Álex Lequio: la corta pero brillante vida del hijo de Ana Obregón

Vanessa Guzmán
14 may 2020
18:05
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Desde que nació fue un niño muy querido por el público español y ahora que se ha ido, miles están conmocionados por su temprana muerte.

Publicidad

Álex Lequio tuvo una vida llena de brillo. Siendo hijo de la destacada actriz Ana Obregón y del aristócrata italiano, Alessandro Lequio, el joven desde pequeño tuvo bastante popularidad.

Contando muy pocos años de vida ya era famoso y siempre se mostró como un chico muy positivo hasta el último día de su existencia.

Publicidad

EN SU INFANCIA

El 23 de junio de 1992 nació el hombre más importante en la vida de Ana Obregón, fruto de su relación con el destacado periodista rosa.

Siempre fue un niño sonriente y carismático que se convertía en el centro de atención en el lugar donde estuviera.

Publicidad

Siendo un bebé las cámaras siempre estaba sobre él y es que se trataba del hijo de una de las parejas más famosas de la televisión.

De hecho, de acuerdo a la reseña de Lecturas, hay anécdotas divertidas sobre Álex con los medios. Resulta que, en ocasiones, siendo un chiquillo, llegó a morder los micrófonos de los reporteros cuando abordaban a su madre en las calles de Madrid.

Publicidad

SIEMPRE LO PROTEGIÓ

Obregón siempre fue una madre protectora, incluso lo fue mucho más tras el diagnóstico del cáncer que sufrió Álex.

Pero hay cosas en el recuerdo, como sus posados en bikini que hacía en Mallorca para que la prensa la dejara en paz y poder así disfrutar el resto de las vacaciones junto a su hijo.

La buena vibra de Álex era emanada hasta con su mirada y, de hecho, sus nobles sentimientos tenían gran alcance, al punto, que sus padres lograron dejar atrás sus diferencias para permanecer al lado de su hijo.

Publicidad

ESTUDIANTE APLICADO

El emprendedor, ejemplo de lucha desde joven, fue un estudiante aplicado que se ponía metas y las alcanzaba.

Aunque la fama lo perseguía por ser hijo de unas celebridades, Álex se mantuvo lo más que pudo lejos de los medios y logró cursar con éxito y buenas notas la educación primaria y secundaria en el International College en Madrid, entre 1995 y 2010.

Publicidad

Sin escándalos en su adolescencia, enfocó su vida en lo académico y los deportes. Una vez que salió de la secundaria se mudó a los Estados Unidos donde decidió sacar una carrera universitaria.

Álex Lequio obtuvo un título en Ciencias Políticas y Filosofía, dos licenciaturas que se sumaron a su currículo de vida y profesional.

Siendo un joven soñador se convirtió junto a unos amigos y socios una empresa de marketing digital con propósito social llamada Polar Marketing en 2015.

Publicidad

COMENZARON A CAMBIAR SUS PLANES

Sin embargo, ya en 2018 sus planes de vida comenzaron a cambiar. Su futuro estaba siendo torcido por un cáncer que lo obligó a trazar nuevas metas: luchar por sobrevivir.

Pero a pesar de todo lo que le tocó vivir en los últimos dos años, Álex nunca perdió la sonrisa y las esperanzas. Se convirtió en portavoz de pacientes que sufrían lo mismo que él.

Publicidad

Tenía 27 años cuando su luz se apagó este miércoles en un hospital oncológico de Barcelona donde tenía más de un mes recluido recibiendo tratamientos por las complicaciones sufridas a causa de la enfermedad.

Siempre se mostró con entereza, firmeza y el mejor de los semblantes ante una realidad que para muchos es apabullante y para él se convirtió en un motivo de vida.

Publicidad

Durante toda la batalla contra el cáncer, sus padres siempre estuvieron a su lado. Fueron ejemplo de unidad familiar en medio de las adversidades a pesar de que Ana y Alessandro no son pareja desde hace mucho tiempo.

Desde que Álex nació, se convirtió en un preciado tesoro para sus padres quienes ahora deben lidiar con el dolor de perder a un hijo que tuvo una corta existencia. ¡Que en paz descanse, Álex Lequio!

Publicidad