Celebridades

22 de febrero de 2021

"El COVID apesta": cliente sorprende a empleados de un café con propina de 1400 dólares

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

Los empleados de muchos lugares públicos están haciendo un gran esfuerzo por seguir prestando servicios de calidad en medio de la emergencia sanitaria.

La pandemia de covid-19 ha afectado el trabajo de muchas personas. Tanto la economía como las dinámicas de consumo se han visto afectadas.

Sin embargo, está también ha sido una oportunidad para que muchas personas saquen lo mejor de sí mismas y animen a otros.

Publicidad

Aunque lo indicado es mantenerse alejados unos de otros, son justamente los actos de solidaridad los que han devuelto la esperanza a la humanidad.

Así quedó demostrado con el gesto que tuvo David, un cliente del restaurante Notchtop Bakery & Café, ubicado en Colorado, Estados Unidos, que sorprendió a los empleados del lugar con su propina.

Publicidad

El consumo del cliente no fue mayor a 20 dólares. Después, pregunto cuántos empleados estaban trabajando ese día y al pagar la cuenta dejó 1.400 dólares de propina.

En la factura indicó que eran 200 dólares para cada uno de los siete empleados que se encontraban allí ese día. Además, escribió que "¡El covid apesta!".

Nailya Khametvalieva, la propietaria del lugar agradeció el gesto de David a través de sus redes sociales, donde contó que sus empleados se emocionaron hasta las lágrimas.

Publicidad

Ella dijo que era un hermoso gesto que tocó muchos corazones y ayudó muchas vidas. Por supuesto, los usuarios de las redes también elogiaron el proceder del generoso cliente. 

También aprovecharon para decir que el restaurante era uno de los mejores de la zona por sus productos y la calidad del servicio que ofrecen los empleados. Una buena razón para merecer el gesto de gratitud de David.

Una historia similar sucedió en un restaurante de Cleveland, Ohio, donde un hombre dejó una cuantiosa propina, después de tomar solo una cerveza.

Publicidad

La historia fue publicada en Facebook por Brendan Ring, dueño del establecimiento. Según su relato, el hombre dejó 3.000 dólares al mesero y le pidió que lo compartiera con sus compañeros.

Ring pensó que se trataba de un error y corrió tras el comensal para aclarar lo sucedido. Sin embargo, el hombre le confirmó que esa era la suma que deseaba dejar.

Además, le dijo que volvería en cuanto abrieran sus puertas de nuevo. El local cerraría temporalmente por segunda vez debido a la emergencia por la pandemia.

Publicidad