Medios

07 de abril de 2020

El drama de tener un bebé durante la pandemia del COVID-19: una mamá no puede tocar a su hijo

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

Vanesa Muro se convirtió en madre primeriza cuando cursaba la semana número 37, pero no pudo conocer a su hijo sino diez días después de nacido, para evitar cualquier riesgo de contagio.

La emergencia sanitaria creada por el coronavirus parece estar cambiando el mundo, y es que la distancia social que hay que mantener para evitar la expansión del virus, afecta en todos los ámbitos, y el caso de Vanesa Muro es una muestra de ello.

Publicidad

La española de 34 años estaba embarazada de su primer hijo y se preparaba para tenerlo a partir del 16 de marzo. Sin embargo, de un momento a otro el brote del coronavirus hizo que todos sus planes cambiaran.

Vanesa veía a diario a su abuela de 87 años, quien unos días antes de ella dar a luz, murió infectada por la COVID-19. Así, lo que ya era doloroso, se convirtió en una nueva preocupación, pues poco después resultó infectada ella también y ahora la cesárea sería adelantada para evitar que el bebé pudiese ser afectado.

Vanesa Muro sosteniendo en brazos a su bebé Oliver. | Foto: Youtube/ AFP News Agency

Publicidad

Vanesa fue ingresada de urgencia y separada de Óscar, su pareja. Allí empezaron a atenderlas unos médicos que usaban trajes especial para evitar la infección.

Fueron momentos muy difíciles, pero lo más importante fue que el 13 de marzo nació saludable el pequeño Oliver. Sin embargo, inmediatamente después de su nacimiento fue metido en una incubadora y aislado hasta que no diera negativos en dos pruebas de coronavirus.

Camas de hospital. | Foto: Pixabay/1662222

Publicidad

Luego de 48 horas de recuperación en el hospital, Vanesa pudo irse a su casa, pero sin su pequeño bebé. No fue sino hasta el 23 de marzo que pudo recogerlo con guantes y mascarillas.

“Parece una tontería, pero tenerlo aunque fueran siete plantas más abajo, parecía que estaba más cerca que cuando estaba en mi casa y el niño en el hospital”, comentó.

Aunque ahora permanezcan felices en casa, lo cierto es que aún los padres no han podido hacer contacto directo con su pequeño.

Vanesa Muro sosteniendo a su bebé con la ayuda de una enfermera. | Foto: Youtube/ AFP News Agency

Publicidad

“Yo aún no he tocado a mi hijo sin los guantes (...) estamos como locos porque termine (la cuarentena) para poder tocarlo, darle un beso”, dijo, destacando lo difícil que es por ahora que el bebé solo agarre plástico en vez del dedo de su madre.

Sin embargo, sin importar lo difícil que esto ha sido, la familia ha tenido suerte, pues ya ha salido a la luz el caso de una mujer embarazada e infectada con coronavirus que está luchando por su vida y la de su bebé. Para leer la historia completa, haz clic aquí.

Publicidad

En AmoMama.es hacemos todo lo posible para brindarte las noticias más actualizadas sobre la pandemia de COVID-19, pero la situación cambia constantemente. Alentamos a los lectores a consultar en línea las actualizaciones del CDС, WHO y los departamentos locales de salud para mantenerse actualizados.¡Cuídate!