NoticiasNoticias mundiales

06 de diciembre de 2020

Pide una cerveza y deja una impresionante propina para ayudar al restaurante durante la pandemia

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

Brendan Ring, el dueño de un restaurante de Cleveland, Ohio, decidió dar a conocer a través de su cuenta de Facebook el hermoso gesto que tuvo un misterioso hombre.

La emergencia sanitaria que desató el coronavirus ha sacado lo mejor de muchas personas, y esta historia es muestra de ello.

Un señor entró a un restaurante en Ohio y sorprendió a todos los empleados y al dueño del lugar con un gran gesto.

Local de comida. │ Foto: Pixabay

Publicidad

El cliente entró al lugar y solo consumió una cerveza, pero decidió dejar una gran suma de dinero como propina.

Según explicó Brendan Ring, propietario del local de comida, el señor dejó tres mil dólares y le pidió al mesero que lo atendió que compartiera el monto con el resto de sus compañeros.

Cerveza siendo servida. │ Foto: Pixabay

Publicidad

En principio se pensó que el hombre había cometido un error, por lo que tras ver el monto de propina, el dueño del lugar salió corriendo para aclarar la situación con el comensal.

Sin embargo, el cliente le aclaró que el monto que dejó fue exactamente el deseado y le manifestó que regresaría al lugar cuando volviera a abrir, ya que el restaurante cerraría sus puertas por segunda vez de forma temporal por el coronavirus.

Meseros sonrientes.│ Foto: Freepik

Publicidad

Ring quedó tan sorprendido por la acción del buen hombre que decidió compartir lo ocurrido con una publicación a través de su cuenta personal de Facebook.

Como evidencia de la historia subió la foto del papel en el que se ve la cuenta del cliente y la propina que dejó.

Publicidad

Asimismo, el propietario del lugar quiso dejar claro que conoce perfectamente el nombre de la persona que los sorprendió, pero que decidió mantenerlo anónimo, ya que cree que al cliente no le gustaría ser mencionado públicamente.

Ring también quiso aprovechar la publicación para resaltar que tanto él como sus empleados se sintieron “humildemente agradecidos por este gesto increíblemente bondadoso y maravilloso”.

Sin duda una hermosa historia que está logrando conmover a todo el que la conoce. Otro caso digno de conocer, es el del niño de ocho años de edad que decidió empezar un negocio para ayudar a su familia con los gastos de su hogar. Para leer más al respecto, ingrese aquí.

Publicidad