logo
facebook.com/angelmoro24
Fuente: facebook.com/angelmoro24

Él es Migajón, el perro al que adoptaron en una sucursal de Oxxo y hasta le hicieron una casita

Mayra Pérez
20 dic 2020
09:40
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

La lealtad de un perrito de la calle le ganó el cariño de todos los trabajadores de una tienda por conveniencia, quienes se unieron para darle un cobijo para las noches frías.

Publicidad

Los trabajadores de una de las sucursales de la tienda Oxxo, ubicada en Toluca, México, conocieron a Migajón desde que la tienda estaba en construcción.

Migajón es un hermoso perro de la calle que siempre estaba en la zona aledaña a la tienda en cuestión, mientras se hacían los trabajos previos a la inauguración.

Sucursal de Oxxo. | Foto: Getty Images

Publicidad

Todos los que trabajaban en la obra lo conocían y admiraban su carácter dulce y su buen comportamiento. Sin embargo, era evidente que había tenido una vida difícil. Algunas cicatrices en su cuerpo contaban una historia de maltratos.

MASCOTA OFICIAL DE OXXO

Luego de que la tienda entró en funcionamiento, los empleados se encariñaron francamente con el perrito que los saludaba cada mañana y los despedía al cierre.

Publicidad

El leal perrito se mantenía en la parte de afuera de la tienda respetando las reglas establecidas, por lo que en forma simbólica todos los trabajadores acordaron adoptarlo. Finalmente tenía agua y comida segura, y alguna mano amorosa que le diera cariño.

Pero sin un techo que lo resguardara cada noche, el frío era inclemente para Migajón, quien amanecía temblando. En un principio, según cuenta el empleado Brayan Omar Álvarez, le arreglaban con cartones un lugar para dormir. No era suficiente.

Esto motivó a los empleados del establecimiento para solicitar a los directivos de la tienda una autorización para construirle una casita que lo mantuviera protegido en las noches frías.

Publicidad
Publicidad

“Entre todos cooperamos, porque sentíamos feo que temblaba de frío en las mañanas y pasara lo que pasara ahí permanecía. Entonces compramos una casita y otro compañero decidió decorarla con el logo de la tienda”, explicó Álvarez, según recoge Digital Mex.

Por las festividades, algunos empleados adornaron la simpática casita con adornos navideños y compartieron las imágenes a través de internet.

Publicidad

HISTORIA VIRAL

Una vez que la historia de Migajón llegó a las redes sociales, se hizo viral en poco tiempo. De inmediato se tocó la fibra sensible de muchas personas, que se activaron a hacerle donaciones de cobijas y alimento.

Inclusive una veterinaria se ofreció a hacerle una revisión médica, en vista de la condición de Migajón, las heridas en su piel y su dificultad para desplazarse a buen ritmo. Actualmente se le ha iniciado el tratamiento y presenta alguna mejoría.

Definitivamente, la iniciativa de los empleados de la franquicia es digna de admiración. Ojalá otros siguieran su ejemplo.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad