Bertín Osborne habla sobre su hijo Kike durante la cuarentena: 'Es fuerte como un roble'

Alejandra Quintero
20 mar 2020
21:40
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Es un momento para ser estrictos con la cuarentena en España y el presentador lo sabe. Por eso, ha decidido seguir de maner estricta las medidas que ha impuesto el gobierno.

Publicidad

Bertín Osborne se ha recluido en su finca de Sevilla, junto a su esposa, sus dos hijos y su padre, de 93 años, quien es el más vulnerable frente la pandemia de Coronavirus que enfrentan varios países del mundo.

Así lo dejó ver el mismo presentador, quien concedió una entrevista a la revista Vanitatis para contar cómo vive este tiempo de aislamiento con su familia.

Publicidad

“El que más me preocupa es mi padre. Mi hijo Kike también, pero es fuerte como un roble y creo que nos afectaría más a nosotros que a él”, dijo.

Por ahora, el presentador procura leer mucho y dar paseos dentro de la finca. Además, aprovecha que está dentro del campo para hacer ejercicio en su gimnasio y jugar con su hijo Carlos.

Publicidad

Su padre está bien de salud y también se mantiene activo, haciendo ejercicio en una bicicleta estática. Según Bertín, están haciendo vida casi normal.

Una persona es la encargada de salir de la finca para abastecer medicinas y alimentos. Por supuesto, sale con todas las medidas de seguridad necesarias.

Publicidad

“Va protegido y parece un astronauta. En esta casa se cumplen a rajatabla las normas que ha impuesto el Gobierno. Llevamos ya dos semanas”, explicó.

Respecto a la alimentación, nada ha cambiado en su casa. El menú sigue siendo el mismo y Osborne aprovecha para ir la bodega y tomarse un vino.

Publicidad

De hecho, ha tenido tiempo para pensar qué desea hacer en cuanto se termine el estado de emergencia y las personas puedan salir de nuevo.

Bertín ama salir a comer con sus amigos. Por eso, en cuanto termine el aislamiento saldrá a un restaurante y tomará todos sus alimentos del día allí durante 24 horas. Eso es lo que planea ahora.

Publicidad

Por lo demás, hará su vida normal y volverá al trabajo, pues por ahora todos sus proyectos están parados y no sabe qué venga después.

“Me han cancelado los conciertos y las convenciones. Un desastre. No tengo ni idea de lo que va a suceder después. En fin, ánimo y fuerza para todos”, concluyó.

En una nota relacionada, Shakira y su vida familiar durante la cuarentena que ha impuesto el gobierno español para superar la pandemia del Coronavirus. Mira aquí los detalles.

Publicidad