logo
Getty Images
Fuente: Getty Images

Ferdinando Valencia culpa a los médicos por la muerte de su hijo Dante: "Lo fueron matando"

Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Un año después de la muerte de su hijo, el actor se sinceró sobre la “negligencia médica” que sufrió luego de ser diagnosticado con meningitis.

Publicidad

A más de un año del fallecimiento de uno de sus mellizos, Ferdinando Valencia reveló la verdad sobre su muerte. En una entrevista que el intérprete de 'Mentir para vivir' ofreció a TVNotas, contó los detalles relacionados con la pérdida de su pequeño.

Los médicos le aseguraron más de una vez que su bebé se salvaría, pero pasó todo lo contrario y murió. El modelo y su esposa, Brenda Kellerman, intentan seguir adelante por el único niño que les quedó.

Publicidad

COMPLICACIONES EN EL PARTO

La mayor agonía que un padre puede sufrir es la muerte de un hijo. Esto fue lo que le ocurrió a Ferdinando Valencia en 2019 con la pérdida de uno de sus mellizos.

El primer presagio que notó el actor fue la preeclampsia que sufrió su esposa durante el embarazo. Sin embargo, algunos meses después, la pareja trajo al mundo a sus pequeños.

Publicidad

Al momento de nacer, Dante presentó complicaciones que aparentemente no requerían cuidados intensivos. Este fue el primer error cometido por los médicos y la causa de la meningitis bacteriana que luego padeció.

Después de darle de alta, sus padres lo llevaron a casa, aunque más tarde tuvieron que llevarlo nuevamente al hospital. “Pensábamos que el diagnóstico iba a ser algo estomacal”, explicó el colimense.

Publicidad

“Pero ahí nos dijeron que el niño tenía meningitis bacteriana”, agregó Valencia al medio antes citado.

Inmediatamente, el modelo llamo una ambulancia y llevó al pequeño al hospital donde le administraron un tratamiento. Lamentablemente no fue suficiente para matar a la bacteria, lo que llevo a qué su vástago se complicara poco tiempo después.

REGRESO A COLIMA

Luego del percance, la familia se trasladó a Colima, pero no permanecieron ni una semana. Su niño se volvía a complicar, por lo que tuvo que llevarlo a una clínica de la localidad donde llegó convulsionando.

Publicidad
Publicidad

En el centro médico le aseguraron a Ferdinando que podrían atender a su bebé, pero a pesar del nuevo tratamiento que se le administró, su hijo seguía presentando convulsiones.

Más tarde el colimense se dio cuenta de la “negligencia médica” a la que Dante se vio sometido. Él investigó por horas y descubrió un error fatal que estaban cometiendo con las dosis de los medicamentos

Publicidad

TRAGEDIA EN GUADALAJARA

Ante su decepción por la desacertada decisión de los doctores, se dirigió a Guadalajara. Allí le administraron nuevamente el tratamiento a su bebé, aunque un día Valencia notó que una de las piernas de Dante se ennegreció.

Al día siguiente, el intérprete firmaba una orden médica para la amputación del miembro de su mellizo. Fue en ese momento que él empezó a detectar las mentiras de los médicos involucrados.

Publicidad

“¡Ustedes, especialistas de la salud, lo fueron matando con sus pretextos económicos!”, expresó Ferdinando en medio de su indignación. Una vez que entendió la forma en que lo manipulaban, comenzó a grabar las conversaciones que sostenía con ellos.

Incluso uno de los especialistas que atendió a su bebé le aseguró que estaría bien, pero al día siguiente falleció. A más de un año de esta tragedia, ni él ni Brenda han podido aliviar el dolor de la pérdida.

Ambos están consientes de que deben seguir adelante por Tadeo, quien continúa en este mundo y necesita de ellos.

Publicidad
info

La información contenida en este artículo en AmoMama.es no se desea ni sugiere que sea un sustituto de consejos, diagnósticos o tratamientos médicos profesionales. Todo el contenido, incluyendo texto, e imágenes contenidas en, o disponibles a través de este AmoMama.es es para propósitos de información general exclusivamente. AmoMama.es no asume la responsabilidad de ninguna acción que sea tomada como resultado de leer este artículo. Antes de proceder con cualquier tipo de tratamiento, por favor consulte a su proveedor de salud.