Kate Middleton y el príncipe William vivieron un difícil comienzo en su relación y los detalles salieron a la luz en un nuevo libro

Ernesto Ojeda
09 oct 2020
06:20
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Los Duques de Cambridge lucen junto a sus tres hijos como una feliz y hermosa familia. Sin embargo, los inicios de la pareja no fueron tan perfectos como muchos pudieran pensar.

Publicidad

Kate Middleton y el príncipe William se conocieron durante su época de estudiantes en la Universidad St. Andrews y de inmediato comenzó entre ellos una amistad.

Si bien la historia que conocemos hasta ahora parece sacada de un cuento de hadas e incluso ha llegado a ser relatada en el cine a través de películas románticas, los verdaderos obstáculos y problemas que debieron enfrentar salen a la luz pública nueve años después de su boda.

Publicidad

Los giros inesperados y hasta ahora ocultos de su relación fueron revelados por Robert Lacey, historiador de la realeza, y citados por el Daily Mail. En el libro que Lacey ha publicado se recuerdan incluso anécdotas como que se fueron a vivir juntos mientras aún eran amigos.

LA UNIVERSIDAD Y EL AMOR

La relación, como todas, tuvo altibajos que los llevaron incluso a romper por un tiempo. Para ir al inicio, una visita al pasado nos regresa al verano del año 2000. Fue en agosto cuando ambos recibieron la noticia de que tenían las calificaciones necesarias para entrar a la universidad que anhelaban.

Sin embargo, el destino todavía no iba a unirles. Kate planeaba estudiar con tres de sus mejores amigas en Marlborough College, en Edimburgo. Así lo habían decidido desde muy chicas.

Publicidad

Pero cambió de planes tan pronto se hizo público que el príncipe estudiaría Historia del Arte en St. Andrews. Kate aplicó a la misma universidad y se tomó un año sabático diciendo a sus amigas que se les uniría luego.

Publicidad

¿BUSCANDO AL PRÍNCIPE AZUL?

La intención de la ahora Duquesa de Cambridge con el año de espera era alcanzar al Príncipe para comenzar la universidad al mismo tiempo y asegurar que estaban en el mismo curso.

Así lo logró y entre los primeros encuentros que sostuvieron estuvo la gran salvada que hizo Kate del Príncipe en una fiesta en la que él no lograba alejarse de una chica que hacía todo por obtener su atención.

Publicidad

Notando lo incómodo que estaba, Kate fue hasta él y lo abrazó. Aprovechando la oportunidad, el futuro Príncipe de Gales le dijo a la chica incómoda que tenía novia. Ambos rieron con complicidad. Era su primer mes en la universidad.

Muchos momentos habría entre ellos antes de la gran noche en la que todos dicen que comenzó la historia. Se celebraba el desfile de beneficencia, en el que una Kate desfilando en un sexy vestido de malla con el que se veía su ropa interior, atrajo la atención del príncipe y llegó a los tabloides.

Esa misma noche ambos fueron vistos besándose. Y durante el tiempo en que compartían apartamento como amigos, fue naciendo entre ellos el amor.

Publicidad

SIN CUENTO DE HADAS

Pero no todo fue color de rosa. La pareja afrontaría problemas y llegó a tener su primera ruptura a finales de marzo de 2004. William no quería ser prematuro en cuanto al matrimonio, como lo hicieron sus padres, y decía que no se comprometería antes de sus 30 años.

Publicidad

El motivo de la ruptura fue su decisión, incitada por algunos amigos, de dejar a Kate en casa y unirse a ellos en un viaje de solo hombres que realizaron a Grecia. Era un viaje en yate, en el que además toda la tripulación era femenina. Kate no ocultó su disgusto.

Dos años después habían estado saliendo de manera más formal y el mismo año, el príncipe William la invitó a unirse a la familia real para el almuerzo tradicional de Navidad en Sandringham. Ella se negó.

Publicidad

Era primera vez que una novia no oficial o no registrada como tal en el palacio era invitada. Kate, por su parte, se negaba a ir sin un anillo de compromiso en su dedo. Se preguntaban todos en el palacio si William había encontrado realmente a su chica.

¿SÍ ACEPTO?

Si bien el Príncipe pidió consejos a su padre Charles y su abuela, la reina Elizabeth II, en esta situación ambos le aconsejaron que no se apresurara. Esto pese al gran cariño que ya le tenían a Kate.

Estos fueron apenas algunos de los tantos obstáculos que la pareja sorteó antes de llegar al altar en el año 2011, con una boda televisada y vista en el mundo entero. Ya lo decía el Príncipe, antes eran muy jóvenes y cometieron errores.

Publicidad

Kate, duquesa de Cambridge, llega a Basildon Sporting Village el 30 de octubre de 2018 en Londres, Inglaterra. | Foto: Getty Images

Desde los días de su noviazgo y ahora en su consolidada relación como matrimonio y Duques de Cambridge, el estilo de vestir de Kate Middleton ha marcado tendencias a nivel global.

Si bien solo una vez ha subido a la pasarela, cada prenda que usa se agota prácticamente de inmediato de los almacenes. Además, cuenta con una rutina de belleza que le hace lucir siempre sofisticada y elegante.

Publicidad