La misteriosa historia detrás de "Gwendolyne", el hit que Julio Iglesias nunca volvió a cantar

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Aunque la canción fue un éxito, estuvo rodeada de polémica. Uno de los escándalos que salpicaron el tema ocurrió tras su participación en Eurovisión.

Publicidad

Julio Iglesias presentó el tema “Gwendolyne” en la XV edición del Festival de Eurovisión, que tuvo lugar en 1970 en Ámsterdam, donde lo defendió respaldado por la orquesta dirigida por Augusto Algueró y en compañía del trío La La La.

En aquel entonces fue considerado de forma unánime como el ganador moral, a pesar de que quedó en cuarta posición.

Julio Iglesias vistiendo un traje con corbata en Madrid, España, 1970. | Foto: Getty Images

Publicidad

LO CATAPULTÓ A LA FAMA MUNDIAL

Su participación en el concurso con aquella canción fue lo que lo catapultó al reconocimiento internacional y lo que pronto lo llevó a convertirse en una estrella a nivel mundial.

Sin embargo, Julio Iglesias ya había experimentado el éxito con “Gwendolyne” mucho antes de su participación en Eurovisión.

Según reseñó El País, Julián Molero Ortega, crítico musical en lafonoteca.net, señaló que este tema fue crucial en la carrera del cantante.

Julio Iglesias en la obra del Estadio Olímpico de Múnich en 1970. | Foto: Getty Images

Publicidad

CANCIÓN ENVUELTA EN LA POLÉMICA

En España se mantuvo en el primer puesto en ventas durante nueve semanas y también como número uno en las votaciones del programa ‘El Gran Musical’. Antes del Festival de Eurovisión, TVE se había encargado de promocionar el tema en toda Europa.

Aunque la canción fue un éxito, estuvo rodeada de polémica. Uno de los escándalos que salpicó el tema ocurrió tras su participación en Eurovisión.

Julio Iglesias vistiendo un traje con corbata en 1970. | Foto: Getty Images

Publicidad

El cantante había sido acusado de plagio después de que muchos señalaran su similitud con el tema ‘Je reviens te chercher’ de Gilbert Bécaud, lanzado en 1968.

Sin embargo, a pesar de todo, “Gwendolyne” fue y sigue siendo un tema insignia para el cantante, pues fue la canción que le hizo famoso fuera de España.

Julio Iglesias entre el público aplaudiendo en la tribuna del Estadio Olímpico de Munich, 1970. | Foto: Getty Images

Publicidad

LA MUJER QUE LO INSPIRÓ A ESCRIBIR EL TEMA

Según reseñó Libertad Digital, en su época de estudiante tuvo una novia y al mismo tiempo salía con una mujer casada que había quedado hechizada por el joven Iglesias. Sin embargo, la primera mujer que lo enamoró se llamaba Gwendolyne Bolloré.

Se trata de una hermosa joven francesa que conoció mientras se presentaba en algunos locales de Londres, tocando algunos éxitos de famosos como Tom Jones y The Beatles acompañado por su guitarra.

Julio Iglesias sentado junto a una embarcación en la playa, 1974. | Foto: Getty Images

Publicidad

Según el medio de comunicación, convivieron juntos un tiempo y terminó componiéndole el tema que lleva su nombre.

“Gwendolyne era hermosa, muy hermosa. Era de una familia noble de exiliados rusos. Quizás la sobrina de un príncipe, de tipo eslavo: con pómulos marcados, ojos grises, rubia”, recordó Julio a la mujer su libro de memorias ‘Entre el cielo y el infierno’.

Según reseñó El País, el icónico cantante español dijo en el texto que jamás había amado a una mujer más hermosa. Fue su primer gran amor, al cual calificó de “imposible”.

Julio Iglesias usando un traje beige con corbata roja mientras camina por la playa, 1970. | Foto: Getty Images

Publicidad

Tras el gran éxito del sencillo, se llevó a cabo la apresurada grabación de un disco LP con varios temas, incluyendo “Gwendolyne”, para aprovechar el empuje que le había dado Eurovisión.

Según el medio de comunicación, Molero Ortega dijo que el tema “fue la llave de Europa y la transmutación de Julio de cantautor costumbrista apegado a Galicia a cantante internacional con baladas arropadas por orquestas, arreglos muy cuidados”.

Julio Iglesias posando entre la vegetación con una camiseta roja, 1974. | Foto: Getty Images

Publicidad

UN ÉXITO EN EL OLVIDO

No pasó demasiado tiempo para que la exitosa canción se esfumara del corazón de Julio y de su repertorio. En su libro, el artista dedicó pocas líneas para hablar sobre su tema y su inspiración.

Allí dijo que le debe la canción a la dama que fue dueña de su corazón durante un tiempo, y le agradeció por ello.

Algunas teorías señalan que dejó de cantarla para no despertar los celos de Isabel Preysler, quien se convirtió en su esposa en 1971.

Julio Iglesias e Isabel Preysler comiendo pastel el día d su boda, 1971. | Foto: Getty Images

Aunque, según señala el libro de García Blesa, el cantante la interpretó el día de su ceremonia nupcial con Isabel, ante la insistencia del público, por lo que no se sostiene dicho señalamiento.

Lo cierto es que la exitosa canción cantada por Julio Iglesias en Eurovisión en 1970 fue esencial para el despegue de su carrera a nivel mundial.

Publicidad