logo
Getty Images
Fuente: Getty Images

El divorcio de Juanita Vanoy y Michael Jordan le costó $168 millones: dentro de su separación

Fabricio Ojeda
18 may 2020
21:40
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Michael Jordan no es solo el ícono más grande en la historia del baloncesto, sino también quien pagó el mayor acuerdo de divorcio que ha existido, al menos entre los deportistas más famosos y talentosos del mundo.

Publicidad

En 2006, el astro de la NBA Michael Jordan desembolsó el acuerdo de divorcio más grande en la historia del deporte, entregando 168 millones de dólares a su ex esposa Juanita Vanoy.

La pareja había estado casada durante 17 años y compartía dos hijos, Jeffrey y Marcus, además una hija, Jasmine. La relación había sido difícil debido a las infidelidades de la estrella de la NBA, pero siempre se habían reconciliado.

Michael Jordan y Juanita Vanoy en los New York City Essence Awards 2000. | Foto: Getty Images

Publicidad

LA GOTA FINAL

El matrimonio de la estrella más grande de la NBA se había visto arrastrado por sucesivas acusaciones de infidelidades y la participación de Jordan en su carrera que lo mantuvo alejado de su numerosa familia.

La gota que colmó el vaso, y que llevó a Juanita a solicitar el divorcio, fue un intento de chantaje por parte de una mujer con la que Jordan había tenido una aventura solo tres meses después de su matrimonio.

La leyenda de la NBA Michael Jordan y su madre Deloris Jordan en 1988. | Foto: Getty Images

Publicidad

CONOCIENDO A JUANITA

Cuando Jordan conoció a Juanita, él ya era una estrella en ascenso en la NBA constantemente acosado por fanáticas.

Su madre, temerosa de que Jordan fuera arrastrado por un estilo de vida licencioso, lo acompañaba a todas partes donde su hijo iba.

Michael Jordan, número 23 de los Chicago Bulls, juega contra los Philadelphia 76ers en 1996. | Foto: Getty Images

Publicidad

El jugador de 20 años conoció a Juanita Vanoy y quedó impresionado por su genial madurez. Juanita tenía 24 años y no parecía impresionada por el estatus de superestrella de Jordan. Comenzaron a salir y con la aprobación de su familia se comprometieron.

EMBARAZO INESPERADO

A principios de 1988 Juanita descubrió que estaba embarazada. Aunque estaban comprometidos, la reacción de Jordan fue negativa. Simplemente no se sentía listo para convertirse en padre.

Publicidad

Para protegerse a sí misma y a su hijo por nacer, Juanita ordenó a sus abogados que elaboraran un acuerdo de solución por el cual Jordan se ocuparía de sus necesidades financieras.

Meses de negociaciones complejas sobre los términos siguieron entre los dos equipos legales que representaban a cada una de las partes.

Publicidad

DECIDIERON CASARSE

Entonces, un día Juanita llamó a sus abogados y les indicó que comenzaran a trabajar en un acuerdo prenupcial: ella y Jordan habían decidido casarse antes de que naciera su bebé.

Publicidad

BODA EN LAS VEGAS

Pero el acuerdo prenupcial nunca se firmó porque Jordan y Juanita volaron a Las Vegas con algunos amigos y terminaron casándose en una capilla abierta a las 3:30 de la mañana.

Publicidad

PRENUPCIAL A POSTNUPCIAL

Los abogados de Juanita recibieron una llamada sorpresa más, informándoles que la pareja se había casado sin un acuerdo prenupcial y que ahora debían redactar un acuerdo postnupcial.

Publicidad

BIENVENIDA A SU PRIMER NIÑO

La boda fue en septiembre, y el 18 de noviembre de 1988 los Jordan dieron la bienvenida a su primer hijo, llamado Marcus. Sin embargo, la paternidad no ayudó a Michael Jordan a establecerse.

Publicidad

PRIMERA INFIDELIDAD

Apenas 3 meses después de su boda con Juanita, Jordan comenzó una aventura tórrida con una mujer llamada Karla Knafel, una aventura que duraría 3 años y le costó $ 250.000.

Publicidad

A partir de entonces, el hombre que era un ángel en la cancha de baloncesto comenzó a caer en una vida de libertinaje y vicio. Detrás de escena, el devoto padre era un habitual donjuan y un adicto al juego.

Michael Jordan y su esposa Juanita en el estreno mundial de "Michael Jordan To The Max" en 2000 en Chicago. | Foto: Getty Images

Publicidad

LUCHANDO JUNTOS

A pesar de todo Juanita, ahora madre de tres hijos, Jeffrey, Marcus y Jasmine, no renunció a su matrimonio. De hecho, muchos de los colegas de Jordan citan a Juanita como la influencia estabilizadora que ayudó al ícono de la NBA a alcanzar su máximo potencial.

Publicidad

DESPEDAZÁNDOSE

En 2002 Juanita, que se mantuvo fuera del centro de atención tanto como pudo, ya había tenido suficiente. Contrató a un investigador privado que registró al jugador al ver a más de 7 mujeres diferentes en solo una semana.

Publicidad

Juanita solicitó el divorcio citando diferencias irreconciliables, pero Jordan la convenció y ella aceptó darle otra oportunidad a su matrimonio. Sin embargo, su reconciliación fue breve.

Juanita Vanoy asiste al Simone I. Smith Trunk Show en Neiman Marcus Atlanta en 2012. | Foto: Getty Images

Publicidad

ACOSADO POR EL PASADO

Karla Knafel había regresado y quería $ 5 millones de Jordan, tras afirmar que había dado a luz a su hijo. El caso fue a juicio y el juez desestimó los reclamos de Knafel después de que una prueba de paternidad demostrara que el niño no era de Jordan.

Michael Jordan y su hija Jasmine Jordan en Jordan All-Star With Fabolous 23 en 2012 en Florida, EEUU. | Foto: Getty Images

Publicidad

LLEVANDO A MICHAEL A UNA CUENTA LIMPIA

Era más de lo que podía soportar la sufrida Juanita y en 2004 volvió a solicitar el divorcio. Pasarían dos años más antes de que la corte de divorcio fuera aprobada por los tribunales, pero el postnupcial de Juanita y la evidencia de las infidelidades en serie de Jordan le valieron un acuerdo alucinante de $ 168 millones.

No obstante, con el pasar del tiempo la ex pareja ha desarrollado una relación amistosa y ambos se han convertido en unos amorosos y devotos co-padres de sus tres hijos.

Publicidad

Después de 13 años de haberse separado del astro del baloncesto, Juanita mantiene un estilo de vida cómodo con un hogar en el exclusivo Kingsbury Estate. Está en paz, disfrutando de las cosas esenciales de la vida.

En ese sentido colecciona arte, especialmente de artistas afroamericanos, practica yoga Bikram y le encanta viajar a Europa, Francia, Italia y Londres. Y a diferencia de Jordan, que se volvió a casar con Yvette Prieto, Juanita sigue soltera pero feliz.

Publicidad