NoticiasNoticias España

17 de enero de 2021

"Ya es como de la familia": la historia de amistad de un policía y el hombre a quien rescató

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

El paso de la tormenta Filomena por España y la subsiguiente nevada ha causado grandes estragos en la capital. Y en el caos siempre hay historias que resaltan por su bondad.

Han pasado alrededor de cinco décadas desde la última vez que los ciudadanos de Madrid vieron caer una nevada como la que trajo el temporal Filomena el pasado fin de semana.

Con la nieve obstruyendo los caminos, muchos vehículos se quedaron varados en las vías con personas en su interior, que no necesariamente estaban preparadas para afrontar una situación como esa.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

Eso fue lo que ocurrió en la m-30 a la altura de Moratalaz, donde el vehículo de Carlos Pérez se quedó varado. A pesar de tener puesta la calefacción al máximo, su cuerpo estaba a punto de colapsar por el frío tan intenso que sentía, tras 12 horas atrapado en su auto.

Justo en ese momento, Daniel Lara, un agente de la policía nacional de la comisaría de Ciudad Lineal que se encontraba fuera de servicio, llegó a rescatar al vigilante de seguridad de 58 años.

Cargando...

Publicidad

El oficial también había pasado la noche en su vehículo por la nevada, pero salió a un centro comercial cercano a buscar suministros. Al salir, se topó con el vehículo del vigilante cuando transitaba por la A3.

El ruido del motor alertó al policía, quien se acercó a inspeccionar. Al notarlo, Carlos tocó la corneta, haciéndole saber que estaba adentro.

Cargando...

Publicidad

Armado con una pala, el oficial de policía despejó lo mejor que pudo la nieve que rodeaba la puerta del automóvil y pudo sacar a Carlos. Estaba descalzo y temblaba sin parar de frío.

"Lo que le pasaba es que tenía los zapatos muy mojados y, aunque se los había quitado, se había dejado los calcetines puestos y por eso seguía teniendo tanto frío", explicó Daniel, según recoge Cuatro.

Como pudo, le puso los zapatos y lo llevó hasta un sitio seguro de la calle 30, donde fueron auxiliados por un operario. Finalmente lograron salir del túnel. 

Cargando...

Publicidad

Según contó posteriormente Carlos, se quedó atrapado en la nieve poco antes de llegar al Puente de Vallecas y salió del automóvil para intentar quitar la nieve y así se mojó. Al volver al vehículo, decidió quitarse los zapatos. Pero se dejó las medias, que igualmente se habían mojado.

"Para mí, ya es como de la familia. Es un gran tío y una gran persona porque me ayudó y eso no lo hace todo el mundo”, dijo Carlos, muy agradecido con el hombre que posiblemente le salvó la vida.

Cargando...
Cargando...

Publicidad