NoticiasNoticias España

27 de julio de 2020

Esther Doña, viuda de Carlos Falcó, vive un verano poco glamoroso

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

La vida social de la viuda del marqués cambió drásticamente tras su muerte, pues de disfrutar constantemente de los lugares de moda en España pasó a no recibir ninguna invitación para volver a visitarlos.

Este miércoles 22 de julio, Ester Doña y el marqués Carlos Falcó hubieran celebrado su tercer aniversario de bodas. Sin embargo, ninguno de los dos hubiese imaginado que el aristócrata sería una de las víctimas fatales del coronavirus.

El fallecimiento del padre de cinco hijos supuso un cambio radical en la vida de la viuda, quien pasó de disfrutar vacaciones a Menorca, Marbella o Cannes, a no tener invitación alguna a los lugares de moda.

Publicidad

Publicidad

Su vida social se redujo por un tiempo al palacio El Rincón, ubicado en Aldea del Fresno (Madrid), hasta que le resultó imposible su mantenimiento. Y es que cuando el marqués vivía el encargado de estos pagos era su hijo Manolo, quien en los últimos años fue comprando a su padre las acciones de sus empresas.

Esther, en cambio, no podía asumir el embargo al cual estaba sometida la casa, por lo que llegó a un acuerdo con el resto de los herederos de Falcó para que se concretara la venta del edificio que “se cae a trozos”, según palabras de personas que conocen El Rincón.

Ester Doña en los establos antes de la gala de clausura de SICAB 2017 el 18 de noviembre de 2017 en Sevilla, España. | Imagen: Getty Images

Publicidad

Aunque la mujer tenía derecho legal de permanecer en la vivienda familiar, por ser su domicilio habitual mientras el aristócrata aún vivía, Doña no tenía intención de quedarse. En cambio, el acuerdo económico fue muy bueno para todas las partes.

Ahora la viuda de 42 años de edad puede empezar una nueva vida con una importante suma en su cuenta bancaria. Sin embargo, se puede decir que no le quedaron muchas opciones para compartirla, pues de la familia de su difundo marido solo trata a una prima, Verónica Fernández de Córdoba.

Esther Doña y Carlos Falcó en Madrid, octubre de 2018. | Foto: Getty Images

Publicidad

Con ella suele ir a cenas y almuerzos privados, pero del resto, su círculo social se redujo al máximo tras el fallecimiento de Falcó el pasado 20 de marzo, cuando tenía 83 años de edad.

Se conoció que Doña viajará a Málaga muy pronto para reencontrarse con su familia, ya que no quedó trato alguno con los hijos del marqués, quienes se enteraron por la prensa de su enlace civil.

Esther Doña junto a Carlos Falcó en noviembre de 2019. | Foto: Getty Images

Publicidad

Y es que la boda de Esther y Carlos Falcó fue un evento secreto, al que de hecho asistieron invitados que ellos ni siquiera conocían, personajes para el photocall de la exclusiva. De hecho, el gran amigo de la juventud de Carlos, Matías Cortes, llegó a decir: “Salvo a Jaime Soto y cuatro más, no conozco a nadie”.

Esther llegó a la vida de Falcó en 2016. Sus hijos, por su parte, no emitieron en ese momento su opinión sobre el nuevo romance de su padre. Sin embargo, al poco tiempo de haber empezado su relación, todo lo que rodeó a Doña y a Falcó fue la polémica.

Esther Doña en Madrid, abril de 2018. | Foto: Getty Images

La viuda del marqués también contrajo COVID-19, pero a sus 42 años de edad su caso fue menos agresivo y pudo reponerse.

Según manifestó, la muerte de su marido ha resultado un duro golpe para ella, que lo vio partir en aparente buen estado de salud y no volvió a verlo nunca más.

Publicidad

En AmoMama.es hacemos todo lo posible para brindarte las noticias más actualizadas sobre la pandemia de COVID-19, pero la situación cambia constantemente. Alentamos a los lectores a consultar en línea las actualizaciones del CDС, WHO y los departamentos locales de salud para mantenerse actualizados.¡Cuídate!