MediosMúsica

18 de noviembre de 2020

10 similitudes entre Rocío Flores y su difunta abuela Rocío Jurado que son difíciles de ignorar

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

Las leyendas nunca mueren, por lo que a más de 14 años del fallecimiento de la cantante española Rocío Jurado, hemos destacado las similitudes entre ella y su nieta de 24 años, Rocío Flores.

Un primero de junio de 2006, la reconocida cantante de copla andaluza y flamenco soltaba su último aliento en su hogar ubicado en la urbanización La Moraleja, Alcobendas, cerca de Madrid. Murió a los 61 años de edad a causa de un cáncer de páncreas.

Publicidad

Aunque han transcurrido casi 15 años desde su trágica muerte, los españoles siguen recordándola con gran cariño. Mucho más ahora que su nieta e hija, las Rocíos, han acaparado titulares en los últimos meses. A continuación, analizaremos algunos rasgos de personalidad que ambas comparten.

Publicidad

PRIMEROS AÑOS DE FLORES

Rocío Flores se crio en un ambiente que la hizo mantener un constante contacto con su familia. En su infancia compartió mucho tiempo con su abuela y con su esposo de aquel entonces, José Ortega Cano, así como con su tío Amador Mohedano y su esposa, Rosa Benito, y las hermanas de la cantante.

FAMILIA ANTE TODO

Es bien sabido que Rocío lleva casi ocho años sin dirigirle la palabra a su madre, un conflicto que ha afectado a la joven de 24 años, quien considera que la familia es lo primero. Esta prioridad la comparte con su famosa abuela.

Publicidad

La cantante española Rocio Jurado con su esposo el boxeador Pedro Carrasco en luna de miel en 1975. | Foto: Getty Images

LA PASIÓN

Sin lugar a dudas, la joven heredó la pasión de la tonadillera. Tanto abuela como nieta no dudan en darlo todo por amor. La intérprete de "Algo se me fue contigo" se casó dos veces: la primera vez de Pedro Carrasco, padre de Rociíto, y José Ortega Cano, con quien se casó en 1995.

Publicidad

Flores también es una mujer entregada al romance, pues lleva tres años de noviazgo con Manuel Bedmar.

MOMENTOS DE OCIO

Otra cosa que tienen en común las dos Rocíos es su capacidad para disfrutar. En vida, Jurado vivía al máximo la experiencia de cantar en los escenarios, así como disfrutaba su tiempo libre. Su nieta tampoco se olvida de disfrutar la vida y procura saborear cada momento.

Publicidad

SENTIMIENTOS A FLOR DE PIEL

Una prueba del fuerte carácter de la estrella del pop español es una anécdota de su biografía. En una ocasión, una Rocío adolescente expresó a su familia su deseo de ser cantante:

"No había manera de salir adelante. Siempre he tenido mucho genio, así que me declaré en una huelga de hambre", dijo en una entrevista con Jesús Hermida según el medio español Semana.

Publicidad

El temperamento de Rocío Flores ha quedado al descubierto en el programa 'Supervivientes 2020', en el cual protagonizó conflictos con Yiya y José Antonio Avilés. Debido a su participación en el concurso, la joven sufrió una gran transformación física.

PEQUEÑOS DETALLES

"Ahora todo tiene mucho más valor, cada día que amanece es un regalo. Al levantarte y ver el milagro de la vida es el mejor espectáculo del mundo, ver amanecer y saber que estás dentro de ese espectáculo", aseguró Jurado en su última entrevista con Jesús Quintero en 2006, cita Semana.

Publicidad

RESILIENTES

Algo que caracteriza a la abuela y a su nieta es que ambas crecen ante la adversidad. Las dos Rocío han tenido que enfrentar todo tipo de dificultades en su vida, pero han logrado salir adelante.

FIGURAS MEDIÁTICAS

Tanto Jurado como Flores están muy conscientes de su papel como personajes públicos y de los efectos de la fama. La hija de Rocío Carrasco aprendió desde joven a no hablar demás ante la prensa.

La cantante española Rocío Jurado durante un concierto. | Foto: Getty Images

Publicidad

LA VANIDAD

En vida, a la cantante española le gustaba arreglarse y verse bien. Según la cita de Semana, Jurado comentó: "Soy resultona y me arreglo bien. Me gustan los detallitos, la picardía".

Su nieta sigue su ejemplo y, a su corta edad, se ha realizado algún retoque en el rostro para mejorar su apariencia física.

La cantante españolal Rocio Jurado con Rupert, un famoso peluquero, en 1978. | Foto: Getty Images

Publicidad

IMPORTANCIA DEL AMOR

Lo más importante en la vida de Rocío Jurado era el amor, pues ella decía que por amor perdemos la cabeza. Fue tanto el amor que sentía Jurado en vida, que sus fans le devolvieron el cariño y hasta el día de hoy lloran su muerte.

El amor de la cantante también ha dejado una huella imborrable en su nieta, quien ha dicho que la familia es eterna.

Publicidad