se dividieran entre William y Harry, y que el resto se distribuyera entre sus ahijados. Por otro lado, pidió que £ 50,000 fueron entregadas a su mayordomo Paul Burrell.

La princesa habría querido que la mayor parte de su patrimonio se depositara en un fideicomiso, al que William y Harry tuvieran acceso cuando cumplieran 25 años.

La princesa Diana y el príncipe Charles el día de su boda. | Foto: Getty Images

Publicidad

Pero, al final y luego de su fallecimiento, la madre y la hermana de Diana obtuvieron permiso legal para cambiar algunos detalles de su testamento, como que no fuese a los 25 años, sino a los 30 cuando sus hijos tuvieran acceso.

Los artículos incluyeron el icónico vestido de novia de Diana de 1981, que sería obsequiado a Harry al alcanzar la mencionada edad, mientras que William obtendría su anillo de compromiso con el que, por cierto, le pidió la mano a Kate.

La princesa Diana y el príncipe Charles el día de su boda. | Foto: Getty Images

La preciada herencia de Diana fue transferida a la posesión de los príncipes junto con otros artículos personales apreciados.

Publicidad