La Dra. Polo comparte un mensaje para cuidar a las mascotas durante la crisis del coronavirus

Karina Martín
05 abr 2020
15:40
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

La abogada y presentadora de televisión Ana María Polo, decidió unirse a la organización de derecho de los animales, PETA, para concienciar sobre la importancia de cuidar también a las mascotas en estos momentos de emergencia sanitaria.

Publicidad

La famosa doctora Ana María Polo, conocida por ser la jueza del programa televisivo “Caso Cerrado”, decidió unirse a la organización PETA Latino y crear una campaña cuyo objetivo principal es concienciar a las personas sobre la importancia de cuidar a las mascotas como un miembro más de la familia.

Publicidad

“Los perros dependen de nosotros, dales refugio, comida, agua limpia y mucho amor. Ellos son familia, trátalos de esa manera”, manifestó Ana María Polo en entrevista con la revista People.

La jueza explicó que durante estos días también debió preocuparse por sus mascotas y confirmar que tuvieran suficientes víveres y comida para enfrentar la crisis del coronavirus, y llamó a que todos los demás hicieran lo mismo.

Publicidad

“Hay algo positivo que ha pasado en esta pandemia, es que muchas personas están adoptando a los animales y ahí hay una buena lección. [Pero] si lo vas a hacer es un compromiso por el resto de la vida de un animal, qué bueno que te da alegría en este momento que te hace falta, pero cuídalo por el resto de tu vida”, opinó.

Para la campaña, la doctora aparece en un conmovedor video en el que cuenta el caso de unos perritos que fueron forzados a vivir confinados a unas jaulas en el exterior que no tenía siquiera agua limpia para que pudiesen tomar.

Publicidad

Asimismo, la jueza del famoso programa cuenta que cuando las autoridades llegaron, ya había sido muy tarde para una de las mascotas, pero otra sí logró ser rescatada y adoptada por otra familia que ahora le da los cuidados y cariños que realmente necesitan.

La abogada quiso resaltar que aunque se logró hacer justicia con este caso, lo cierto es que muchos otros perros siguen sufriendo por dueños que deciden dejarlos en el exterior, encadenados o en lugares con muy poco espacio, algunos privados de comida, agua, interacción social y cuidados veterinarios.

De hecho, hace un tiempo se hizo de conocimiento publico el caso de un perro que vivió encadenado durante ocho largos años, hasta que los rescatistas llegaron a poner justicia. Para leer esta historia, haz clic aquí.

Publicidad