El "mejor peor" año de la vida de Laura Martínez: de estar a punto de morir por COVID a casarse

Diego Rivera Diaz
04 ene 2021
09:00
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Laura Martínez ofreció el balance de uno de los años más difíciles, pero también más satisfactorios que ha tenido en su vida. En un mismo año, llegó al altar y a la UCI.

Publicidad

El 2020 ha sido un año complicado en muchas formas. Además de los retos que trae la vida en cualquier año, el mundo debió lidiar con una pandemia de coronavirus que hizo estragos en nuestras vidas.

Sin embargo, muchos hallaron algo de felicidad en la oscuridad. Otros enfermaron, perdieron sus trabajos, y hasta sus vidas. Y Laura Martínez entra en ambas categorías.

Publicidad

LARGA ESTADÍA

Con 34 años, Laura no está en ningún grupo de riesgo para el COVID-19. Sin embargo, el virus tuvo graves efectos en su salud, obligándola a pasar una larga estadía en la UCI. Estuvo hospitalizada por 49 días en total (21 en la UCI).

Fue ingresada a la UCI tras presentar un cuadro crítico, incluyendo neumonía bilateral. Estuvo tres semanas sedada y conectada a un respirador. Aún vive las secuelas de la enfermedad.

Visualización en 3D de moléculas de coronavirus. | Foto: Shutterstock

Publicidad

AÑO RARO

En entrevista con Efe, Laura describió al 2020 como un "año raro". "Tienes tu vida y, de repente, te da una bofetada de realidad", asestó la empleada de una central telefónica. Considera que en la pandemia, "somos nuestro peor enemigo".

Martínez habría sido contagiada del virus en la semana previa al decreto de confinamiento. Lamenta la falta de preocupación que muestra la población ante el contagio por "inconsciencia", que puede llevar a que "muera alguien de tu familia".

Hombre con mascarilla mira por la ventana durante el confinamiento. | Foto: Shutterstock

Publicidad

GRAN CARGA

Al principio, los síntomas fueron leves, similares a una faringitis, según relata Laura. Pero la condición no mejoraba, por lo que acudió a un centro médico. Al poco tiempo, tuvo que ser intubada, puesto que sus pulmones presentaban una gran carga viral.

"Estuve 17 días intubada, en estado muy crítico y en coma inducido. La primera semana no me fui de milagro", reveló Laura. Martínez reflexiona que el COVID-19 es una lotería, por lo que a cualquiera le puede salir su número.

Novio coloca anillo de bodas en la mano de novia. | Foto: Shutterstock

Publicidad

LUZ EN LA OSCURIDAD

En plena pandemia, el pasado mes de septiembre, Laura logró encontrar un poco de luz en la oscuridad. Su sueño de toda la vida era contraer matrimonio, y finalmente pudo cumplirlo (respetando por supuesto todas las medidas de seguridad).

La ceremonia ocurrió en una finca, para facilitar el protocolo de distancia social. La luna de miel fue más bien inusual, sin viajes en tren ni en avión. Laura ha tenido que lidiar con su recuperación, que ha sido lenta y complicada. Pero sigue aferrada a su luz, y mantiene su sonrisa en todo momento.

Mascarillas de tela y N95. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Antes de finalizar la entrevista, Laura aconseja ser cautelosos en estos tiempos tan peligrosos, pues nuestra irresponsabilidad puede costarle la vida a un tercero. También recomienda hacer más visible el sufrimiento del COVID-19, para crear mayor conciencia.

Otro que ha enfrentado un año de altibajos ha sido Pepe Flores. En 2020, Pepe tuvo la oportunidad de recibir a su primer hijo. Este evento ha marcado positivamente la vida del bailarín, a pesar de las dificultades atravesadas en el año.

Publicidad