Un padre estudió derecho junto a su hijo autista para protegerle del bullying

Mayra
18 ene 2021
06:40
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

La abnegación de este padre quedó demostrada cuando decidió ingresar a la escuela de Derecho con su hijo para evitar que fuera nuevamente víctima de bullying.  

Publicidad

La historia de los brasileños Luis Felipe Soares y Lucas Weberling está llena de solidaridad, apoyo y por sobre todo de un profundo amor filial.

Cuando Lucas terminó la escuela secundaria y manifestó su deseo de seguir los pasos de su madre y obtener la licenciatura en Derecho, sus padres lo apoyaron al cien por ciento.

Publicidad

Sin embargo, el joven, que actualmente tiene 23 años, había sido víctima del bullying durante la escuela primaria por sus problemas para socializar y comunicarse con sus compañeros. A los 12 años le diagnosticaron autismo leve. 

Luego de comenzar a recibir ayuda con su autismo, la secundaria fue una etapa un poco mejor. Sus compañeros fueron más accesibles para relacionarse con Lucas.

Aula de clases. | Foto: Shutterstock

Publicidad

APOYANDO A SU HIJO

Pero el ingreso a la educación superior preocupó un poco al grupo familiar, y llevó a Luis Felipe Soares, padre de Lucas, a considerar la posibilidad de ingresar con su hijo a la universidad para ayudarlo los primeros tiempos.

A finales de 2015, padre e hijo presentaron el examen de admisión para ingresar a una universidad privada de la ciudad de Serra, en Brasil, y fueron admitidos. Comenzaron la carrera al año siguiente.

Publicidad

Luis Felipe se sentía lleno de inseguridad por cuanto se había formado como Técnico Industrial, cuyo ámbito es algo muy distante al Derecho. Fue Lucas quien le dio la calma necesaria para afrontar la nueva meta. 

"Mi objetivo era estudiar hasta el cuarto período, que era el tiempo necesario para que él socializara, pero no me dejó rendirme y estuvimos juntos hasta el final", contó Luis Felipe, según reporta UOL Noticias.

Libros. | Foto: Shutterstock

Publicidad

JUNTOS HACIA LA META

Desde el principio, las cosas fluyeron muy bien para Lucas. La aceptación de sus compañeros y profesores le permitió sentirse cómodo, y siempre fue tratado como un estudiante más. 

"Lucas era otro alumno más en clase. Todo el  trabajo y las pruebas se hicieron por igual. Completó el curso con su esfuerzo", explicó Soares.

Graduando. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Fue tal la adaptación de Lucas al ambiente universitario, que durante la pandemia por el covid-19 extrañaba compartir con sus compañeros y docentes. Aun así le fue bien con las clases virtuales.

Padre e hijo lograron culminar con éxito la universidad el pasado diciembre. Ahora se preparan para presentar muy pronto el examen público para ingresar al Colegio de Abogados de Brasil.

Publicidad